sábado, 7 de diciembre de 2013

Virgen de Bureta


Por Ignacio Almudévar.15 de Agosto del 2001.-

Me he mirado al Sur, desde los restos del Castillo-Palacio del Conde de Aranda, y he visto, al lado del río Guatizalema, la blanca silueta de la ermita de la Virgen de Bureta.
Me ha llamado la atención una tan resplandeciente blancura, en medio de una inmensa mancha verde, con dos superficies: una más oscura, formada por las carrascas y otra de un verde, verde como el trigo verde. No he podido resistirme y he marchado a Fañanás y en su Plaza Mayor, donde los jóvenes estaban jugando a la pelota en su frontón, he tirado hacia arriba y he pasado por una hermosa Cruz, que en 1990 colocaron los fañanenses, al lado del camino de firme de hormigón. He llegado hasta el cementerio y he tenido por fuerza que acordarme de mis parientes, que en Fañanás vivieron y allí murieron.
Quedaba muy poco recorrido para subir al pequeño tozal, en cuya cima se alza la blanca ermita.
¡Qué bien eligieron aquellos viejos fañaneros el lugar donde había de residir una Madre tan querida por sus hijos!.Pero no sólo los antiguos la querían, sino también los actuales habitantes, porque estaban los albañiles trabajando, la cal en las paredes resplandeciendo y no sólo las carrascas, sino los pinos que hace unos pocos años plantaron, prometen una fresca sombra para este verano.
Pequeño es el tozal, pero está situado a la orilla derecha del río Guatizalema, mirando al cual, uno ve un enorme precipicio, no maldito sino bendito porque está todo poblado de vegetación arbórea.
Es un lugar muy propicio para orar en él y para contemplar el paisaje que lo rodea: mirando al Norte se  ve Guara, que en vasco llaman Gora (arriba), como aquí decimos Güerri en lugar de “gorri” o  la palabra Xabierre, la nombramos de tal forma, en lugar de decir, como en vasco “berri”(nuevo); por debajo de ella se encuentran restos de Isarre y más arriba Nocito, donde se instaló, ya hace muchos años, la ermita de San Urbez, santo no tan lejano de Fañanás, pues vivió en el pueblo, unido a él, de Ola (herrería en vasco).
Es que la palabra Bureta se repite en Aragón, pues existe en Zaragoza, el pueblo así llamado, con los Condes de Bureta, que recibieron tal título siendo ya Señores del mismo lugar.
“Buru” en vasco equivale a cabeza y puede que se encuentre tal nombre en Navarra, más bien a su lado, cerca de Tudela, y de Bureta, era Virrey uno de los Señores de Bureta, y la misma imagen primitiva de la Virgen de tal lugar, se sabe que vino de Navarra y que los navarros vinieron a buscarla para llevársela. Bureta pertenece al Campo de Borja y está situada, debajo y justamente, de la navarra Tudela, siendo conquistada lo mismo que Tudela , por Alfonso I el Batallador.La Industria Lorés, incluye
¿Cómo vino desde el Campo de Borja a Fañanás, la Virgen de Bureta?. Mi amigo, pariente delos Ausaberri de Siétamo y nacido en Fañanás me dice la letra de la siguiente canción:”Nuestra Virgen de Bureta- de Navarra, fue venida,-Al monte de Fañanás, en un tronco aparecida.-Los navarros no quisieron, perder tan hermosa joya. – Intentaron, muy devotos, no perder tan bella joya.- La Virgen les dijo que no se iba- y los de los cinco pueblos, intentaron muy de veras- levantarle una Ermita, para todo el que viniera”. Los cinco pueblos devotos de la Virgen de Bureta, que custodian su Ermita, son Pueyo de Fañanás, Fañanás, Alcalá del Obispo, Argavieso y Novales.
Bureta pertenece al Campo de Borja y está situada, debajo  justamente, de la navarra Tudela, siendo conquistada lo mismo que Tudela, por Alfonso I el Batallador. La Industria Lorés, incluye la producción de espárragos en la Denominación de origen “Espárragos de Navarra”. Estas dos circunstancias,  explican como de la Virgen de Bureta, en Fañanás, dicen que llegó a este pueblo,  desde Navarra.
Tal vez, al llegar a Fañanás, la Santa Virgen no quiso marcharse de un lugar tan pintoresco y acompañada por unos fañanenses muy devotos suyos. Allí se encontraba bien y durante muchos años fue la reina de la  paz, en una tierra donde vivían los moros, los judíos y los cristianos descendientes  de  los  vasco -ilergetes, de los celtas y de los godos. Esa circunstancia de ser sus tierras habitadas,  hacía siglos, por vasco- ilergetes, luego por moros, judíos  y cristianos se dio lo mismo en Bureta, debajo de Tudela que en Fañanás. El paso de las vías de Santiago Apostol, ocurrió por Tudela,  Tarazona y por el pueblo de Alcalá del Obispo y de Ola, al lado de Fañanás.
En el siglo I, existía una villa romana, donde  se construyó un torreón de vigilancia en la orilla del río Huecha, sobre el que se construyó el Palacio Condal de los Señores de Bureta. El título de Cande de Bureta, en 1784 pasó a Crisóstomo López Fernández Heredia, el sexto Conde y Señor de Bureta. Este Conde se casó con Consuelo Azor y Villavicencio, que fue “La heroína de Bureta, en Zaragoza, el año 1808.
Estando ya la Virgen de Bureta, morando en la Ermita de Fañanás, cuentan que en cierta ocasión unos moros fueron a buscar la puerta de la misma,  para usarla como tajadera en el río con el fin de regar las fincas, pero no pudieron descargarla de los hombros de uno de ellos que la llevaba sobre sus costillas. Entonces, arrepentidos, la devolvieron al lugar donde la Virgen vigilaba la paz, la honradez y respeto mutuo entre sus vecinos.
En Almudévar, antes Burtina se encuentra en su punto más alto la Virgen de la Corona y en Fañanás, en su corona, se encuentra la Virgen de Bureta, cuya imagen ya no es aquella de madera que trajeron o vino de Navarra, pero sus hijos la aman tanto que están restaurando su Ermita y la casa, donde vivieron sus santeros, porque es preciso conservar la paz y el amor, para que, entre otras cosas las aguas que pasan por debajo de la enorme costera que la separa del río Guatizalema, puedan ser aprovechadas por los habitantes de la hermosa comarca, por la que pasan sus aguas y que todos puedan regar, incluídos los moros, que podían hacerlo, pero que quisieron regar fuera de su turno.

¡Virgen Santa de Bureta, que tus hijos vivan en paz y armonía para que tú les prestes siempre tu ayuda y protección!.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario