sábado, 30 de noviembre de 2013

Manolo Alonso, pintor, simplemente en negro



En un banco situado en la cara Norte del Casino, se ve con frecuencia a un hombre, al que la Sociedad  tiene abandonado. Se encuentra sentado en uno de los extremos de ese banco y en el suelo de la acera, se contemplan unos dibujos en color negro, sobre  folios blancos. Uno los contempla y medita sobre esos dibujos, que representan unas veces los rostros de bellas mujeres y otras,  la belleza de sus  espíritu, pero no la de sus cuerpos físicos. Entre los retratos de hombres,  unas veces los hay que sonríen y otras aparecen con un rostro serio, que parece se ha constituido en pantalla, que expone una tristeza y otras un sufrimiento, que les aqueja y  con ellos  viven  su propia vida. Hoy me he fijado en un rostro casi redondo, con  cara de  luna, con una sonrisa que da alegría al que se fija en él.  Pero los hombres y mujeres está exponiendo sus rostros, para causar admiración,  unas veces y otras para conmover los corazones de las personas que los miran, y estas al mirarlos,  parecen explorar su belleza o asustarse de sus  feos rostros o de su vejez. Algunos identifican su propio interior, con lo que descubren en los retratos de Manolo Alonso.
Alonso, apellido muy frecuente en la Montaña del Alto Aragón, donde los bearneses de Oloron y de Pau, crearon el pueblo con ese mismo nombre. Eran muy cristianos y bajaron desde el Norte de los Pirineos, hacia el Sur, donde fundaron otros pueblos, ayudaron a conquistar Zaragoza, de tal forma que en la Basílica del Pilar está enterrado un bearnés, que gobernó en Aragón. El padre de Manolo era de Jaca e igual que desde siglos van bajando muchos habitantes del Bearn hacia España, su padre bajó a Huesca capital, donde nació su hijo. Era zapatero y arreglaba zapatos y cosía abarcas a los habitantes de los pueblos. Con su padre y con su madre, acompañados por otros dos hermanos, corrieron por los pueblos de Grañén, de Almuniente y otros muchos más, para ganarse el pan nuestro de cada día. Era su padre muy religioso y esa fe en el Creador, le consoló de la muerte de sus dos hijos, siendo todavía niños. Al preguntarle a Manolo la causa de la muerte de sus pequeños hermanos, me contestó que de la gripe. Yo dudaba de que una simple gripe pudiera causar la muerte de un niño, pero  me dice que en aquellos tiempos no existían los mismos medicamentos que ahora, y yo me imagino las condiciones en que se encontrarían aquellos niños y los medios de que dispondría su padre. Luego se murió éste, del que me acuerdo, cuando nos juntábamos en la Catedral a escuchar la Santa Misa. Su padre se preocupaba de su hijo, porque veía, los problemas,  que se le plantearían a un muchacho, de escasa inteligencia y con su expresión oral, muy dificultosa. Efectivamente que el pobre Manolo, lo está pasando mal, porque cobra trescientos euros al mes, de los que paga por el piso  doscientos. ¿Por qué pienso que este hombre es escaso de inteligencia?. No lo sé, porque cree en Dios, se saluda constantemente entre los ciudadanos, que pasan por el banco, en el que se acomoda rodeado por los folios que pinta y que ofrece a los ciudadanos. Hasta hace escasos días, frente a su banco, estaban esperando los taxistas a los que necesitaban su servicio. Con ellos ¿hablaba,  o simplemente sonreía a todos y a cada uno de los taxistas, que lo saludaban?. Ahora se ha cortado la circulación de los vehículos por el Centro de la Ciudad, pero él aunque no saluda a los taxistas y éstos le hablaban a él, deposita en el suelo de la acera, sus obras de arte, para conmover a alguna persona enamorada del arte, que le compre una de sus pinturas de color negro.  No sólo compone cuadros en los que hacía figurar retratos humanos,  sino que aparecen objetos como una cafetera moderna, copiada en un algún bar del centro de la ciudad. Pero también conmueve la sensibilidad de los que contemplan sus obras de arte, como me conmovió a mí, el paisaje que obtuvo en el Castillo de San Luis. No era su obra parecida a lo que hubiera mostrado una fotografía, ni la revolución de vegetales, dibujados por uno de los llamados artistas modernos, pero conmovía mi corazón, al recordar el paisaje de una finca creada por un Barón francés, para cultivar uvas y producir vino. Allí vivió el esposo de mi hija Elena, llamado Santiago y toda su querida familia. Después, en distintas ocasiones, en el interior, contemplaba diversos cuadros pictóricos, modelos de clasicismo y al ver este dibujo de Manolo, parecía que iba a explotar mi corazón, ante aquella obra, tan próxima a Huesca capital.
Podía estar en una residencia de personas mayores, pero él, ama la libertad y prefiere, ganarse la vida con el arte, porque me dice, siempre riendo, que él es un pintor, que ama el arte, porque se fija constantemente en los rostros de las personas, en las fuentes de las calles, en los objetos de los bares, como aquella cafetera, que mostraba el otro día. ¿No le recordará esa cafetera el puchero en el que su madre, le preparaba, en otros tiempos café con leche, para alimentarlo?. En Huesca, por cualquier pasaje que recorra, encuentra ermitas, ríos y paisajes, que le proporcionan modelos para pintar sus cuadros. Parece mentira que de su figura humana, que casi no puede expresarse, diga: “Los pintores somos gente famosa, porque pintamos la Historia del Mundo, con personas, paisajes, iglesias, monumentos y toda clase de personas”.
Parece que tiene siempre presente la letra de aquel rancho americano, que dice: “Con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero”, porque me dice : a mí nadie me manda, porque yo sólo obedezco a Dios.

El mismo dice que es muy pillo, porque cuando lo invito a comer un bocadillo en un bar, hace su voluntad evaporándose rápidamente, como si no necesitara a nadie.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

“Torre San Urbez”, vieja y elegante

Bolsa de Madrid.

Me he encontrado, paseando por la carretera de Jaca, con mi amigo Pedro Capablo, hombre de cierta edad, pero inferior a la mía y es un hombre comunicativo y amable. Lo he encontrado paseando con su perra, a la que llama Lola, en medio de una copiosa lluvia, que si así continúa cayendo, sobrarán en Huesca, hasta los bomberos. Estaba parado en la puerta de una hermosa “Torre” abandonada ya hace muchos años, por su entonces joven y simpático dueño ,que creo se llamaba Jesús. Yo me hablaba con él porque como veterinario iba a visitarle alguno de los animales a los que criaba y como era simpático, me contaba su vida, diciéndome, entre otras cosas, que era montañés y que estaba soltero, al decirle que muchas mozas querrían vivir en una Torre tan elegante. Porque,  efectivamente al ver ese edificio tan atractivo, se admiraban del buen gusto de Jesús. Aun, ahora en que ascienden por alguna de sus paredes las verdes ramas de hiedra y las acarician algunos  brotes de algún arbusto que nació casualmente, una emoción estética, acompañada de tristeza, me invade el espíritu. Delante está  eternamente cerrada la  puerta, al menos así me lo parece a mí, pero en los lados y por detrás, están la tierra y las cuadras y corrales, cercados por una red metálica, a través de la cual se ve la tierra yerma y todo lo demás abandonado. Me ha aumentado la tristeza al comunicarme mi amable compañero, que le habían dicho que el buen Jesús había muerto al arrojarse dentro de un pozo. Yo me resisto a creer tanta desgracia, porque,  ¿quién iba a pensar en tan desgraciado fin como el de un suicidio, en un mozo que al hablar sólo sabía sonreír?.   Si así lo hizo,  yo no creo que fuese por falta de dinero. Pero hoy me he enterado que era un gran amigo de la Bolsa, pues en cierta ocasión, en Madrid,  a donde acudía con frecuencia le dijo al oscense Informador de dicha Bolsa, Don Juan Antonio Franco: ya sé que usted sabe mucho de la Bolsa, pero yo todavía, sé más. ¿Murió por culpa de alguna bajada de la Bolsa o por  alguna causa psicológica de otra índole, que afectase a su espíritu, que tal vez se sintiera sólo por no tener esposa ni novia, que le alegrase su vida?. Me voy haciendo viejo  o como ahora dicen, por respeto, mayor y me acuerdo de aquellos de mi edad, que ya murieron ya hace muchos años. Y pensando en la agricultura  y en la ganadería,  Jesús fue un adelantado, pero  que cesó de ejercer ambas actividades, porque tal vez, previó lo que iba a pasar con ellas. Hoy día ya no quedan “Torres” alrededor de Huesca, que estén ocupadas por hombres y mujeres que cultiven la tierra y sean felices criando animales. Entonces uno piensa: si Jesús se fue por causas psicológicas, estará allá arriba, gozando de la vida eterna, pero ¿no se marcharía porque veía venir esta época, en la que ya no quedan casi pastores, porque si alguno queda, está cobrando por cada cordero que vende unas siete mil pesetas, cuando hace treinta años se los pagaban a ocho mil?. Supongo que con el trigo cobraría más dinero  que ahora cobran los labradores, por unas cosechas, que cuestan carísimas con los precios del abono, de los nitratos y de la urea. Jesús, tú has triunfado y nos has dejado con tu “Torre”, un hermoso reuerdo. 

martes, 26 de noviembre de 2013

Documento de F. Lopez de Zamora


“Fue sacado este documento de la Audencia de Zaragoza por el Doctor, historiador, escritor y amigo mío, Julio Brioso. Salen como protagonistas en este Documento, los Infanzones o hijos de Algo de la Infanzonía aragonesa,  en primer lugar Migual López de Zamora y sus hijos José López de Zamora y Martín López de Zamora, antepasado el primero de ellos de mi abuelo materno Don Ignacio López de Zamora, muerto el año de 1910”
Juris firma Josephi López Zamora et Martín López Zamora Infantionum vicinorum loci de BANDALIÉS nobiter expediter.
“Su texto se divide en una parte latina y otra castellana. Sólo copio pequeñas partes latinas y procuro superar las dificultades del texto castellano”.
TEXTO Latino: Jusephi López Zamora et Michaelis López Zamora, cuis patris es Martini Lópes Zamora, fili dica…Michaelis  Omnium vicinorum habitator cum dicti loci de Bandaliés,…..
“De esta forma se pasa del latín al castellano”: Exponiendo tibi coram nobis, que de los principales, es lo dicho de ellos.
Escudo Lopez de Zamora en el  patio casa  Almudévar.

“ La familia de López de Zamora vivía en Bandaliés, en la actual “Casa de Vallés”, de la cual es dueño un alto Jefe de la Guardia Civil. Su abuelo fue el “Coronel Vallés”, que juzgó a los famosos republicanos Galán y García Hernandez, que quiso salvarles la vida, pero que tuvo que pagar por ello, pues durante la Guerra Civil del año 1936, le encargaron la defensa  del frente Sur de la Ciudad de Huesca, con gran peligro de su vida, y sin embargo, no fue ascendido a General, como se lo mereció por su comportamiento. Durante la Guerra Civil, entre los voluntarios  del Ejército Republicano, estaba el literato universal Orwell, que esperaba tomar café dentro de la ciudad de Huesca, pero que el valor, entre otros el del Coronel Vallés, se lo impidió. En Bandaliés se encuentra la casa de Vallés, que en tiempos ya lejanos, fue de los López de Zamora, antecesores de mi madre Victoria Zamora. El López Zamora que en ella estaba casado murió sin tener hijos, y se quedó dueña su esposa, que se volvió a casar, siendo propietaria de la casa. Esta Casa fue a parar a la posesión de los Vallés, procedentes de Castilsabás, siendo parientes con mi abuelo paterno,  don Manuel Almudévar Vallés. En la fachada Norte de la casa se encuentran varios escudos infanzones, pero no aparece el de López de Zamora.   Me acuerdo, siendo todavía un niño,  estar con mi padre y el Coronel Vallés, paseando por el Coso y tuve a su hijo de mi edad de compañero en el Colegio de San Viator. Su casa de Bandaliés, que fue de los López de Zamora, dejó de serlo cuando murió el dueño López de Zamora, sin hijos. Su esposa se volvió a casar y después de algunos años pasó la casa  a propiedad de los Vallés, Infanzones del Somontano de Huesca, no sé si por herencia o matrimonio”
(PÁGINA 3)
Ittem: Dijo que de dicho lugar de Bandaliés de por uno, cinco, diez, veinte, treinta, cuarenta, ciento y doscientos años  continuos…y más de tiempo inmemorial y antiquísimo   del cuyo  principio no ha habido, ni hay memoria de hombres en contrario hasta ahora y de presente, siempre y continuamente se han diferenciado y diferencian  los caballeros Infanzones, e  Hijos de Algo, en que no han pagado ni pagan dicho derecho de mercaderes (3-bis) a la  Abadesa y Convento de Casbas, a diferencia de las personas pecheras de Condición y Signo Servicio del mismo Lugar, los cuales siempre y continuamente, han pagado y pagan dicho derecho de maravedís y ahora, han sido y son conpellidos (impulsados) por dichas Abadesas y Convento de Casbas.  Y en que no los han obligado ni obligan, a que ninguno de dichos Hijosdalgo, hagan los oficios de guardas en el dicho Lugar, sino que antes bien,  tocándoles el turno a las Casas de los Hijosdalgos, para adelante el Servir dicho oficio. Y así mismo se han diferenciado y diferencian del mismo tiempo inmemorial,            
 “ ¡Cómo pasa la Historia por el hombre o cómo pasa éste por la Historia!. Estamos viviendo alegremente y no nos damos cuenta de que,  por ejemplo en Bandaliés, han pasado un año, cinco…veinte…ciento y doscientos años… y más de tiempo inmemorial  y antiquísimo. Aquí estoy buscando detalles de la vida de mis antepasados, pero esas cifras que relaciona  el Documento, me aclaran la sensación del escaso tiempo que vivimos, y no me aclaran el porvenir que nos espera a la Humanidad”.
( Página 4)
 arriba sentado en la común  opinión, regulación y fama de ser como han sido y son los Infanzones, Hijos de Algo de dicho Lugar, tenidos ni regulados por tales a diferencia de los hombres pecheros de condición y Signo Servicio del mismo Lugar, los cuales no han sufrido ni son en manera alguna tenidos ni regulados por mí, luego personas de condición y Signo Servicio. En los cuales casos y no en no ver  algunos, se han diferenciado y diferencian por todo  el sobre dicho bien por arriba, he citado  los caballeros Infanzones e Hijos de Algo de los hombres de condición y son de Signo Servicio de dicho Lugar.
“Revisando aquel pasado, se da uno cuenta de la separación de clase que guardaban entre los Infanzones e Hijos de Algo y las personas de Signo Servicio. ¡Cómo se ve la diferencia entre los Infanzones e Hijos de Algo ,hombres de condición y los pecheros, que por lo visto eran los que tenían la obligación de dar el “pecho”, también llamados hombres de Signo Servicio!. El que redactó este trabajo de La familia López de Zamora, dice que en uno, cinco, diez, veinte……y más de tiempo inmemorial y antiquísimo, siempre se han diferenciado los caballeros Infanzones e Hijosdalgo,  de las personas pecheras de condición y Signo Servicio, que siempre han pagado derechos de maravedís  al Convento de Casbas, que gobernaba la situación de Infanzones y Pecheros o de Signo Servicio. Si, en las distintas épocas de la vida, siempre se ha dividido la Humanidad en clases, unas con ventaja y otras de Servicio a los demás. ¡Cómo el dinero siempre ha creado las clases y ahora vemos como unos poseen dinero y viven y a veces, abusa de los que no lo tienen!”.
(4-Bis) TODO lo cual ha sido y es  público, manifiesto y notorio. Y los que hoy viven, así lo han visto y lo mismo han oído decir y afirmar a otros sus mayores y más antiguos que ellos, ya difuntos los que les decían y afirmaban  ellos en que tiempos así haberlo  visto y haberlo oído  a dichos más antiguos  y  viejos, que ellos ya difuntos que decían y afirmaban lo mismo sin jamás ni en tiempo alguno, los unos ni los otros en que tiempos respectivamente haber visto y oído    ni entendido cosa alguna en contrario de lo arriba dicho.    Y  tal de ello de sesenta años  continuos y más hasta de  presente continuamente ha sido, fue,   era y es la Voz común y fama pública en dicho  Lugar de Bandaliés.

PÁGINA 5.

ITTEM: DIJO dicho Procurador que el dicho Miguel López Zamora por todo el tiempo de su vida  iba a usar y de presente, siempre y continuamente ha sido y es INFANZÓN ,e, Hijo de Algo notorio y de tales por recta línea masculina y no cediente y como tal ha estado y está en derecho y posesión de su Infanzonía ,e, Hidalguía gozando como abogado y goza con su persona y bienes y familia de todos y cada uno de esos fueros, privilegios,  exenciones y libertades que los demás notorios Hijos de Algo de dicho Lugar de Bandaliés, han acostumbrado  y acostumbran gozar. Y sin pagar pechas  (5-bis)   ni contribuir, como no han pagado ni apechado ni contribuido  pechas, maravedís ni otras cargas algunas Reales, dominicales ni vecinales, que los hombres pecheros de Condición y Signo, Servicio  del presente Reino y dicho Lugar han acostumbrado y acostumbran  pagar pechas y contribución sino tan solamente en aquellos casos y cosas en que los notorios Infanzones, e, hijos de Algo de este Reyno y de dicho lugar de Bandaliés, acostumbran y deben pagar. Y en tal dicho  uso  y posesión pacífica de  dicha su Infanzonía, e, Hidalguía ha estado y está el dicho Miguel Zamora López  por todo el sobredicho tiempo,   
(PÁGINA 6)  
Continua  y continuamente públicado, es fría y quieta y sin contradicción de persona alguna, con ciencia, tolerancia  y aprobación de la Magestad Católica del Rey nuestro Señor y de sus abogados y procuradores reales, de las Abadesas,  monjas y Convento de Casbas, Señores temporales de dicho Lugar de Bandaliés y de sus oficiales y ministros y de los Jurados, Concejo y Universidad de dicho Lugar y de los demás que ver y hacer lo que  han querido. Todo lo cual ha sido y es público,  manifiesto y notorio y de ello la Voz común y fama pública en  dicho Lugar de Bandaliés como consta. Ittem: Dixo dicho procurador que del legítimo  (6-  bis) matrimonio que dicho Miguel López Zamora contrajo con Paciencia de Bara, su primera mujer tuvo y procreó un hijo legítimo y Natural, a , Martín López Zamora y del segundo matrimonio legítimo que contrajo con Anastasia Citad, su segunda mujer tuvo y procreó en hijo suyo, legítimo y natural a Jusephe López Zamora , a aquellos como hijos suyos legítimos y naturales, respectivamente, teniendo, criando y alimentando y aquellos y cada uno de ellos ,a dichos sus padres respective, obedeciendo y respetando y por padre e hijos legítimos y naturales han sido   y son respectivamente  
 (PAGINA 7)
tenidos  y reputados de todos los que los conocen y de ellos y de lo sobredicho han tenido y tienen noticia y tal de ello ha sido  y es la Voz común y fama pública en dicho Lugar de Bandaliés y otras partes. ITTEM  dijo dicho procurador que los dichos  Martín López Zamora y Iusephe Lopez Zamora, hijos del dicho MIGUEL LÓPEZ ZAMORA, han sido y son hombres mozos, libres y por casar de tal manera, que hasta ahora y de presente, aquellos y  el otro  de ellos, se han estado y están sin contraer matrimonio y por tales han sido y son tenidos y reputados pública y comúnmente y de ello ha sido y es la Voz común y fama (7 bis) pública en el Lugar de Bandaliés y otras partes. ITTEM Dijo que aunque  siendo así lo sobre dicho, comparto no proceda ni ha lugar eso, no obstante como   uno   de los dichos firmantes, ha llegado que Vuestras Señorías y demás de parte de arriba nombrados y cada uno de por Sí, Quieren y entienden impedir a los firmantes en el derecho , uso y gozo de  dichas sus Infanzonías contra Fuero, Justicia y Razón de que se querelle otro si la firma de derecho conforme a fuero en cualquier caso a lugar exceptados,( excluidos) algunos de los cuales, el presente no es. Por tanto dicho  procurador en dicho nombre ha firmado ante nosotros y en la presente Corte de estar a derecho             (PAGINA 8), (continúa en la segunda parte de Página 8)   
              
“El primero de los López de Zamora, que aparece en la Infanzonía y que vivió en Bandaliés, fue MIGUEL LÓPEZ DE  ZAMORA y fue padre de sus dos hijos Martín López de Zamora y de Iusephe López de Zamora, que  firmaron el DOCUMENTO DE  LA FAMILA LÓPEZ de ZAMORA, con fecha “decimonona mensis  Decembris anno Domini MILLE SEXCENTES NONAGESIMO( 1690), como pone  en la nota ARBOL GENEALÓGICO,escrita por Mosen Manuel Aznarez LÓPEZ de ZAMORA,  Párroco de San Julián de Banzo. Mi madre Victoria Zamora Lafarga con su hermana Eugenia, sobrinas de Mosen Manuel Aznarez López de Zamora, pasaban temporadas de verano en la Abadía, donde vivía su tío y se conservan algunas  fotografías.Martín, era el heredero del patrimonio, pero renunció su posesión  a favor de su hermano Iusephe,  ya convertido en José, como está escrito en la Escritura que se preparó en 1818.
JOSÉ LÓPEZ de ZAMORA, se casó en Huesca con Mauricia BERRIDE y tuvieron a JOSÉ LÓPEZ DE ZAMORA, Presbítero y heredero de los bienes de su padre, después vino al mundo TOMÁS LÓPEZ DE Zamora, que se casó con Teresa Bara, después vino ROMUALDO LÓPEZ DE ZAMORA,  casado con Cándida Garro y por fin, JOSEFA LÓPEZ DE ZAMORA, se casó con MIGUEL DE AZARA y tuvieron una hija, llamada Josefa AZARA LÓPEZ DE ZAMORA, heredera de los bienes de sus padres y casada con Don Ramón Castillo.  
 Tomás López de Zamora, tuvo un hijo llamado Don Victoriano López de Zamora, único heredero de los bienes de su padre y que murió sin hijos.
FRANCISCO LÓPEZ de ZAMORA y GARRO se casó con Manuela Altaoja y fue heredero de los bienes de su padre. Tuvieron un hijo, llamado RAFAEL LÓPEZ de ZAMORA, que se casó con Manuela Coronas.  Fue su hijo Fernando LÓPEZ de ZAMORA, casado con Doña Carlota Casanova y tuvieron un hijo llamado EUSEBIO LÓPEZ de ZAMORA que se casó con doña Martina BLASCO. Tuvieron como hijo a mi abuelo Don IGNACIO LÓPEZ DE ZAMORA BLASCO, que se casó con mi abuela Doña AGUSTINA LAFARGA, que se quedó viuda en el año de 1917, y ella murió el año 1956 o 57. El año de 1936, al llegar a Siétamo la Guerra Civil en 1936, nos recogió en su piso de Huesca a mis padres y a los seis hermanos María Victoria, Manuel, María, yo Ignacio, y a mis hermanos pequeños Luis y Jesús. Mi madre VICTORIA ZAMORA LAFARGA, nació el 29 de Febrero de 1900 y murió a los cuarenta y tres años”.
JOSÉ LÓPEZ DE ZAMORA, antepasado de los López de Zamora, en unión de MAURICIA BERRIDE, tuvieron entre sus hijos al oscense Romualdo, que a sus veintiséis años, ya casado, con su oficio de alpargatero y esparteñero, fue llamado a declarar en el proceso de beatificación de su tía , la Madre Berride, hermana de su madre y como está escrito en un documento , que se conserva en el Obispado de Huesca,”que conoció y trató frecuentemente a la Sieva de Dios Sor Josefa Berride,desde que tuvo uso de razón con el motivo de haber sido tía suya, hermana de su madre”.
 Página 8
y hacer entero cumplimiento de derecho y de Justicia a cuantos de el dicho principal firmante por razón de lo arriba dicho ,tuvieren queja.  Y por el mismo procurador, conducida instancia que nos ha sido requerido que a Vuestras Señorías y demás   de parte de arriba nombrados y cada uno de por sí, sobre esto pensásemos ,e, intuición hiciésemos, por lo cual ,de parte de la Magestad, Católica del Rey, nuestro Señor a vuestras Señorías y además de parte de arriba nombrados y a cada uno de por sí, Decimos y por tener de los presentes de Consejo de los de más Ilustres Señores Lugartenientes de dicha Corte  (8- Bis) nuestros colegas y compañeros inhibimos que de sus meros oficios ni a oferta instancia de Universidad ni persona alguna de este Reino no compellan (impulsen) a los de dichos firmantes a que paguen Peaje, Centaje, Leida,  Maravedí, Libra, hecha, ni otra carga alguna de regalía de su Magestad, Vecinal ni compartimientos algunos que las personas de condición y Signo Servicio deben, sino favorablemente aquellos y aquellas que los Infanzones, e, Hijos de Algo del presente Reyno acostumbran pagar, ni deudas algunas concejiles ni por ellas les vejen sus personas sino estando obligados
(PÁGINA 9)
  en ellas tácita o expresamente y siendo hechas antes de los fueros del año MIL SEISCIENTOS Y VEINTE y SEIS, ni por las hechas ni que se harán por dichos firmantes después de dichos fueros de dicho año MIL SEISCIENTOS VEINTE y SEIS, NO PRENDAN SUS PERSONAS  ni presas las detengan, ni ejecuten sus armas, camas ni caballos, sino en los casos por fuero permitidos ni les compellan a Servir  Oficios Serviles sino los que los HIJOS DE ALGO acostumbran Servir ni a tener ni alojar soldados en sus casas, ni para ellos les tomen sus casas ni cabalgaduras ni el ir a la Guerra.
“En aquellos tiempos, como dice la Página 9, en la que nos encontramos, se hacían Fueros del año MIL SEISCIENTOS VEINTISEIS,en los que pone que no se prendan sus personas, ni presas las detengan, ni ejecuten sus armas, camas ni caballos, sino en los casos por Fuero permitidos, ni les compellan a SERVIR OFICIOS  SERVILES, sino los que los Hijosdalgo acostumbran Servir, ni a tener ni alojar soldados en sus casas , ni para ellos les tomen sus casas ni cabalgaduras, Ni EN  IR  A LA GUERRA. Esta situación, a continuación de la Expulsión de los Moriscos, dibuja una España en que la igualdad no existía. Mucho más tarde, en la Guerra de Cuba, ¡cuántos Almudévares en la zona de Sieso y de Casbas, tuvieron que ir a luchar en esa Guerra, muriendo muchos de ellos!, en tanto los Almudévar Infanzones, no tenían que ir a combatir. Tenían que pagar cierta cantidad de dinero, en que la Nación lo necesitaba, pero esto separaba a los hombres,  unos de otros. En Casbas desaparecieron los Infanzones de Almudévar,  pero todavía quedan pecheros de la misma sangre que aquellos. La Nación practicaba el materialismo del  dinero y anteponían su obtención a la igualdad de sus ciudadanos. Valía más el dinero que las vidas de los ciudadanos. En el pueblo de Arbaniés vivía una familia de los Azara, que había subido de  Casa Azara- Almudévar de Siétamo y cuando les pidieron el dinero que tenían que pagar para conservar su infanzonía, no lo tenían, porque aquel año se les apedreó la cosecha y como pasaban apuros para mantener a seis hijas, no podían pagar. Les aumentaron el plazo para que pagasen, pero estuvieron a punto de perder las ventajas,  que les ofrecía la Infanzonía. La doctora Ana Calvo de Coscullano es pariente de  la hija de tal casa y en la suya de Coscullano, se exhibe un escudo de piedra, que todavía conserva bonitos colores. Hace ya muchos años que pasaron estas cosas, pero no se han diferenciado los apuros que causaba el dinero, en aquellos tiempos ya olvidados,  con los que están ahogando ahora a gran parte del pueblo español. En aquellos tiempos, como ahora el Bien y el Mal, luchaban en la sociedad y los ciudadanos morían y unos subían al Cielo y otros bajaban al Infierno y van pasando las generaciones y siguen luchando en la vida, el Bien y el Mal. A continuación en la señal (9-Bis), está escrito algo sobre la prisión de las personas y de las vejaciones que tenían que sufrir”.
( 9- Bis) Ni tampoco  esfuerzos de la Facultad  que tienen las Universidades por los fueros de Mil seiscientos y cuarenta y seis de compeler (impulsar) ir a las Guerras, no les obliguen a los firmantes a que vayan ni por no ir, fuera de los Casos por fuero permitidos,  no prendan sus personas ni les vejen en ellas, ni en sus bienes ni en busca de cualquiere  estatutos, excepto los tocantes a la política de cualquiere Universidad del presente REYNO , en los cuales no hubieran intervenido ,o, consentido los firmantes, o , expresamente no puedan sus personas ni les hagan procesos Civiles ni criminales , ni mandamientos algunos desaforados ni los hechos los pongan en ejecución ni desavecinen 
 (PAGINA 10) 
 desaforadamente de la Ciudad, Villa, o, Lugar del presente REYNO, donde dichos firmantes nacieren, ni les destrocen, destruyan ni dañaran sus bienes muebles ni sitios ni en los  lugares de Señorío del presente REYNO, los acusen ni hagan procesos criminales ni en fuera de ellos prendan sus personas sino  en fragancia o con apellido legítimo y haga remitir sin dilación alguna a la presente Corte, o sea la  audiencia de este REYNO, según fuero ni de las Casas, palacios donde vinieren los firmantes, no los saquen a algunas personas so color   (10-BIS)   de cualquiere  delitos ,o, deudas fuera de los casos por fueros permitidos, ni les impidan para cierto día de sus casas ni les impidan para cierto día de sus casos, ni defensión de super penas y llenar y llevar dichos firmantes, armas ofensivas y ,como las espadas, dagas, montantes, puñales y estoques, cembanas y de los broqueles, crecepelos y espaldares, sacos, cueros de ante, armillas, grabas, guantes y greguerías de malla o  greguescillos de malla y de hierro yendo y viniendo de camino y a sus heredades dentro y fuera de poblado, arcabuces y pedernales de cuatro palmos de la medida de este Reyno.
“Este comentario sobre las armas, como instrumentos ofensivos o defensivos, parece aludir al derecho de los Infanzones de defenderse contra posibles ataques por parte de bandoleros o guerrilleros, y también para defender a los pecheros de dichos ataques a sus personas y a sus animales, como los caballos y mulas, cuya pérdida arruinaría su producción en el campo. Y al nombrar tal cantidad de esas armas, parece dar a los Infanzones enseñanzas sobre el uso de las mismas. En este Documento de la Familia López de Zamora  cita los broqueles, que  son pequeños escudos, redondos y de acero, las greguerías de malla son redes metálicas, para proteger distintas partes del cuerpo. Las grevas eran piezas para cubrir y defender las piernas de los caballeros, en tanto los espaldares protegían los hombros, espaldas y clavículas. Los montantes eran espadas, que portaban los caballeros cuando montaban a caballo y las manejaban con las dos manos. Habla también,  además de las armas corrientes en aquellos tiempos, de los cueros de ante, de los sacos, crecepelos y montantes, que eran grandes espuelas para montar con facilidad. ¡ Cómo en aquellos tiempos , igual que otros pasados hace siglos y actualmente, los hombres piensan en el amor  y en la guerra, que atacaba y defendía no sólo el Bien , sino también el Mal!.  En 1647, cuando los Infanzones López de Zamora, caminaban por Bandaliés, Ayera  y Huesca, Juan Chumacero, presidente del Consejo Real, cuando el pan iba disminuyendo en Madrid, le decía a Felipe IV que se veía venir  algún “arrojamiento”, “porque el hambre a ninguno respeta”. Se habla en este Documento de la Familia López de Zamora, del “desvecinamiento” de los pueblos, cosa que está ocurriendo ahora, pues los pueblos se están quedando sin vecinos, y las catástrofes meteorológicas se daban por todo el mundo en aquellos años de mil seiscientos y pico. Pero hemos visto como las armas, eran abundantes entre la población, pero no las armas de fuego, que empezaron a salir en manos de los bandoleros,   con sus trabucos y también en manos de personas como Trabuco de Siétamo. Llegaron esas armas de fuego a causar destrucciones en las ciudades y en los pueblos, pero en el siglo XVII, los López de Zamora, se encontraban solos con las espadas, dagas,  grevas y espaldares. Pero las armas fueron también evolucionando y al llegar el año de 1936, todo el Somontano se llenó de armas de fuego, pues se veían cañones en la alto del Monasterio de Montearagón y en los pueblos, como Siétamo , se caminaba sobre las ruinas del Castillo del Conde de Aranda y sobre las más modestas de casi todos los ciudadanos de esta Villa. Al poco tiempo ya se lanzaron sobre las ciudades con todos sus habitantes,bombas atómicas, como en Nagasaki.Siempre ha habido personas que no han amado la Guerra,como la Madre Berride. Mientra la sociedad luchaba por los intereses, la Madre Berride, visitaba al Santo Cristo en la Catedral de Huesca, acudía al templo que todavía se conserva,  al lado del edificio del Hospicio,  hoy Universidad de Huesca. Cogía flores en sus alrededores y se los  llevaba a un Niño Jesús, que era venerado en dicho templo. No tenía dinero,  pero ayudaba cuando podía a sus sobrinos que en aquellos viejos tiempos, ya viajaban andando a Barcelona para comerciar. Pasaban el río Cinca, que carecía casi de puentes y sus sobrinos alpargateros y esparteñeros, tenían que pasar la corriente nadando, En los escritos del Obispado se ve como en cierta ocasión, casi se ahogaron. Sus sobinos atribuían su salvación a unas medallas que portaban y que les había proporcionado su tía la MADRE BERRIDE”.      

  
Madre Berride

 (Página 11)
  Siempre que les pareciere y sin pena alguna y no prohíban ni impidan a persona alguna el conducirse a trabajar con dichos firmantes y que no les compren vino ni otras mercaderías permitidas ni que no les vayan a trabajar sus heredades y que no les  aren campos ni muelan en sus molinos ni vendan carnes ni les denieguen otros comercios ni mantenimiento, pagando los precios justos, que los demás Infanzones acostumbran pagar ni  les veden fuegos ,aguas, pescas, leñas y de espacios necesarios para que aquellos, que los vecinos de la Ciudad,Villas o Lugares donde habitaren los dichos firmantes han podido gozar y que no les guarden sus ganados ni tomen   (11,bis)  aberraje ni arrendamiento de heredades y Bienes, Sitios ni les deje que en guardas,  ni asociadores para custodia de sus heredades y daños que hubiese en ellas, ni el tener hornos en sus casas para cocer pan para su servicio ni les vejen ,molesten ni inquieten en sus personas, ni bienes muebles ni sitios de dichos firmantes en el derecho, uso y gozo de las dichas  su Infanzonía ,e, Hidalguías ni en cosa alguna de las sobredichas ni en las demás  que según fuero del presente Reyno de Aragón, usos y costumbres del que den y deben gozar. Y SI ALGO contra  tener de lo arriba dicho lo hubieren hecho,  o, mandado hacer todo aquello luego y al punto 
(Página12)
 lo revoquen  y anulen, revocar y anular, hagan y manden y supriman  y debido estado ,lo restituyan y reduzcan, o, si  penas ,o, ejecuciones, algunas hubieren sido hechas o se hicieren contra las personas y bienes y derechos de los dichos firmantes, aquellas luego al punto se las restituyan, o, a lo menos al enfado se las den y entreguen debidamente y según fuero, o, si razones algunas tuvieren que  dar,  porque lo arriba dicho no proceda ni se deba hacer aquellas. V.excelencia  y Señorías de dicho gobierno de dicho tiempo detenidas y los demás de parte de arriba nombrados y cada uno de por sí  de dicho tiempo de diez días, contaderos del  día  de la rutina, prolificarían (12- Bis)  de los presentes en adelante, procurador o procuradores, que  legítimos las vengan a dar y den ante nos y en la presente Corte y a la hora de su celebración, el cual término preciso y perentorio les asignamos, y aquel pasado no cumplido con el tenor de lo arriba dicho procederemos y mandaremos proceder como por fuero ,derecho, justicia y Razón se demore y en el entretanto que sucediere, indeciso el conocimiento de las cosas arriba dichas, procederemos y mandaremos proceder como por Fuero,Derecho,Justicia y Razón ,se demore. Y  en el entretanto que sucediere, indeciso el conocimiento de las cosas arriba dichas no inmolen ni innovar hagan ni manden cosa alguna desaforada ni perjudicial contra dichos firmantes
“El linaje de los López de Zamora, estuvo asentado en el pequeño pueblo de Zamora, que luego pasó a ser una pardina, o simpemente una sola finca. Se encontraba en la Sierra de Guara, entre Used y Bara y de allí salieron ramas que fueron a Huesca, a Coscullano y a Arbaniés. Salieron muchas ramas de Zamoras, porque en Huesca se encuentran muchos Zamoras y muchos López de Zamora. Mi abuelo Don Ignacio López de Zamora, abandonó el Lopez, siendo Diputado de Huesca, pero aparte de los documentos que lo proclaman López de Zamora, siempre se ha guardado en casa, una hoja de cuaderno de cuando Ignacio iba a la Escuela. En ella hay un escrito de lengua francesa y su nombre, que él mismo firmó elegantemente el año de mil ochocientos sesenta y siete.

  Fue muy abundante el número de Zamoras en la provincia de Huesca, pues además proliferaron en el Pais Vasco. Todavía quedan Zamoras que abandonaron el López de, como Paz Zamora de Coscullano, que en escrituras antiguas, se  reconoce el apellido López de Zamora. En Bierge se encuentra la Casa de López de Zamora, con el mismo escudo que el que yo poseo en mi casa de Siétamo y que siempre se ha reconocido su parentesco. El escudo que está en el patio de mi casa de Siétamo, me lo dio Otal de Ola, procedente de una casa, ya ruinosa,  que él compró para hacer un huerto. Queda hacia el Este un arco de piedras, que sostenían la puerta de la Casa de López de Zamora de Ola. 

  
 Mi abuelo Ignacio López de Zamora,tenía estudios de abogado , porque quedaron en casa, numerosos libros de Derecho y fue Diputado Provincial con ,Antes de casarse vivió con su tío Don Benito Zamora y Coronas, que murió en enero del año de 1891 y falleció a los setenta y siete años de edad.Fue Fraile Carmelita, que tuvo que salir del convento con la Desamortización de Mendizábal.Después de hacer vida conventual durante muchos años, ejerció su sagrado ministerio en el Santuario de San Cosme y San Damián,ejerció de ura parroquial en diversos pueblos y fue a terminar su vida con su sobrino Don Ignacio Zamora Blasco. Se puede observar como tío y sobrino dejaron a un lado el apellidos López de Zamora, para convertirlo simplemente en ZAMORA. A mi abuelo materno no lo conocimos sus nietos, porque murió con sus dos hijas pequeñas, a saber mi madre Victoria  y mi tía Eugenia, en cuya casa ,se encuentra un Cristo, al que veneraba la Madre Berride. Ya se había muerto un hijo del   que mi abuela contaba cómo su padre Ignacio Zamora, lo animaba, para que siguiera viviendo. Participó en las obras de la Diputación Provincial y he encontrado una carta dirigida por el famoso Presidente  de la Diputación, Don Manuel Batalla a mi abuela Agustina Lafarga Mériz, viuda de Zamora,  en la que le dice que ha merecido un reconocimiento  muy sincero de la Diputación, por el material que facilitaría las operaciones quirúrgicas que hay que hacer a los que acuden al Hospital. Esta carta está fechada en 1917.

Se preocupaba Don Ignacio López de Zamora del Santuario de San Cosme y San Damián, donde su tío el Primeramente Fraile Carmelita Descalzo, dirigió el culto de este Santuario, durante treinta años, pero lo que le preocupaba era la salud del pueblo, como demostró entregando al Hospital de Huesca ,instrumentos para salva r la vida de muchos oscenses.



Vigesimo nono mensis Novenbris anno Domini Millesimo sexcentésimo Sexagesimo Sexto (1666)
Ante Josephus Pérez de Hecho, zaragozano y procurador legítimo, Josephi López  Zamora y Martini López Zamora, firman como Infanzones e hijosdalgo.
“Los dichos Josephi López Zamora y Martini López Zamora, vicinorum loci de Bandaliés, firman su compromiso de Infanzones o Hijosdalgo”
Firman los Notarios Sepúlveda y  Manuel Cuello.
Día “decima nona mensis Decembris anno Domini Mile Sexcentesimo Nonagesimo”(1690)
  
En la Iglesia Parroquial de Santa María del Lugar de Bandaliés en trece días del mes de enero de mil setecientos veintisiete, yo, Mosen Pedro Catalán, Retor de dicho Lugar, bapticé un niño que  nació día doce de dicho mes, hijo legítimo de Thomás López de Zamora  y Theresa Vara (Barak),naturales el Padre de la Ciudad de Huesca y la Madre del Lugar de Ayera, y Parroquianos de esta Parroquia y le fueron puestos por Nombres Thomás Victorián Romaldo y fueron sus padrinos que lo tuvieron Romaldo Zamora, casado y Josepha Zamora, viuda, naturales los dos de la Ciudad de Huesca y residentes en dicha ciudad y les advertí el Parentesco espiritual y la obligación que tienen de enseñar al bautizado lo que debe saber para ser buen cristiano.

Mosen Pedro Catalán, Retor

Del Libro de Bautizados de la Iglesia del Lugar de Bandaliés. Esta partida está fielmente copiada y para que conste donde convenga. Lo firmo en Bandaliés a veintiuno de Diciembre de 1770.
Inss. Pedro López de Pedruel, Rector.
Certifico yo Mosen Joseph Abós ,que de Castilsabás y su Anejo Ayera, que habiendo registrado el Libro de Casados del Lugar de Ayera, entre otras partidas hallé una del tenor siguiente: En ocho de enero del año mil siete cientos diez y nueve, se echaron tal manifestación en la Iglesia Parroquial de Ayera al tiempo del ofertorio de la Misa conventual del matrimonio que esperaba contraer de Thomás López Zamora y Ricarda Mancebo, hijo legítimo y natural de Iusephe López Zamora  y de Mauricia Berride, vecinos de la ciudad de Huesca y de Teresa Vara(Bara), doncella hija legítima y natural de Melchor de Bara y de María Bara ,vecinos de Huesca y la amonestaciones se echaron en las Festividades próximas pasadas y no habiendo impedimento alguno que impidiere  el matrimonio, el Reverendo Padre D.Martín de San Miguel Carmelita Descalzo con mi licencia y habida relación de Mosen MIGUEL BERRIDE, Parroco de San Lorenzo de Huesca por la parte  de Jaca al contrayente pasó a desposar y desposó por palabras de presente como lo manda el Concilio a los arriba nombrados, siendo testigos Mosen Miguel López Zamora Retor de Santa Eulalia Martín de Barrio , y por constarme haberlo visto , lo firmo
El V. Joseph Lópex Zamora y Berride
Certifico como dicha partida concuerda con su original al que me remito. Y por ser verdad lo firmo en Castilsabás en veinte y siete de Diciembre del año Mil setecientos y setenta.
Mosen Joseph Abós.
Et abajo firmado, cura de la Real y Parroquial Iglesia del   Martir San Lorenzo de la ciudad de Huesca: Certifico que en el Libro de Bautizados de la dicha y al fal. 178,  entre otras partidas se halla al siguiente, en seis de Marzo de mil seis cientos noventa y uno ,bauticé yo Mosen Joseph Bover Vicario de San Lorenzo de Huesca, a Lorenzo Thomás, Gerónimo López de Zamora, hijo de Joseph LÓPEZ DE ZAMORA  y MAURICIA BERRIDE conyuges; fueron Padrinos Jerónimo del Verde y Orosia Trexia que y para que conste donde convenga doy la presente firmada de mi mano y sellada con el sello de mi oficio.
Huesca y Agosto a 21 de 1762- Dotor José Lasierra  Vicario-Lugar del sello.


"La vida es un juego en el que entramos los hombres y mujeres y nos hace aparecer el tiempo en ella y más tarde desaparecer. Tenemos unos nombres y unos apellidos que nos los impone la Historia y a veces, nosotros mismos nos regodeamos con ellos y otras nos los quitamos o los resumimos. Como hizo con su apellido, mi abuelo Don Ignacio López de Zamora, que en el Colegio, así lo escribía y más tarde, lo resumió, dejándolo en Ignacio Zamora. Ahora está en el Cementerio de Huesca, junto con su esposa Agustina Lafarga Mériz y a sus lados descansan eternamente, mi Tía Rosa Lafarga Mériz y mi hermana mayor, Maria Victoria Almudévar Zamora, que añoraba para descansar eternamente, un lugar al lado de su querida Abuela". 

lunes, 25 de noviembre de 2013

Síntesis del mundo material con el mental o espiritual




El hombre en su evolución, ante la  autointerrogación  de su procedencia, intuyó  que había sido creado por un Ser Supremo, es decir por Dios. Al principio no se aclaraba  si el mundo era gobernado por un Dios o por una multitud  de ellos, pero   pronto empezó a levantar pagodas, los templos de Karnak y de Luxor,  la acrópolis de Atenas, los templos de los dioses romanos y los de Méjico y de Perú, siguiendo por los templos monoteístas, como el  de Jerusalén, las sinagogas que se encuentran en cualquier lugar de España, como yo he visto tres en Huesca capital, que serían construidas en el siglo XV,   y  ha seguido levantando sinagogas por el mundo,  catedrales e iglesias en el mundo cristiano y más tarde las mezquitas en el musulmán.
La evolución es larga para el hombre, porque el tiempo y el espacio se conocen con el Big-Ban,      ya que  antes de la Creación, para el Señor, no había pasado ni futuro, sino que todo estaba presente. El químico Mendeleief decía que el petróleo se formó por la acción del agua, dentro de la tierra, donde estaban los carburos metálicos. El petróleo tiene propiedades comunes con la composición de los seres vivos, al formarse de un modo semejante  al  de la materia orgánica, con que se generaron esos seres vivos. El hombre se ha dado cuenta del paso que hace el Creador de la materia al espíritu. Y podemos contemplar el paso contrario, es decir del espíritu al cuerpo de Jesús, convertido en hombre material y espiritual, sin dejar de ser Hijo de Dios. La mente humana se queda admirada de ver la materia y sentir el espíritu y yo no puedo menos que acordarme de la oración al Espíritu Santo, que reza así: “Envía Señor tu Espíritu y todas las cosas serán creadas y renovarás la faz de la Tierra”. Aquellos hombres que en esos tiempos en que se iban escribiendo los textos del Antiguo Testamento, levantaban templos al Creador y pensaban no sólo que Dios había creado el Cosmos, sino que tenían fe en que todas las cosas serían creadas. Y veían la necesidad de que se renovara la faz de la Tierra. Rezando esa oración, se da uno cuenta de que estamos los hombres en evolución.
El hombre está evolucionando, y  si no ve todos los problemas claros, los intuye. Es el hombre la síntesis de la materia y del espíritu. Su cuerpo es material y es una situación evidente, pero el espíritu o el alma necesita una demostración para ser reconocida esa parte espiritual del hombre, que tiene la capacidad de razonar, de enjuiciar y de abstraer, pues la materia no es capaz de tales acciones. Se deduce claramente que el alma no es cuerpo, pero ambos forman al hombre. Hay una síntesis de alma y cuerpo. El alma es un principio o causa de vida.
En 1966, René Maheu, director general de la UNESCO, en el simposio  titulado  ”Ciencia y Síntesis”, dijo que la obra de Einstein y la de Teilhard, cada una  en su forma, son los dos sistemas de conocimientos más densos y más extensos que se han realizado en la humanidad. Su capacidad de síntesis ha sido enorme en el campo de la ciencia, pues la síntesis jamás se ha hecho tan consciente como en la cabeza de estos dos investigadores. Los escritos de Teilhard de Chardin se difundieron de una forma sorprendente, pero en el año 1970, desaparecieron de las editoriales y librerías. A todas las discusiones contradictorias de las teorías de Teilhard, le han sucedido las observaciones sobre el fenómeno humano. Si la teoría de síntesis de Teilhard es una hipótesis, resulta que atrae las ideas del catolicismo, el capitalismo  o el marxismo, haciendo de la teoría de la evolución, una “complementariedad y una convergencia”, que son atraídas y consideradas por todas las ideas citadas.
Renovar la faz de la Tierra ha sido la intención de aquellos hombres que han buscado la igualdad entre todos ellos y gocen de bienestar; han pasado por el mundo caudillos como Alejandro Magno, emperadores romanos,  unos beneficiosos pero otros tiránicos. Y  “vino Cristo al Mundo y los suyos no le conocieron”. El hombre se había dado cuenta de la necesidad de que se renovara la faz de la Tierra y  el Señor, para alcanzar tal fin,  envió a su Hijo, con lo que demostraba que amaba a los hombres creados por su poder y hemos visto como Cristo fue un hombre de dolores, que sufrió el insulto de sus verdugos, hasta que murió en la Cruz. El hombre  va desarrollando su cuerpo y su mente por medio de la Evolución y Teilhard de Chardin, hizo la enorme reflexión  de que es  “Cristo el  evolucionador,  el Cristo motor de la evolución, es decir, el Cristo resucitado en su función cósmica”.  “Vino Cristo al mundo y los suyos no le reconocieron”, igual que a Einstein cuando propuso prohibir las bombas atómicas, no le hicieron caso y cuando propuso ideas sobre un campo unificado, fueron criticadas por los científicos. O cuando Teilhard pretendió compaginar la educación para la evolución soñó con una administración, que favoreciera la cooperación internacional universal para humanizar, por medio de la evolución,  la  vida de los hombres, vio como se restringían sus ideas de desarrollo de la humanidad, simplemente por ser aristócrata y jesuita.
Teilhard basa sus teorías en la Síntesis y en la Hiperfísica. En “El fenómeno humano” sintetiza el mundo físico y material con el mundo mental y espiritual. Considera el pasado del hombre y aspira con la evolución, a desarrollar su futuro. La  hiperfísica está basada en las ciencias naturales, pues se deriva de las  teorías científicas conocidas por la ciencia, entre las que se encuentra la teoría de la evolución. Pero mira más adelante con la consciencia que le hace observar el interior de las cosas y la complejidad del exterior. Hace una síntesis científica y filosófica al mismo tiempo.  Los problemas de la materia son más fáciles de comprender que los del espíritu e incluso es difícil separarlos uno de otro, como cuando se medita sobre la fórmula de Einstein E= m. c², parecen unirse la materia y la energía, que son de la misma naturaleza, de tal forma que algunos identifican el espíritu, con la síntesis de la materia y la energía. La  materia y la energía ni se crean ni se destruyen, simplemente se transforman.
Estos primeros días del mes de diciembre de 2010, he estado meditando sobre Teilhard de Chardin y estas meditaciones se las he debido a mi compañero Veterinario Ignacio Escalona. Es éste un sabio, un hombre preocupado por la justicia y el bienestar de las personas, como ha demostrado en los años en que fue Alcalde de la Villa de Grañén. Me envió un escrito titulado “Antigüedad y Cristianismo”, que movió mi mente a pensar en la evolución. Es que este sabio Ignacio Escalona, siente como sentía Einstein que “la más bella y profunda emoción que nos es dado sentir es la sensación de lo místico. Ella es la que genera la verdadera ciencia. El hombre que desconoce esa emoción, que es incapaz de maravillarse y sentir el encanto y el asombro está prácticamente muerto. Saber aquello que para nosotros es impenetrable, realmente existe, que se manifiesta, como la más alta sabiduría y la más radiante belleza, sobre la cual nuestras embotadas facultades sólo pueden comprender en sus formas más primitivas”. Estos pensamientos nos religan con el Creador, es decir que confirman la verdadera religión.



sábado, 23 de noviembre de 2013

Ana María Palacio de Pertusa

Pertusa.

Maruja, nombre que con gran cariño, utilizaban desde  su familia a todos los numerosos amigos y amigas con los que convivió durante toda su vida, ha muerto a los setenta y tres años de edad. Era natural de Pertusa y, como dijo mi esposa  “de pies a cabeza” y tenía razón, porque cuando nombraban este pueblo, te acordabas de su hija ejemplar, que repartía alegría  con su buen humor, que tenía   ganas de recorrer mundo y de visitar a todos sus parientes y conocidos, estuviesen en Bilbao, en Fraga o en la playa mediterránea. En Bilbao hizo feliz a su  marido bilbaíno Joaquín Lázaro, pero no sólo a él sino que allí donde se encontraba, alegraba la vida de todos los que con ella convivían. No tuvo hijos,  pero amó como tales a sus sobrinos, fue hermana de todos y de todas, repartiendo felicidad a todo el mundo.
Cuando en Bilbao murió María Pilar, la esposa de mi hermano Luis, ella se preocupaba y le comunicaba a mi esposa las distintas fases de su enfermedad. En los buenos tiempos nunca se olvidaba de llamar a sus amigas para que fuesen a pasar temporadas en el apartamento que tenía en la playa. Pero como Maruja era de Pertusa de “pies a cabeza”,siempre colaboraba con sus paisanos en la celebración de las fiestas, de las comedias y de los actos religiosos en el gran templo herreriano Desde allá abajo en medio de la pequeña península, donde se encuentra la Parroquia,  parece que la cúpula de su torre, de vez en cuando se mira hacia la Ermita de la Virgen de la Victoria y en aquellos “coricos” de la Ermita, cantaba Maruja, armonizando con otros fieles, sintiéndose uno como escuchando música, que tal vez proceda, no de la tierra, sino del cielo.

Cuando asistimos con mi esposa a la boda de su sobrino con Jisela, visitamos el monte de la Virgen de la Victoria, limpio  y con césped bien regado, me dijo Maruja Palacio:”La Virgen de la Victoria-Ni es comprada ni es vendida-Es bajadita del cielo- Y en Pertusa aparecida”. 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

A doña Germaine Ereza, viuda de Coarasa

Nuestra señora de Jarea , Sesa (Huesca)

Germaine nació en la “Douce France” de sangre española y  francesa y del  “pays de son enfance”,  heredó  la dulzura de su carácter, su educación y  su actitud cariñosa con todo el mundo. Los hijos de Torralba de Aragón así la recuerdan, pues la trataban cuando acudía al pueblo y cuando la veían en Huesca capital, y  hablaban con ella, aunque tenían dificultades para pronunciar su nombre en francés, pero eso no era problema, porque la llamaban  Sermén. Sus padres tenían una casa  en Francia y otra en  el pueblo de Sesa, donde en su parte más alta se encuentra el antiguo seminario de verano de la Diócesis de Huesca; y en tal pueblo nació su padre y en tal lugar está enterrado junto con su esposa. ¡Cuánto quería Germaine a su madre, pues cuando murió su padre, la acogió en su casa, para darle una vida  agradable!.
Se casó con el médico de Torralba de Aragón, llamado Luis Coarasa Paño. Era un auténtico caballero, originario de Loarre, pueblo que puede presumir de que tiene un vigilante de la Tierra Baja, que es su Castillo medieval y Paño era el apellido de su madre, dueña de Casa Paño  de Torralba de Aragón, en el sur de la provincia y al lado mismo de la Sierra, que llega desde Tardienta hasta Alcubierre. Luis ejerció de médico en Huesca y tenía una gran personalidad, ya que era alto, moreno y con un humor, que siempre manifestaba. Un año, cuando íbamos ambos a los toros, él como médico y yo como veterinario, recuerdo que en la portería, alguno que no lo conoció, le negó el paso para entrar en la Plaza de Toros; él no se enfadó, se dio media vuelta y se marchó a su casa, diciéndose a sí mismo : “si ocurre alguna cogida ya me llamarán”. Con Luis tuvieron cinco hijas y un hijo, llamado como él Luis,  que también es médico y simpático como su padre y sonriente como su madre Germaine. La casona de Torralba de Aragón, me llamó la atención cuando estuve en dicho pueblo por primera vez. Es, igual que los cortijos andaluces de color  blanco, como exige el nombre de Torralba o Torre blanca y desde sus bajos, pasando por el primer piso, para subir a los graneros, se encuentra uno en una galería cuadrada, terminada en punta, donde  se secaba la ropa, se tomaba el sol  en invierno y se vigilaba  la llanura y la próxima Sierra. Se entraba en la casona por  un patio inmenso, donde se encontraba un  billar, en el que jugaban todos los Coarasas, parientes y amigos, que allí se reunían. A los lados estaban dos pisos, en uno de los cuales vivían los colaboradores en los trabajos de la agricultura y de la ganadería y en el otro, vivía mi gran amigo Rafael Coarasa, hermano de Luis y casado con Pepita Santafé. Muchas veces, cuando bajaba a Torralba, iba a su casa a conversar con ellos, pues Rafael nunca dejaba de ser chistoso y amable. Al primer piso acudían en las fiestas, los numerosos  familiares de la casa a comer y a conversar y a jugar, como he dicho, incluso  al billar  y se reunían en alguno de los numerosos salones, que se abrían en el piso, en que se comunicaban  y recordaban las historias de los pasados tiempos,  como lo que pasó en cierta ocasión, en tiempos del Cucaracha, que por aquella Sierra que va desde Tardienta a Alcubierre, ejercía su bandolerismo. Quisieron los bandoleros asaltar la casa, pero alguien avisó y se suspendió el trágico disparo de los trabucos contra personas honradas. Allí se juntaban todos los hermanos desde Rafael, Victorián y Luis, con sus esposas y todas sus hermanas como Paquita, Carmen casada en Jaca con Gastón y Mercedes, de la que yo me acuerdo de sus negros ojos y de su belleza. ¡Cómo gozaba Germaine, conocedora del ambiente del Midi francés, en aquel lugar aragonés de la Tierra Baja, en el que hubo hasta bandidos!. Pero no sólo gozaba de Torralba, sino de Sesa, donde, como he escrito, sus padres tenían una casa,  a la que acudía con mucha frecuencia. Después de haber criado y educado a sus cinco hijas y a su único hijo Luis, se habrá encontrado en el otro mundo con la Virgen de Lourdes, que es tan venerada en el norte, allá en Francia y con su marido, Luis Coarasa y le saludarán aquellos que todavía están en la  Sierra , como Santa Elena y San Caprasio.



martes, 19 de noviembre de 2013

ANSO

Ansó(Huesca).

Después de unos sesenta años, te voy a saludar Ansó, con la misma frase que entonces, desde lo alto de una Peña, que hay a la derecha de la carretera que sube a Zuriza, diciéndote :"Ansó yo te saludo, no eres Ansó, eres Ansotania".¿De donde me sacaría yo tal frase? no me acuerdo, no me alcanza tanto la memoria. Sólo sé que en aquellos momentos, mi  ánimo estaba como encantado, como enamorado de esta Villa, poseído por su belleza y la de su entorno, que me llevaba a considerarme en un país de las maravillas, que mi imaginación infantil definía como Ansotania.
Luego he meditado mucho sobre mi saludo y he llegado a la conclusión de que nunca he dicho mayor verdad, porque Ansó reúne todas las características necesarias para ser un país con una recia personalidad, porque recias y luminosas son sus montañas y sus puertos, recios son los tejidos con que están confeccionados sus trajes de nobleza impresionante, y recia es su fabla tan gráfica, tan sonora y tan bella, recia es su jota aragonesa, más serena aquí y más embravecida en los secanos de la Tierra Baja y recia y bien lanada es su raza ovina ansotana.
Entonces, ¿es Ansotania un país?. Quizá  haya exagerado en mi apreciación dejándome llevar de mis nostalgias infantiles y de mi pasión aragonesista. De esta pasión deriva mi calificativo de país para Ansó, porque en él se reúne la flor y nata del aragonesismo, porque es el origen de Aragón, junto con las comarcas vecinas y donde más tiempo se han conservado sus valores.
En pocas palabras Ansó, me parece una síntesis de la identidad aragonesa.
Cuando, siendo niño, subí a Ansó lo hice en la caja de un camión y me impresionó la Foz de Biniés, como una inmensa puerta que daba acceso a la villa que nos iba a acoger. Nos alojamos al principio en el Hotel de la Plaza, de donde pasamos a una casa de la Calle Mayor, donde comenzó mi integración en la vida del pueblo.
Cerca de donde yo vivía, había una placeta, en una de cuyas casas la dueña vestía, habitualmente, la toca y los atavíos ansotanos. Su bello rostro recordaba el de una madona, cuya blancura resaltaba enmarcada por la toca. Parecía una gran señora, pero además lo era, porque mi hermano menor Jesús, que tenía tres años le mató unos pollitos y cuando fuimos a pedir excusas y a pagarlos, no sólo no nos quiso cobrar, sino que disculpó la travesura del niño. Ahora doy más importancia al hecho, porque a más de un ansotano le han hecho pagar daños, que han causado media docena de ovejas en un trigo, que a lo mejor estaba sembrado en una cabañera.
Y volviendo a los pollos, entonces los criaban las dueñas con el mimo producto con que hoy se cría a un niño, es decir pan con leche. En esos carasoles, la vieja hilaba, el tejedor tejía la gallina escarbaba, el ciego tañía y la niña cantaba al bebé:¡teje, teje, tejedor, garras, garras de traidor!.
El tejedor llevaba su teje-maneje, pero desde luego que no tenía garras y menos de traidor. El niño pequeño que todavía era menos traidor, agitaba sus manos como si tejiese, alternaba el movimiento de sus pies, como si estuviese moviendo el telar por medio de pedales y mostraba una gran alegría al oír eso de :"garras, garras de traidor".El contraste entre la inocencia infinita del niño y la acusación de traidor, que se repetía gozosamente al ritmo del cuneo, provocaba la risa de todos. Risa esencial, risa maternal, risa existencial.
Todo era ritmo en el carasol, el subir y bajar del uso, el teje-maneje del tejedor, el escarbar de la gallina, el tañer del ciego y el cri-cri de la cigarra en el  árbol. El burro, atado a una herradura clavada en la pared, parecía dirigir la orquesta, pero no con una batuta, sino con dos, que eran sus largas orejas. Se posaba un tábano en su oreja izquierda, lo espantaba con su movimiento y se posaba en la oreja derecha, en una constante pugna tábano-asnal en la que no había vencedor ni vencido, pero si movimiento continuo. Zumbido del tábano y ritmo en el cuneo de la cuna y en el sube y baja del huso de la vieja. El tejedor teje y una anciana desteje una toquilla para hacerle peducos al nieto "repatán".
Tejer y destejer, todo es hacer.
Ahora se oyen muchas músicas ruidosas, pero yo quisiera que alguien tejiera y destejiera una música con un ritmo antiguo y aldeano, que me hiciera olvidar siquiera por un momento o por el tiempo que tarda en consumirse un disco, el ruido sin ritmo de la capital y recordar el ritmo ansotano de la placeta carasolera, próxima a la
casa donde vivía.
Pero volvamos a los pollos, que entonces, como antes he dicho, criaban las dueñas con el mimo con que hoy se cría a un niño. La clueca les daba su calor maternal, y si éste era poco en las heladas noches, les ponía una botella de agua, que previamente habían calentado en el hogar, dulce hogar, aunque oliese a humo. Humo, que por otra parte, al salir por las chimeneas al clarear el alba, procedente de la leña seca y diluirse en el aire puro de la mañana, más bien parecía aromático que molesto, no como ocurre hoy con el humo procedente de las calderas de las calefacciones y de los tubos de escape de los automóviles. Entonces, y perdonen mi reiteración, hasta el humo era humo. Durante el día, cuando la vieja de la casa salía con su silleta de iglesia a tomar el sol a un lugar carasolero, sacaba con ella el cajón de madera donde cobijaba a la clueca con sus pollitos. El sol desentumecía los cansados huesos y crujientes articulaciones de la vieja y fortalecía los tiernos huesos de los pollitos y proporcionaba calorías ecológicas a la agotada gallina. Los pollitos corrían de aquí para allá  como niños que salen al recreo y a la voz de :¡titines, titines! acudían a recoger las migajas que caían de la "crosta" de pan que la dueña estaba "esmiquetando".¡Pobres viejas, que cuando decían que iban a "esmiquetar una crosta de pan", se les reía el señor Secretario porque hablaban mal, cuando en realidad hablaban una fabla bella y tan diáfana que hasta la clueca y los pollitos la entendían.
Y no sólo las aves, sino el conejo al que convocaban a la voz de: ¡sancho, sancho! "y a la cabra a la que llamaban: "¡mona, mona!, la oveja que acudía a la voz de:¡quirrina, quirrina!, mientras que al cerdo le decían: ¡gulín, gulín! sí era pequeño y: ¡gulo, gulo!,si era gordo.
Con tales cuidados los pollos luego se hacían tomateros, y supongo que los llamaban tomateros porque habían llegado a un desarrollo que les hacía aptos para ser condimentados con el rojo fruto procedente del huerto familiar.
Costituía un acontecimiento en la casa, cuando a los pollos les salía cresta, como lo era cuando al niño le salían dientes. Y si la cresta era granada, en lugar de aserrada, lo iban a comunicar a las vecinas, como van a comunicarles que se han comprado unas cortinas nuevas o un tresillo.
Aquellos pollos no consumían pienso compuesto, comían las semillas que quedaban en las granzas del trigo de la era, a donde los trasladaban durante la trilla, a gozar de un verano natural, de una comida natural y de un agua fresca que sacaban del pozo con sus pozales.
En años de escasez, y cuando el novio de la hija tardaba mucho en llevársela al altar, mataban todos los pollos, luego las gallinas, después el gallo y si el futuro era tan reacio, tenían que matar hasta la clueca. Tal vez alguna futura suegra hubiese hecho bien en matar primero la clueca, a ver si el novio se ponía clueco y se casaba, sacando de casa el consiguiente gasto. Si esto ocurría o los pollos eran numerosos, había que guardar alguno para caponar,  palabra más modosa que su sinónima castellana.¡Oh el capón, gran señor, digno de veneración!,como decía Baltasar del Alcázar de la morcilla. Toda casa que se considerase, tenía que disponer de capones para Navidad, unos para el propio consumo, palabra todavía no adulterada, y otros para regalar a los parientes de la capital y a los señores a los que se debía, o de quienes se podía esperar algún favor.
El caponar era todo un rito, y en todos los pueblos había una matrona que lo supiese celebrar. Era una especie de matriarcado, que se transmitía de madres a hijas. Había que concertar la fecha y la hora para dejar a los animales en ayunas con antelación, igual que se hace ahora cuando una persona va a sufrir una operación. Se acomodaba a la operadora lo mejor posible, se le ofrecían toda clase de facilidades, se le preparaba agua "apañada", e invariablemente se le decía que no tuviese miedo a matar algún pollo, porque la olla estaba preparada al lado del fuego eterno del hogar. El marido y los tiones, ocultamente, estaban deseando que esto ocurriera, pues hacía tiempo que no habían comido pollo y entonces el pollo era pollo. La operación, efectivamente, conllevaba riesgos pues las aves, más elegantes que los bípedos implumes, son criptórquidas y por tanto llevan sus atributos masculinos ocultos dentro del abdomen. A estos atributos los llamaban criadillas y fritos con ajo constituían "bocatto di cardinale".
Yo invitaría a las feministas a hacer una "lifara" de esta índole para vengarse del machismo que durante siglos las ha oprimido.
No hay nada nuevo bajo el sol y aquellas matronas así lo hacían entre bromas más o menos picarescas.
Con el agiornamiento y la desmitificación de los ritos desapareció esta costumbre ancestral y los capones ya no se ven en nuestras mesas navideñas. España y los españoles somos así.¡Qué le vamos a hacer!.
Mientras tanto los franceses siguen caponando pollos y, lo que es más sofisticado, siguen caponando pollas para convertirlas en "poulardes".Y como en España somos imitadores de lo extranjero, nos engañan como antes engañaban a los chinos.¿Cómo?,sencillamente haciéndonos propaganda de poulardas que no son tales, sino pintadas o Gallinas de Guinea, con lo cual nos dan gato por liebre, que se parecen entre sí, poco más o menos, como las pintadas a las poulardas, aunque si la cocinera es buena, después de condimentada, casi no se nota la diferencia.
Otro engaño que padecemos es el de los capones fabricados artificialmente con hormonas femeninas. Es engaño porque un capón quirúrgico es un ser asexuado y el capón hormonal es un travesti.¡Pobres mujeres que dan este bocado a sus maridos, porque corren el peligro de convivir con otra mujer en lugar de con un hombre!. 
Al hablar de pollos travestis no me considero original, pues basta leer la obra del aragonés Sender,  titulada :"Las gallinas de Cervantes",para enterarse de lo que le pasó a la esposa del genial autor del Quijote. Simplemente se le fue convirtiendo en gallina, y se quedó sin mujer. Transmito literalmente la descripción que del tema hace otro genio, el  aragonés Sender:"Su esposa, cuando se desnudaba para ir a dormir y se obstinaba en hacerlo en el cuarto de Cervantes, quedaba en cueros, llena de plumas, gallina como cualquier otra gallina, pero tan grande que causaba asombro. Conservaba, como dije antes, la cofia y la pañoleta por no se sabe qué razón. Cervantes no se atrevía a preguntárselo"."Lo más curioso sucedió después. Doña Catalina quiso entrar en el gallinero sin lograrlo y cuando comprobó que la puerta no era bastante ancha para ella, desistió y acurrucándose en un rincón del cobertizo puso un huevo".Dice Sender que después cacareó con una fórmula muy aragonesa,:"­¡Por por por por por...poner!".Las consecuencias las describe Sender así:"Y Cervantes salió aquel día de Esquivias y no volvió nunca".
Me ha preocupado mucho la causa que pudo producir tal transformación. Entonces no pudo ser el consumo, como ahora podría ocurrir con los maridos. Yo digo, si al no tener hijos, se puso clueca accidentalmente y se quedó así para siempre.
Claro está  que doña Catalina no seguía las costumbres ansotanas, ni cuidaba pollitos, ni tejía en aquella placeta carasolera, próxima a la casa en que yo vivía.
Tampoco se hablaba fabla, aunque Sender dice que "El barbero debía ser aragonés", porque en una partida de cartas, pronunció la palabra "arto", una zarza en tierras de Aragón.
Es esta una palabra vasca que se usa en el lenguaje ordinario, pero como tantas otras, como nombres de lugares, como el propio de Ansó. Arto quiere decir maiz, en ocasiones, pues cuando se introdujo dicha planta en España, ya se usaba la palabra hacía muchos años, pero lo que seguramente significa es encina o carrasca. Podemos verlo en Artasona (carrasca buena), en Artieda (carrascal).
Pero doña Catalina, como dice Sender al acabar su novela, no se sabe donde está.  "Lástima" no poderla ver en la placeta carasolera de Ansó o en los bosques de Zuriza.