jueves, 17 de abril de 2014

Sebastián Martín Retortillo y yo, en los Salesianos, en 1939



Él nació a principios del año 1931 y yo, a finales del año 1930. Entonces la ciudad de Huesca, tenía pocos habitantes y tal vez por esa causa, coincidimos en el Colegio de los Salesianos, por el año de 1939 a 1940, después en el de San Viator  y ya con el Bachillerato, en el Colegio Mayor de Zaragoza. Mi amigo y compañero al que no llamaba nadie Sebastián, sino “Chano”, vivía en Casa Retortillo, mandada construir por su padre, abogado del Estado, don Cirilo Martín Retortillo, que se encuentra en la salida de la Plaza de Navarra hacia Zaragoza y separada por una calle,  algo estrecha del Casino Municipal; en tanto yo vivía en el Coso Alto, al lado del Colegio e iglesia de Santa Ana. Dirigía el Colegio de los Salesianos  el Padre  Muzás, del que en Huesca, se decía que estaba muy preparado sobre la entonces, poco conocida, Bomba Atómica. Acabábamos de sufrir  los dolores de la Guerra Civil, que ya la estábamos  terminando,  cuando, en cierta ocasión, en la separación de la carretera de Jaca, una que conduce al puente del río Isuela y otra que te conduce a esa ciudad montañesa, estaba un soldado alemán, con su ropa ordinaria, sobre una moto de color kaki. Hablamos  con él que nos respondía con amabilidad en castellano. Ante aquellas situaciones que recordaban la Guerra Civil, que se estaba alejando, pero en mí, brotaba el temor de nuevas luchas. “Chano” era alegre, pero por su cabeza, se asomaban problemas, que hacían durar  la Dictadura. En aquellos años pasaba hambre alguna parte del pueblo  y esa circunstancia hacía que la corrupción de algunos administrativos, se multiplicara.  Frente a Casa Retortillo, estaba situado el control municipal de los Portaleros,  para intervenir en las mercancías que los agricultores de los pueblos, entraban en Huesca. Un amigo mío, cliente de don Cirilo, padre de “Chano”, le traía un cordero para agradecerle su ayuda de abogado y el guarda municipal, apeteciéndole la carne de aquella res, se la expropió. Mi amigo fue corriendo a ver a don Cirilo, le explicó el caso,  al que don Cirilo, correspondió rápidamente, acudiendo a ver al vigilante municipal y  se lo hizo devolver rápidamente. Fuimos compañeros en los Salesianos, de tal forma que un día me pidió, al salir de clase, que lo acompañara hasta su casa. Yo animado por su conversación, me animé y lo acompañé,  a través del Parque Municipal, hasta la puerta de su casa. Entonces llegó un rato malo para mí, porque a través del Parque no encontraba el camino para llegar al Coso Alto, en que vivía. Muchas veces, cuando paseo por el Parque,  me acuerdo de mi antiguo amigo “Chano”. Después acudimos al Colegio de San Viator  y más tarde él, estudió  en el Instituto de Huesca. Sebastián Martín Retortillo, nunca olvidó  a los profesores que contribuyeron a perfeccionar sus estudios, pues en la celebración del Centenario de la Llegada a Huesca de los Salesianos, pronunció una emocionada y magistral conferencia, sobre esos discípulos de San Juan Bosco.
Volvimos a coincidir en Zaragoza, donde en el Colegio Mayor  Universitario “Pedro Cervuna”, convivimos, pues mientras él,  en su cerebro iba acumulando sus conocimientos para alcanzar su Tesis Doctoral, yo estudiaba la carrera de Veterinaria. Mi difunto amigo Julio Brioso, escribió: “Su Tesis Doctoral, en la Universidad de Bolonia, versó sobre el Exceso de Poder como vicio de los actos administrativos, por la que tuvo la máxima calificación italiana … a la mejor  tesis doctoral”. Recuerdo un viaje que hicimos los estudiantes del Colegio  Cerbuna  a "Salamanca, donde fuimos obsequiados por la Ganadería de D. Alipio Pérez Tabernero... La plaza de la Ganadería vistió sus mejores galas.Música y paseillo,salida del toro... y burladeros para que os quiero.Junto al toro había algunos voluntarios; en la plaza tomando posiciones unos cuantos más y en el palco...casi todos.¡Ah,aquí nos dimos cuenta de que Ignacio Almudévar venía desde Zaragoza;si alguno se enteró antes, que levante el dedo. Miguelón fue un magnífico peón de confianza y Retortillo II hizo sus pinitos, y hasta el toro tuvo con él sus intentos de agresión.Como se dice en estos casos dirigía la lidia el diestro zaragozano Curro Ballesteros". “Chano” escribió en la Revista Cerbuna del doce de Abril de 1952, una alabanza de actuación taurina, que realizamos él y yo. Desde luego que no se podía comparar su toreo en Salamanca, con su intelectual “toreo político”, en la que escribió además, sobre mis cualidades taurinas. Allí se veía la facultad intelectual de “Chano” y mi olvido de los verdaderos problemas españoles, que no se resolvían con las corridas de toros.  Su Cursus honorum  político,  lo hizo una figura clave en la Transición, junto  con Adolfo Suárez, saliendo como Diputado al Congreso por Huesca en Marzo de 1979, por el partido de U. C. D. Llegó a ser ministro adjunto para la Administración Pública  en el Gobierno de Adolfo Suárez hasta el año de 1981. Escribió numerosos libros,  estudios y artículos sobre Aragón y los aragoneses, por ejemplo de Alejandro Oliván  y Borruel, padre del Derecho Administrativo en España.
Escribió la “Interpretación política de Joaquín Costa” en 1975 y editó un estudio titulado la “Reconstrucción y Europeización de España”.
Han pasado desde el año de 1975, treinta y nueve años, desde que Sebastián Martín Retortillo,  interpretó la política de Joaquín  Costa y la influencia del agua en la  “Reconstrucción y europeización de España”. Hace ya muchos años que  Sebastián Martín Retortillo, meditaba sobre Aragón, como punto de unión con Europa, pues se acordaba de cuando Carlomagno estuvo en las puertas de Zaragoza, porque ya él, hace muchísimos años, pensaba en el precedente del Mercado Común Europeo , que ya intentaba fundar con el Imperio Romano-Germánico Europeo. Las ideas de Sebastián levantaron sorpresas, entre otros en el ilustre costista, Eloy Fernández Clemente.
En Huesca muchos oscenses pensaban ya en un ferrocarril que uniera España, a través de Aragón,  con Francia y un día Pascual Malo, oscense e industrial en Binéfar, acompañado de otros altoaragoneses, le preguntó si se construiría la Vía Férrea con Francia, a través del Pirineo oscense. Sebastián Martín Retortillo contestó que España no podía disponer de una gran cantidad de dinero,  que para hacer  tal obra,  se necesitaría, pero  en su cabeza poseedora de un intelecto extraordinario, dijo que él veía que llegaría alguna circunstancia política,  que haría tal obra necesaria.  
En aquellos ya lejanos  años,  se hablaba de la dificultad que suponía, atender a las exportaciones e importaciones de España con Europa, con dos ferrocarriles, uno el de Irún y otro el de Cataluña por  Gerona, pero la escasez económica seguía impidiendo la  construcción  del ferrocarril, que yo llamo de Carlomagno, porque   recuerdo cuando este Emperador, iba y venía de Zaragoza. Pero cómo Sebastián dijo a Pascual Malo y a sus amigos, España no podía gastarse cantidades  enormes en un ferrocarril que uniera España con Francia por el Pirineo aragonés, nos tuvimos que quedar esperando, una circunstancia política favorable para crear esa línea férrea. Francia tampoco ha sido favorable a la reconstrucción  del ferrocarril Zaragoza –Bearn.
Entre tanto Cataluña, siempre ha mirado por sí misma lo que le interesaba y propuso la creación de una vía marítima, paralela a su costa, para acaparar  todo el comercio hispano-francés. Y al llegar la Democracia, con la creación de Gobiernos autónomos, creció el nacionalismo en varias regiones españolas, como en Cataluña, pero que en toda España, han aparecido nuevos nacionalismos, que casi han hecho desaparecer el patriotismo español.
Aragón tiene poca población y había que contentar a Cataluña, para que fuera la capital económica de la Península. Ha pasado el tiempo y  por Cataluña pasa el moderno ferrocarril, por Gerona hasta Francia. En la vía férrea de Zaragoza a Pau,  se había hundido un puente del ferrocarril,  que penetraba en Francia por Canfranc  y cuando vienen de Francia cantidades enormes de cereales, como, por ejemplo maíz, se tienen muchas veces, que ir a Irún para traernos la mercancía. En 1975, escribió Retortillo una “interpretación política de Joaquín Costa” y editó un estudio titulado “Restauración y Europeización de España”. Sebastián veía las dificultades económicas para realizar la unión con Europa, de Marruecos, Portugal, Andalucía, Murcia,  Valencia,  Extremadura y otras regiones de la Península. Y es que Sebastián pensaba en el Mercado Común Europeo, como una continuación  del Mercado del Imperio  Romano- Germánico de Europa. La interpretación política  de Joaquín Costa en 1975, creó sorpresas como expuso el  costista  ilustre, Eloy Fernández Clemente en “Costismo, escrito en la Gran Enciclopedia Aragonesa”.
En España se siguieron haciendo elecciones,  que hacen ver una diferencia, entre Cataluña, donde   votan   partidos  catalanes y Madrid, que hacía una política preocupada por   dar siempre preferencia, a la grandeza de Cataluña, agradándole la Vía Marítima de la Península por Cataluña, mientras despreciaban la Vía del Pirineo Aragonés. Igual que los franceses abandonaron el puente  de la línea Zaragoza-Pau, los gobiernos centrales, se daban cuenta de que Aragón estaba poco poblado y no sacarían votos de sus súbditos. No se daban cuenta de que Aragón, indudablemente crecería, con la creación del Ferrocarril por sus Pirineos y a Toda España le produciría una riqueza enorme. Ya previó Carlomagno la relación entre Zaragoza y Toulouse, que ahora constituirían una gran comarca industrial. Todos se acuerdan de como Valencia soñaba exportar sus naranjas por Canfranc.
Han sido varias las ocasiones en que Cataluña ha intentado ser independiente,  pero ese independentismo, según dice Carlos Colomer, en Valencia,  “no es una aspiración en sí mismo”, sino “lo que ha hecho crecer el nacionalismo catalán es que se ha convertido en un negocio”. Yo no sé si han sido los catalanes, los que han hecho negocio tras negocio, durante los pasados años o ha sido el gobierno de Madrid, el que se los ha entregado, pero a todo se les ha dicho que sí, hasta el punto de que en la Enseñanza,  casi se ha llegado a dar escaso valor  al castellano. Pero no toda la responsabilidad de estos privilegios, no viene tan sólo del egoísmo de los catalanes, sino del abandono de zonas oscenses, que después de la Guerra Civil, no quisieron industrializarse. No faltaba valor en los aragoneses, pues en Huesca, se estableció LAMUSA, Porta Callén, Porta Labata,  Albajar,  Luna y otras industrias, que por desgracia  han desaparecido.
Yo sigo creyendo en el poder profético de Sebastián Martín Retortillo, porque dijo que él veía que algún día, llegaría alguna circunstancia política, que haría cambiar al Gobierno su opinión de la inutilidad del Ferrocarril, que desde Zaragoza, pasaría  al Mercado Común.
Y parece ser cierta su profecía porque estos días,  dice la prensa que el Vicepresidente de la Cámara de Comercio de EE.UU., que se ha dado cuenta de una magnífica ocasión de que España  tome la vanguardia del suministro de gas natural. Ucrania debe a los rusos dos mil doscientos millones de dólares por el gas que ha adquirido de Rusia. Ante esta situación Putin anuncia que en Europa se pueden sufrir cortes en el gas. “Ante este escenario, el presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró”,  ha dicho  que en la crisis, el problema de los países del Este europeo, causado por la mala relación de  Ucrania con Rusia,  puede impedir a los países europeos, el uso de su gas y esta crisis en el Este europeo,  “supone una oportunidad para España, que puede convertirse en la puerta de entrada natural de gas hacia europa”.
Ahora se ha vuelto a desarrollar el conflicto de Madrid con Cataluña y se piensa en darle como solución a este problema de la conducción de gas hacia Europa, llevarlo principalmente por el gasoducto de Cataluña. Yo soy partidario de favorecer a Cataluña, pero no de al mismo tiempo, abandonar el desarrollo de Aragón. El gas de Argelia viene a España por el oleoducto Orán Almería y conduce gas hacia el Norte, desde Chinchilla, uno por Navarra y otro por Cataluña, pero en Villar de Arnedo, pasa un conducto por Zaragoza  a Cataluña y desde el mismo sube otro conducto al Serrablo, cuya capital es Sabiñánigo. La crisis de Ucrania ha dado una oportunidad para que  España sea la puerta del gas en Europa. En varias ocasiones Francia se ha opuesto al desarrollo económico del Pirineo aragonés, pero ahora  es urgente la creación de pasos para que entre el gas en Europa,  por España. No digo que supriman el conducto existente por Cataluña, pero yo creo, que Sebastián Martín Retortillo se acordaría, si viviera, de que en Sabiñánigo, tenemos el conducto del Serrablo, cerca de Francia. Cuanto más gas se traslade a Europa por nuestros gaseoductos y por las regasificadoras españolas, más ingresos habrá, para crear la autopista de España a Francia,  tal vez,  por Sabiñánigo.  Cataluña se dará cuenta, cada día, de que la separación de Iberia, por la que corre el río Iber o Ebro, desde Santander a Tortosa, no saldría ganando de la separación de dicho  río ibérico, que daría agua a Murcia y a Almería y desecaría la zona donde el Conde de Aranda, quiso hacer oficial el puerto del Reino de Aragón. Estando de Vicepresidente de la Diputación provincial de Huesca, llegó  a esta ciudad, una reclamación de que la desembocadura del río Ebro, se hiciera de nuevo aragonesa. Si España puede liderar la entrada del gas africano y del gas de esquisto en Europa, yo creo que ha de tener la idea de que Aragón, participe en ese reparto por Europa.
Gabarró ha salido complacido del apoyo de la Unión Europea para desarrollar  el nuevo gaseoducto para conectar España con la Comunidad Europea, a través de Cataluña. No hay que negarle a Cataluña la colaboración en el envío de gas a Europa, pero España ha de mirar que no quede anulada la colaboración de Aragón, porque aunque no llegue a declararse la independencia de Cataluña, hay que evitar que se haga de Cataluña el primer colaborador de España, mientras Aragón,  se va quedando vacío de población.
Cataluña fue el camino por el que penetraron en España los fenicios, los griegos, los romanos, como todos los días, nos recuerda el brillo histórico de Tarraco. También emigraron catalanes a América, pues basta recordar a aquellos vinateros, que sufrieron la peste de las viñas. Pero, después de la Guerra Civil,  en que aquellos milicianos destruyeron Barbastro con la muerte de cientos de ciudadanos, acudieron  a Cataluña muchos ciudadanos del resto de España. A estos los llamaba “charnegos”. Así escribí en el artículo escrito por mí: “Muchos llegaron a Cataluña y se vieron como seres despreciados, pero para evitarlo, hicieron que sus hijos se convirtieran en catalanes íntegros, para presumir de su catalanidad. De esta catalanidad pueden estar orgullosos hasta el ochenta por ciento de sus habitantes, porque ha sido tan numerosa la inmigración de otros peninsulares a Cataluña, que quizá sea la región de sangre más española”.
Estos nacionalistas quieran crear una nueva raza de hombres, a los que llaman catalanes, sin considerar que los españoles, venimos unos del Bearn, de Andalucía o de Extremadura. Retortillo, ilustre apellido oscense, proviene de Extremadura y yo del Bearn. Somos españoles, que nos iremos convirtiendo en habitantes de la “Aldea Global”, en que los hombres, trataremos de respetarnos y ser felices. Cataluña dicen algunos que quiere convertirse en una aldea mediterránea, con un gran sentido del valor de los dineros.

Yo no sé si “Chano”, habría escuchado hablar a los “castúos”  de Salamanca y Extremadura, pero conocía además del inglés, el italiano, el francés y el alemán. En cambio yo, me he conformado con escribir el libro, en aragonés, “Veyendo chirar o sol”. ¡Cómo voy a despreciar la lengua catalana, si tengo parientes catalanes y la “fabla Aragonenca”,es semejante al catalán!. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario