miércoles, 22 de octubre de 2014

El “Padre JESÚS” ¿es tal vez?, Mosen Antonio Vilellas Juste, de Alquézar



Llevamos varios años Don Rafael Gonzalo de Javea (Alicante) y yo mismo, buscando la personalidad del “Padre Jesús”. Don Rafael Gonzalo, tiene una fe profunda en ese mártir, que fue fusilado, al lado del río Guatizalema, que pasa por Siétamo (Huesca). Vino Rafael a este pueblo a enterarse del martirio del “Padre Jesús” y fue después a Huesca, donde habló con el Canónigo Don Damián Peñart y Peñart, autor de la Historia de la Diócesis de Huesca, en que narra los acontecimientos de la Guerra Civil. Estuvo también visitando  a los benedictinos del Monasterio de  Barbastro. En Lérida consultó con algunos miembros de su diócesis, para interesarse   por la personalidad el mártir,  al que yo  llamaba el “Padre Jesús”. Me escribieron varios devotos de ese mártir, cuya fotografía se extendió por toda España e incluso por Europa. Otros, al saber que yo era de Siétamo, donde fue fusilado, me vinieron a preguntar alguna noticia del mismo.
El domingo, 29 de Junio de 2014, a dos o tres días de haberme venido a visitar, el francés,    Dominique  Dupont, me escribió lo siguiente: ”Estimado Ignacio. Un saludo desde Francia, después de un viaje en el Alto  Aragón, muy agradable, a pesar de las tormentas. Como lo sabe, el enigma  del  ”Padre Jesús”, me acompaña. Después de la lectura del libro de Damián Peñart y Peñart, “La diócesis de Huesca y la guerra de 1936-1939”, tengo la convicción de que puede ser Antonio Vilellas Juste,  por su edad, y sobre todo por su trayecto en estos días de infierno: De Lecina a Alquézar, su casa natal, luego a Barbastro, con otros vecinos de Alquézar para “hacer fortificaciones y defensas”. Luego se incorporó en una columna para ir al frente, en los días en que estas columnas iban a Siétamo. Peñart  (ya difunto), dice también que la gente de Alquézar  supo que  “mosen Antonio Vilellas Juste había sido asesinado, pero no sabían dónde”. Esos indicios me parecen muy importantes. Por otra parte, no se conoce otro cura o monje desaparecido del entorno (diócesis de Huesca o de Barbastro). Antonio Vilellas  Juste fue ordenado el 6 de junio de 1936, poco antes de la Guerra, y fue sorprendido por ésta, en  su familia de Alquézar,  escapando a una muerte casi segura de la primera columna que pasó por Lecina el 27 de Julio. El cura párroco de Lecina, en su cama desde más de un año y medio, y con “las facultades mentales perturbadas”, fue salvado gracias a su estado físico, pero otra columna, el 27 de Agosto, le asesinó. (Peñart, aún niño, fue testigo de eso, por ser de tal pueblo). Una historia muy triste, por cierto, pero ahora tenemos el deber de identificar a este mártir, lo que parece más fácil que encontrar sus restos. Probé un correo electrónico con la diócesis de Huesca: a veces tienen algo, en su archivo, una foto de la ordenación de Antonio Vilellas, o de su periodo de seminario…Otra vez, discúlpeme para el error de día, y gracias por su acogida muy simpática. Dominique”.
Son muchos los que se han interesado por el Mártir “Padre Jesús” y me han consultado, creyendo que yo, un niño de cinco años, cuando fue fusilado a orillas del río Guatizalema, conocía lo que hicieron los “rojos”, con él, cuando al comienzo de la Guerra ellos estaban al lado del río y yo con mi familia en el núcleo del pueblo, defendido por los nacionales. Los sindicalistas, miembros de unos nueve o diez sindicatos, venían de Barcelona y estaban detenidos ante el pueblo de Siétamo, por  escasos miembros del Ejército,  de la Guardia Civil y de paisanos de Siétamo. Yo estaba en la otra orilla del río, y escuchando los cañonazos, que lanzaban los que de Barcelona venían; al llegar la tarde y parar el bombardeo, subí en compañía de mi familia y vecinos de Siétamo, en un camión y nos llevaron a Huesca. Allí nos recogió mi abuela, Doña Agustina Lafarga Meriz. Y en esas circunstancias ¿cómo iba yo a poder seguir el Martirio del “Padre Jesús”?.Simplemente, varios años después de acabada la Guerra Civil, escribiendo aquello de lo que de él,  me enteraba y compartiendo los sentimientos de las personas, que lo admiraban y que se sentían protegidos por ese santo tan sencillo. A los veinticuatro años de edad fue fusilado, cuando hacía aproximadamente un mes, que había sido ordenado sacerdote.
Son varios los artículos que escribí sobre su vida,  pero más sobre su muerte, por ejemplo “La historia del Padre Jesús”, convertida en leyenda”, “El Doctor Don Luis Chiva y el Padre Jesús”, “Padre Jesús,  el desconocido”, “La historia del  Padre Jesús y el sacerdote Martín Martínez”. En estos momentos he comenzado este artículo, que se titula, “El “Padre  Jesús”, ¿es tal vez?, mosen Antonio Vilellas Juste, de Alquézar”.   
 Son varias las personas con las que he hablado del “Padre Jesús”, después de conocer a Don Rafael Gonzalo de Javea, provincia de Alicante. El ya se encargó de comunicarse con el canónigo Don Damián Peñart, que por desgracia  ha muerto. Cuando este era todavía un niño, en el pueblo de Lecina, fue testigo del fusilamiento de su párroco, el 27 de Agosto de 1936. Este párroco, que “tenía las facultades mentales perturbadas”, desde Junio en que fue ordenado sacerdote don Antonio Vilellas Juste, hasta mediados de Julio de 1936, recibía  ayuda de él en su labor parroquial, que se la daba mosen Antonio desde Alquézar,  que fue el pueblo donde nació. No creo que se acordara Don Damián de  Mosen Antonio en aquellos escasos días, de lo contrario, quizá no hubiese sido tan oscuro,  descubrir el nombre del “Padre Jesús”. Don Damián dijo, según escribe, Dominique Dupont, que la gente de Alquézar, pronto se enteró de que “Mosen Antonio Vilellas Juste, había sido asesinado, pero no sabían dónde”. Nosotros, ahora, sabemos aproximadamente, donde lo fusilaron, pero no conocemos el lugar exacto, ni donde lo enterraron. ¿Es la Punta de Guara, la que se ve, detrás de la fotografía de Mosen Antonio Vilellas esposado?.  Estaba dicha cumbre cubierta por las nubes, lo que no me permite asegurar si esa cima es la de la Sierra de Guara. En cambio a escasos metros más arriba, se capta la montaña de Gratal y desde esos pocos metros se ve la planta de anís, que prolifera un poco más abajo. Tuvimos una duda entre ambos picos, pero parece que la forma de Gratal, responde mejor al relieve de las cumbres, que en Guara.
Después de recibir, a fines del mes de Junio de 2014, la carta de Dominique Dupont, llamé por teléfono a Alquézar, al sietamense, Don José María Cabrero Bastaras, Teólogo al servicio de la Parroquia de Alquézar y también al servicio de la Diócesis de Huesca,  además de Biólogo, al servicio del Seminario y Colegios de Huesca. Como teólogo y como biólogo, estudia la verdad espiritual y la material, pero no la proclama hasta que la  conoce exactamente. El sabe del “Padre Jesús” y conoce la historia de Mosen Antonio Vilellas Juste, pero no puede dar solución exacta de si éste, sacerdote, recién ordenado, fue fusilado en Siétamo,  aproximadamente un mes después de ser sacerdote. Me dijo el párroco Don José María Cabrero, que conoce familiares de Mosen Antonio Vilellas Juste, que viven en Barcelona y que acudirán a Alquézar este verano y me aseguró que les preguntaría datos sobre él.  
 Como me escribe Dominique Dupont,: ”ahora tenemos el deber de identificar este mártir, lo que me parece más fácil que  encontrar sus restos”.
La historia del Padre Jesús, parece una legendaria historia porque el fotógrafo era un judío europeo, cuyo nombre anterior al de Guzmán, fue Hans Gutman, que posteriormente se nacionalizó español y cambió su nombre, pues pasó a llamarse Juan Guzmán. Bajaba por la carretera y se encontró con el que iba a ser mártir y preguntó a los que lo conducían que quien era ese individuo y respondieron que un cura, que habían capturado. En seguida le ordenaron al cura que  gritara ”Viva la República” o lo matarían. El sacerdote, que tenía las apariencias  de tener veinticuatro años de edad, respondió, con grandes voces:”Viva Cristo Rey”. “Por tres veces se repitieron los gritos, hasta que al final le llevamos a un lado y le fusilamos”. Al pie de la foto de Juan Guzmán,  pone “Sacerdote capturado por las fuerzas republicanas, instantes antes de ser fusilado. Siétamo (Huesca).Agosto de 1936”. En el punto de más arriba de la vieja carretera, lo apartaron de ella y lo fusilaron. Sólo quedan a su lado, pequeñas superficies de tierra, pues cae el nivel de ellas hacia la nueva carreteraN-240.
 Escribí en un artículo “Jesús el desconocido”: ”El que hizo la fotografía Juan Guzmán, se la dejó tal vez a su hijo o heredero, que la mandó al Cardenal de Madrid, diciéndole que era una fotografía auténtica”.  
La fotografía del “Padre Jesús” o de ¿¿¿¿????,con la figura de un hombre, que “sin duda la enorme fuerza de la mirada del sacerdote a las puertas del cielo, debió desconcertar a sus verdugos, que esperarían de  su víctima, una actitud menos digna con la que tranquilizar sus conciencias adoctrinadas, por los que ahora son llamados con un colosal sarcasmo, ”luchadores por la libertad y la democracia”. Y esa “fotografía la tenía en su despacho el Decano de la Facultad de Teología de San Dámaso, Pablo Domínguez, recientemente fallecido (2010), en accidente de montaña. El mismo Decano afirmó: “La (foto) la conseguí en Moscú, en un congreso. “Parecía que hablaba  de un sacerdote español, el Beato Martín Martínez, operario  diocesano,  natural de Valdealgorfa (Teruel), diócesis de Zaragoza. Esta es una más de la confusiones sobre la identidad del “Padre Jesús”, pero el Decano Don Pablo Domínguez, tenía su duda, porque alguien, de cuyo nombre no puedo acordarne, me afirmó que en la fotografía, ponía el nombre de Martín Martínez, con un interrogante.
En la salida a la carretera N-240, desde la Ermita de la Virgen del Viñedo, no sé si fue motivado por el “Padre Jesús” o por una casualidad, tuvimos el Doctor madrileño Don Luis Chiva y yo mismo, un pequeño roce con nuestros vehículos automóviles. Aparcamos y al sacar nuestras documentaciones, me llené de ilusión al ver entre los papeles del Doctor, una fotografía del “Padre Jesús”. Comenzamos a hablar, pero no del accidente,  sino del “Padre Jesús”. Nos marchamos, pero siguió la comunicación entre el Doctor y yo mismo. El domingo cinco de Septiembre del año de dos mil diez, cinco de Septiembre, recibí una carta sobre el “Padre Jesús”, que decía :”La fotografía del sacerdote  fusilado en Siétamo, es para mí una verdadera intriga y en internet se pueden encontrar muchas referencias que hacen pensar que se trata del sacerdote Martín Martínez Pascual”. “No creo que conociendo sólo un poco el martirio del Beato Martín Matínez Pascual y comparándolo con el del “Padre Jesús”, como yo le llamo, se concluya que son ambos la misma persona. En su martirio el Beato Martín Pascual iba rodeado de milicianos con otros seis sacerdotes .Los hicieron subir en un camión y marchó en dirección al cementerio de Alcañiz, donde fueron fusilados. Alcañiz está situado a unos ciento cuarenta kilómetros de Siétamo y el mártir sacrificado en este pueblo, murió sólo. Se conoce el lugar muy aproximado de su fusilamiento y parece ser que su lugar de enterramiento está allí mismo, sin seguridad”.
El día uno de Julio de 2009,me escribió Don Fernado Hernández Surmann, desde Palma de Mallorca, que entre otras cosas me decía: “No sabe la alegría que me dio con su llamada..Le contaré un poco la historia de mi interés por nuestro común amigo “Jesús”….He visto que se ha hecho muy famosa la foto en cuestión tras publicarse en Alfa y Omega, suplemento religioso de ABC, que seguro que usted conoce de sobra…Yo tengo un ejemplar del libro que recoge los testimonios de su martirio, llamado “Test”, publicado por “Ediciones Sígueme”, en 1990.
 En “La Catedral de los Mártires”, del periodista Santiago Mata, escribe éste:“Las jornadas de Barbastro y el mártir desconocido de Siétamo” y hace la afirmación que “El mártir de Siétamo no es Martín Martínez Pascual” y a continuación se expresa diciendo que :” El cuatro de Abri de 2014 hice con Ignacio Almudévar estas fotos en dos puntos de Siétamo (Huesca), para compararlas con la foto del mártir no identificado de la portada de mi libro “Holocausto católico”: primero en el video se ven las fotos tomadas en la carreta hacia Castejón de Arbaniés ( no hacía falta ir tan lejos y al otro lado del río, para ver el monte de Gratal, pues como he dicho,se ve en aquella zona ,muy cerca del río Guatizalema). Pero no se olvidó el periodista Santiago Mata  de  tomar fotografías en la carretera vieja que pasa sobre un pequeño tozal, zona en la que hay plantas de anís, como las había en 1936, según se ve en la foto de Juan Guzmán conservada por EFE.
Dice el periodista Santiago Mata que sale un pequeño video en Siétamo,”más la explicación de Ignacio Almudñevar, sobre el mártir desconocido”.
Al final del artículo, se contempla una foto del uno de Agosto de 1936, enfocada por Juan Guzmán.

“Esa fotografía parece decir: “Un minuto antes de ver  a Dios”, pues  parece que ya se estaba dando cuenta de la presencia del Señor, pues recuerda ver a Jesús con sus ropas humildes, sus cabellos alterados, su barba, que no se podría afeitar por careces de instrumentos para ello. Lleva los brazos hacia tras, lo que da la impresión de que sus muñecas irían atadas, lo que no le ponía cara de tristeza, sino que la carretera en su “miliar séptimo”, o kilómetro trece, hacía recordar los siete pecados capitales de aquellos que lo iban a fusilar, pues en su cara no se veían síntomas de soberbia ni de avaricia, ni de lujuria, ni de ira ni de envidia y ni siquiera de pereza y la cara es el espejo del alma.”

lunes, 13 de octubre de 2014

Camila Gracia, un nuevo lucero.-(8-12-88)



La ciudad parece vegetar en la tarde del domingo otoñal, está desierta.
De pronto observo cómo los hombres y mujeres en pequeños grupos o en solitario, se apresuran por las tranquilas calles. Todos confluyen en nuestra Catedral.
Se ven las caras serias, haciendo verdad la copla de que algo se muere en el alma cuando un amigo se va. Es que se ha ido Camila Gracia y los oscenses la van a  despedir. Los sacerdotes celebran el rito funeral, pero la música que asciende a las ojivas y a los ventanales no es aquella gregoriana, que acompañaba a los “De profundis” y a los “Misereres”, que con toda su belleza aterraban los espíritus; la música que acompañó a Camila era la del pueblo altoaragonés y hacía que brotaran las lágrimas de los ojos; se percibía como una comunión en las lágrimas, que resultaban dulces y no amargas, tal vez porque su origen se basaba en las jotas que Camila cantara sobre esta tierra nuestra, a la que tanto amaba, desde “la nieve fría" hasta los pardos Monegros, pasando por “el abrazo de los ríos”; tal vez porque las voces de joteras y joteros hacían oración de la jota, que fue durante su vida la jaculatoria preferida, acaso porque la “pulida magallonera” ya le estaba pidiendo al Santo Cristo de los Milagros que le cantase”la olivera”.
Si, eran dulces las lágrimas porque uno notaba que el pueblo altoaragonés se estaba manifestando en medio de un silencio impresionante, no quebrado, sino acompañado por las jotas, por una sacerdotisa de esas jotas que estaba de cuerpo presente,
Y hemos vuelto, detrás de ti, a las calles que por cierto tiempo han sido tuyas, las hemos recorrido hasta el Casino, donde se ha despedido la Escuela de Canto de tu alma y si no hemos pasado por ninguna calle dedicada a tu nombre, ese nombre histórico de Camila Gracia, se ha enseñoreado de todos los corazones y de todas las calles.

Dices que “en el cielo no hay faroles que todo son estrellitas”Me miraré por las noches y no veré ningún farol nuevo porque tu dices que no los hay; estrellicas estarán las mismas, pero en el cielo de Huesca se verá brillar un nuevo lucero.

jueves, 9 de octubre de 2014

“Mataban a la gente igual que a las moscas”

Pantano de Arguis.


Tomás Castán Malo, de apellidos altoaragoneses, nació hace ya unos noventa y tres años, en el pueblo de Arguis. ¡Arguis!, pueblo de la Montaña, a escasamente doce kilómetros de Nueno, ya en  la Tierra Baja. En este pueblo se acumulan las aguas en el Pantano más antiguo de la provincia de  Huesca. A Tomás le llamaba la atención ese pantano, levantado en el siglo XVII, del que bajaba agua a la Capital y hoy, gracias a Dios y al que lo planteó, el señor Artigas, catedrático de la Universidad  Sertoriana, sigue bajando. Así como el agua bajaba por la fuerza de la gravedad, a él, ya muy niño, le atraía la Tierra Baja. El agua que le llamaba la atención por sus deseos de bajar, se acumulaba al lado de su casa, que llamaban Mesón de Foz y que ahora ha ascendido a la categoría de Restaurante de Foz. Cerca está la Peña, al lado de una tremenda Foz, como si las rocas hubiesen sido cortadas con una enorme hoz, para dar paso a las aguas del río Isuela. De niño iba a la Escuela y vivió en Arguis unos treinta y pico de  años. Pero  esta vida feliz,  a pesar de la escasez de medios que en aquellos tiempos se daban en Arguis, como en cualquier otro pueblo de la provincia, la vio interrumpida por la Guerra Civil del año 1936. En el pueblo,  a pesar de que unos eran de derechas y otros de izquierdas, no querían la Guerra y además los alcaldes uno de derechas, llamado Matías y otro de izquierdas, llamado Miguel eran buenas personas y no querían la violencia. La prueba es como en Arguis no mataron a nadie, ni unos ni otros, pero en el frente murieron tres, que seguramente no irían gustosos a la Guerra. Cierto día llegaron al pueblo, algunos vecinos de Nueno y de Apiés y colocaron una bandera de color rojo en la Torre de la Iglesia, cambiándola más tarde por otra de color más obscuro,  de la C.N.T. Entonces llevaron a los jóvenes del pueblo para ingresarlos en el Ejército Republicano, a Barbastro. De allí los pasaron, parece ser que con poca preparación,  a enfrentarse con los nacionales al frente de Madrid, cerca de la Ciudad Universitaria. Allí, exclamó Tomás que “¡mataban a la gente como moscas!” y “no lo sabe usted bien, como era aquello”.En Alcalá de Henares había Campo de Concentración, Cárcel y Penal.

Por lo visto regresaron después de cierto tiempo a Barbastro y al poco tiempo, se oía por todas partes exclamar: ¡vienen los fascistas y nos van a matar a todos!.Unos se escaparon a Francia y los jóvenes como Tomás y Jesús Banzo de Banastas, se fueron por el monte. Tomás estuvo con otros compañeros en una caseta, pasando hambre y Jesús, en otra caseta en Lascuarre, donde le dio de comer una señora de ese pueblo. Tomás y compañía decidieron bajar a Basbastro y en el camino los pararon unos requetés, les pidieron declaración y los acompañaron al nombrado Barbastro, juntándose en la Plaza de Toros más de mil jóvenes milicianos. Los subieron en camiones a Huesca, al Cuartel de San Juan y allí les dijeron que el que tuviera alguna persona de prestigio conocida que lo llamaran para reconocerlos. Enseguida vinieron unos para unos y otros para otros, se abrazaron al encontrarse y soltaron a casi todos. Al poco tiempo de estar en su casa, los  volvieron a llamar,  para ir a cumplir el Servicio Militar, que a Tomás  le duró unos dieciocho meses, por ser hijo de viuda pero a Jesús lo retuvieron durante siete años. De Huesca, antes de ingresar en el Ejército, los llevaron al Campo de Concentración de Zamora, donde estuvieron, según Tomás dieciocho días y según Jesús un mes aproximadamente. Aquello era un “zuriburri”, lleno de moros, alemanes, rusos, etc. que dormían apretados unos con otros por falta de mantas y “con más piojos que lleva un perro de gallinero”. Así como de Argüís murieron  tres mozos en la Guerra, de Banastas de nueve fueron ocho y así como Tomás estuvo dieciocho meses en el Ejército, Jesús tuvo que estar siete años. Tomás y Jesús se encuentran en el Parque y a sus más de noventa años, recuerdan aquellas penalidades de la Guerra, aunque por sus alrededor no hay jóvenes que escuchen esas aventuras, que los escarmentarían para empezar otra guerra.  

sábado, 4 de octubre de 2014

Los Viatores siguen viandando por Huesca



Hace ya muchos siglos, que en el período bíblico, en el prólogo de los Proverbios, se ofrecía y se sigue ofreciendo la invitación a los jóvenes para que abandonen la sociedad del malvado y escuchen el llamamiento de la Sabiduría ya que en dicho prólogo está escrito:"El temor de Yahveh es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la enseñanza"(1-7).
El Padre Querbes, hizo suyos estos principios y leyendo los Proverbios se fijó, sobre todo en aquel pasaje, que dice:"Por eso has de andar por el camino de los buenos y las sendas de los justos guardarlas"(2-2) y por ello, pensando en los viandantes, fundó la Congregación de los Clérigos de San Viator,que la ciudad de Huesca ha convertido en viatores. Por eso el Padre Querbes invocó a San Viator como su protector y su ejemplo.
Estaba el mundo lleno de caminos, a los que los romanos pusieron por nombre vías, como la llamada Vía Apia en la misma Roma y por ellas caminaban los viandantes, en castellano o viatores en latín y en castellano. Pero los citados romanos,extendieron dichas vías o caminos por todo el Imperio, como puede verse, por ejemplo, en la carretera que de Lérida va a Huesca, pues pasando por mi pueblo natal, Siétamo, comprueba uno la existencia de los miliares, medidas como los actuales kilómetros, pero de unos diecisiete mil metros, no de diez mil, como los de ahora. Se colocaban señales, unas más lujosas de piedra esculpida, como todavía puede verse en la Vía Apia y otras, más sencillas en las que se esculpía sólo el número romano, como hoy se colocan las señales kilométricas. Después del miliar séptimo, que es Siétamo y siguiendo hacia Huesca, nos encontramos con el sexto, cerca de la carretera, al lado del cual se encuentra uno con una tumba de piedra romana y en otros tiempos, con abundantes restos imperiales. Antes de llegar al Estrecho Quinto, estaba situado un miliar auténtico, como vió el profesor del actual Colegio de San Viator, Don Adolfo Castán, extendido en nuestra geografía,en el que estaba esculpido el número romano equivalente a nuestro cinco, es decir una V mayúscula, dejando en el suelo dicho profesor un trozo de mosáico de teselas. Más adelante, en Tierz, se hallaba el miliar tercero. Esta Vía debía ser la de Osca-Tarraco, o más bien la de Huesca a Alquézar, pues desde Sietamo a Fañanás,por la que pasa para Tarragona, hay unos seis kilómetros.
De Huesca a Zaragoza todavía quedaba la Vía Lata o ancha, a la que siguen llamando Violada.­ ¡Cuántos viatores o viandantes caminaron por ella!.
En el año 1926, los viatores franceses tuvieron dificultades derivadas de la situación política (Promulgaci¢n de la ley de Combes) y en lugar de renunciar a su fe, se acordaron del Señor, cuando dice:"Yo soy el camino (vía), la verdad y la vida. Quien cree en mí, no morirá para siempre" e, inspirados por su vocación itinerante y la normativa de su fundador, cuando dice :"Sínite parvulos venire ad me", quisieron caminar, itinerar o viandar caminos que les aproximasen a los niños y quizá, recordando la Vía celestial de estrellas llamada Láctea, que indica el Camino que va a Santiago de Compostela, pensaron que para encontrarlo no tenían que hacer mas que seguir las vías romanas que atravesaban los Montes Pirineos.
Eso hicieron y llegaron a Huesca, cerca de Francia y con una vía ferroviaria propia, que pasaba por Canfranc y que nos unía a los dos paises. Desde Rodez, vino a Huesca como director el 9 de Julio del año 1926, el hermano Victor Devals.
Algunos de sus primeros alumnos fueron parientes y amigos míos, como José Antonio Llanas Almudévar y su hermano Feliciano, el primero farmacéutico, notable escritor y alcalde de la ciudad de Huesca durante algunos años, en tanto que el segundo fue‚ un hombre pacífico y de buen carácter, Don Cecilio Serena, hombre serio y justo, de virtudes antiguas y modernas,Juez jubilado y amigo íntimo de José Antonio Llanas; a éstos se unían, entre otros Vicente Domingo con su hermano Mariano, boticario el primero, que ya no podían vivir más cerca del antiguo Palacio del Duque de Villahermosa, convertido en nuevo Colegio de San Viator, porque estaban en la casa de al lado o casa de los administradores de dicho Duque y dentro de las bellas y grandes rejas, instaladas sobre una base de piedra y ladrillos de cara vista en sus paredes en la calle, que sube desde los Porches hasta la plaza del Mercado. Un muchacho muy simpático fué‚ José Tesa Ayala, pelirrojo, que era como su hermano Luis Tesa aficionado a la literatura, siendo este último buen escritor y el primero, en aquellos tiempos, según recuerda Don Cecilio Serena intervenía en un entremés cómico, donde salía cargado de libros, quejándose de su peso y lamentándolo, como ahora lo lamentan los actuales alumnos, que han tenido el recurso de comprar esos pequeños y cómodos carros, con los que llenos de cuadernos y de libros van comodamente al colegio. Pero José Tesa, tan joven y tan buen actor murió al poco tiempo. Recuerda otros compañeros Don Cecilio y me dice que Vicente Domingo tiene unas fotos de aquellos alumnos con su correspomdiente identificación, fotografía que alguno tendrá que obtener, porque cada vez van quedando menos recuerdos de los alumnos que acudían al Colegio. Todavía recuerdo a Jaime Gaspar Auría, que fué‚ con la vuelta de la Democracia, Senador en las Cortes Constituyentes, el de Eduardito Ponce,como nombra Cecilio al que fué‚ Coronel de Artillería. Recuerda también a Ena, del que no sabe en estos momentos el nombre, que era hijo de un periodista.
Dice que un hermano francés, no sé si Clemente Leygues, les enseñó a leer, durante el Curso de 1926-27,en la clase más grande del Colegio, subiendo por la noble escalera de la derecha, que deja al que por ella sube, en la única puerta que allí estaba y todavía está en el 75 aniversario de la fundación del Colegio y que no sabemos cuánto  más  ha de durar. En esa clase no sólo estudiaron, se  divirtieron  y sufrieron en los años 26-27, sino que yo mismo, más joven que los citados, me acuerdo de Don Raimundo que nos convocó a muchos alumnos y nos echó una bronca terrible, que nos lo hizo pasar mal, no como en las películas mudas, que nos proyectaban de "Los conquistadores del Oeste", en las que se disparaban cantidades inmensas de tiros y los hombres volaban por el aire con los sombreros perdidos y los caballos corrían más que ahora las motos. ­Cuantas veces, por veinte céntimos, he visto películas en el citado local!, unas veces era la película hablada y otras era muda, pero me acuerdo de ver películas de tal condición, en las que el hermano Félix, tocaba el piano, convirtiendo en un enorme placer la contemplaci¢n de la película tan bien sonorizada. Mi compañero, entonces, Antonio Saura, debió sentir en esos momentos su vocación cinematográfica.
Razón tenía Don Raimundo para echarnos la bronca, pues otro compañero y yo mismo, traíamos al colegio manzanilla, con la que, después de las clases de la tarde nos íbamos a fumar por la calle Artiga. Los Proverbios ya aconsejan separar al joven de la sociedad del malvado, pero llegamos nosotros y fumábamos manzanilla, como ahora fuman algunos drogas duras.Pasa el tiempo y los jóvenes siguen teniendo problemas.
De mi misma promoción fué‚ Sebastián Martín Retortillo, que fué subsecretario del Ministerio de Educación y Ciencia, cuando se celebraron las bodas de oro en 1977 y más tarde, cuando llegó la Democracia, formamos parte del mismo partido político, viandando juntos por algunos pueblos. Cuando, éramos niños, yo vivía en el Coso Alto y, él en la Plaza de Zaragoza y cierto día, me hizo que lo acompñara a su casa, al salir del Colegio, pero al tratar de volver yo a mi casa por el Parque, no encontraba el camino, andando mucho tiempo perdido entre los árboles. Mal viator podía ser yo. Recuerdo, en este año en que ha muerto don Federico Balaguer, como este mismo gran hombre e historiador de Aragón, en una pequeña clase a la que se accedía por la escalera de la izquierda, me hizo el examen de ingreso en el bachillerato.
La vida de los viatores era dificultosa, pues uno de ellos estaba haciendo el Servicio Militar y los demás tenían dificultades con el Bachillerato, pues los bachilleres tenían que ir al Instituto por las mañanas. En el año 1931 muere el hermano Juan Corcuera y el 24 de Diciembre de 1931, el director del Instituto mandó una carta prohibiendo terminantemente la Segunda Enseñanza en el Colegio. El 28 de Diciembre de 1932, cesó en San Viator la Segunda Enseñanza, pero quedaron 21 alumnos internos, que tenían su alojamiento en aquellas, ahora viejas, pero entonces románticas y aragonesas ventanas del último piso del Palacio de los Duques de Villahermosa. El año 1933, el periódico "La Tierra", del que mi padre era copropietario, homenajeó a los viatores,  a los que el 3O de Junio se les había clausurado el Colegio.
Así como Moisés se había encargado de sacar a Israel de Egipto, el hermano (del que tengo un piadoso recuerdo por su humildad y su bondad) Emiliano García se encargó de resucitar el camino,la vía de sus hermanos, abriendo la Academia Oscense, en Huesca. En la parroquia de San Pedro el Viejo, celebraron una misa, tradición piadosa que seguir muchos años después, pues allí íbamos los alumnos a confesarnos, con aquel viejo parroco,natural de Bolea y con el pequeño Mosen Santamaría. ­Cuántas veces corríamos los claustros, contemplando las esculturas de sus arcos y las tumbas de los reyes de Aragón, Don Alfonso el Batallador, Rey de Navarra y de Aragón y de su hermano, Don Ramiro I el Rey Monje.
Ya los tiros de las películas del oeste, a las que antes he aludido, parecían ser un anuncio de los tiros reales que causarían la catástrofe de la Guerra del año 1936. El 12 de Junio de 1937 "una bomba del 15 y medio cae en el dormitorio y otra del 7 y medio atraviesa el primer piso deteniéndose en el colchón de un zapador. El 2O de Junio, un capitán de zapadores conduce a los tres religiosos hasta Ayerbe y de allí pasan en tren a Vitoria".
¡Maldita Guerra Civil,como cualquier otra guerra!. Durante los años
1937 a 1939 eran viatores 87, quedando, en 1939, 58 religiosos.
Dicen que los duelos con pan son menos, pero aquellos duelos con poco pan, reforzaron la fe de los viatores, que acabada la Guerra, el
año de 1939 iniciaron el curso con tres años de bachillerato.

Segunda fase.-
El curso de 1943 se inició con 380 alumnos matriculados, lo que hizo ver la necesidad de adquirir nuevos locales, y lo hicieron comprando la Academia de Santo Tomás de Aquino.
Con esta adquisición comienza la segunda parte de la historia de los Clérigos de San Viator en Huesca, pues dispusieron para defender a los jóvenes contra el Malvado, además del Palacio de los Duques de Villahermosa, del que unos llamaban Colegio de Santo Tomás de Aquino; otros Colegio de las Cortes y  atendiendo a la antigua historia de Aragón lo llamaron Palacio -Residencia del Abad de Montearagón. Si el palacio de Villahermosa tenía una hermosa escalera, el del Abad de Montearagón, la tenía todavía más, con una galería superior, que daba la impresi¢n de estar en un bello y confortable Palacio. Los viatores utilizaron el edificio para sus fines humanos y espirituales y después de vendido, para edificar el Colegio Nuevo ,"por tierra derribado apareció el honor de la bella escalera y lastimosa reliquia, que, quedó solamente un recuerdo de su invencible gente". Dicen que había en sus bajos una "vía" subterránea y que conducía a Montearagón y los viatores la exploraron, pero ¿quien iba a resolver el problema más difícil de la antigua Huesca?. No era misión de los viatores caminar por debajo de la tierra, sino pisar el suelo, mirando a las alturas, como los peregrinos que iban y todavía van a Santiago de Compostela, mirando en el cielo la Vía Láctea. En esta ciudad van poco a poco desapareciendo sus viejos monumentos, pero menos mal que hoy todavía puede ser que los oscenses salvemos la arquitectura del viejo Monasterio, en el que estuvo enterrado Alfonso el Batallador, que como he dicho lo llevaron después a San Pedro el Viejo. En el subterráneo que dicen conducía a Montearagón,  no había luz y por tanto, al no encontrarla los viatores volvieron a buscarla donde se encontraba.
Me acuerdo todavía de Don Evilasio, director del Colegio de arriba y del de abajo, que le hablaba a mi padre sobre el proyecto que tenían para construir el Colegio Nuevo.
Parecen estos años del 45 al 59, unos años alegres en los que el cine mudo es substituído por el sonoro y como dice la Hojeta 1698 "el speaker y el pianista pasan a la reserva". San Viator el santo caminante viene en el Marqués de Comillas desde Nueva York, cuya imagen colocaron en la capilla de las Cortes y que más tarde se trasladó a la entrada del actual Colegio. Tomando quizá tal imagen de yeso por modelo,convendría para la mayor gloria del santo, mayor impacto en el corazón de los viatores clérigos y paisanos, que se tallase en madera o en piedra y no sólo los niños, sino los mayores, obedeceríamos con más impacto la llamada que reza: "Sinite parbulos venire ad me".
En el año 1946 se hizo la primera orla, con doce alumnos, entre los que se encuentra el sacerdote Francisco Lorenzo, hermano de mi compañero de curso Gonzalo Lorenzo.
Los Clérigos de San Viator trabajaron desde el a¤o 1945 hasta el año 1959, en el Colegio Alto buscando la excelencia académica en la enseñanza del Bachillerato, en tanto seguían dando la enseñanza primaria en el Colegio de abajo o de Villahermosa.
Pero los proyectos de que Don Evilasio hablaba a mi padre, se hicieron realidad, de tal manera que el Colegio San Viator de Huesca llegó a entrar en su tercera fase.

Tercera fase.-
En el año 1959, entramos en la tercera fase del colegio de Huesca, que se encuentra en la calle del Parque, porque los tiempos iban cambiando, ya los viatores iban proyectando una enseñanza más moderna, con más comodidad para la juventud, con mejores patios de recreo y como "las cosas de palacio van despacio", tuvieron que abandonar, no sin sentirlo los dos viejos palacios-colegios y aquí se consiguió la unión de los dos colegios,el alto y el bajo, en uno sólo, que permitía a los profesores trabajar en mejores condiciones y a los alumnos, no estar separados los hermanos mayores de los menores, tanto en los internos como en los externos.
Entre los profesores, por nombrar a alguno, hay que citar‚ a Don Juan Martín como profesor entregado a la enseñanza con entusiasmo y dedicación, durante muchos años, tanto en el Colegio viejo como en el nuevo y que ha hecho que cientos de alumnos suyos lo recuerden, porque sus enseñanzas los han hecho triunfar en la vida, por la que caminan airosos y con fe.
Este Colegio, que desde siempre había estimulado los deportes, en los que destacó, sobre todo en el Baloncesto, pues basta recordar como Don Félix

 hacía con sus manos, en aquellos viejos tiempos, los aros de las porterías y otros aditamentos, pensó en crear el Estadio del Padre Querbes y lo creó. Para ello compraron dos campos y uno de ellos era de un servidor de ustedes. El director del Colegio Don Víctor Gómez me habló y yo que fuí un mal viator, porque como he afirmado antes, no supe en mi niñez viandar o caminar por el Parque de Huesca, desde casa de Retortillo hasta mi casa del Coso Alto, vi una ocasión de reparar algún daño a los Clérigos de San Viator y sin mediar casi palabras, lo pasé a su propiedad. Los Viatores hicieron un enorme campo de deportes, llamado "Estadio Padre Querbes" y sus alumnos fueron viatores en su formaci¢n intelectual y en la física.
Me acuerdo, cuando era niño, como nos enseñaban a cantar a la Virgen del Pilar aquel himno que decía :"Virgen Santa, madre mía, luz hermosa, claro día...",igual que el padre Querbes inculcaba conmovido el amor a la Virgen de las Gracias, allá en Lyon o la devoción a Nuestra Señora de Fourviere, instalada en los altos de Marsella.
Ahora con la construcción de viviendas, los Clérigos de San Viator podrán finaciar sus buenas obras en España, en Africa y en Hispano-América, porque dijo el Señor :"Yo soy el camino, la verdad y la vida. Quien cree en mí, no morirá para siempre".
Yo creo que los Clérigos de San Viator, seguirán caminando y entre ellos algunos con apellidos aragoneses,como Gallego,Mairal,Arizón, Nestares,Rivas,Gazo,Lahoz,Rivarés,Almazán y tantos otros.

viernes, 3 de octubre de 2014

Agujeros negros en la Tierra y en el Cielo



¿Qué es un agujero negro?. Según las teorías de Hawking, es una región del espacio-tiempo, que se encuentra provocada por una concentración de masa en su interior. Ese cuerpo genera tal campo de gravitación, ejerce tal atracción que ninguna partícula se resiste a esa fuerza,  incluso los fotones de la luz son incapaces de escapar a su atracción.  Ese enorme poder material de la fuerza de atracción, no permite que huyan de él, ningún objeto,  ni siquiera la luz. De la misma forma que la gravedad de la luna hace subir las mareas de las costas, ese ser material  atrae a las estrellas y con su “boca” las destruye. A esa maligna  “boca”, la llaman agujero negro. Pero son tantos los agujeros negros, que se encuentran lo mismo en el cielo que en la Tierra, que se pueden comparar con las bocas de los perros cazadores, cuando con sus dientes sacrifican a un conejo o a una perdiz, con la  “evidencia de un agujero negro súper-masivo en el acto de desgarrar a una estrella y consumir una porción de ella”. En el mes de Febrero del año 2004, la NASA logró obtener la fotografía de la destrucción de una estrella por un agujero negro o una  boca maligna, de cuya existencia no nos hemos enterado hasta hace muy poco tiempo. El perro de caza destruía a otros animales para alimentarse y el agujero negro, ¿no hace lo mismo   para crecer, absorbiendo a las estrellas vecinas?. Los perros consumen las piezas de caza, sin ningún cuidado, en tanto que los observadores vieron como un  agujero negro, calentaba la estrella con que se iba a alimentar.  El medio para calentar la estrella  que iba a ser víctima, fue una poderosa  explosión  causada por el gas de esa estrella “calentado hasta una temperatura de millones de grados centígrados antes de ser devorada por el agujero negro”. Esta observación,  nos hace ver como los agujeros negros, calientan sus alimentos antes de consumirlos, de la misma forma que hacemos los hombres. ¿No servirán tal vez los agujeros negros para prohibir el paso de las estrellas y de los planetas por lugares peligrosos?. Y digo esto porque en una nota científica, narra esta aventura de un agujero negro, diciendo:”Esta desafortunada estrella simplemente estaba paseando en el vecindario equivocado”. Agujeros negros en este mundo han existido muchos y todavía quedan, por ejemplo los pasos a nivel sin guarda. Cuando en un paso a nivel falta un guarda, la negra boca de un tren, consume la vida del que por ahí pasa.   En  un eclipse solar del año 1919 se dieron cuenta de que la Teoría de la Relatividad de Einstein, les hacía comprender mejor el universo. Pero hace escaso tiempo se ha observado que los neutrinos, partículas tan pequeñas,  pueden pasar por la materia sin casi provocar colisiones. Ahora, dicen que los neutrinos de escasísima masa y de escasa interacción con la materia, dicen que se desplazan  con más velocidad que la luz. Si esto se demuestra, sería un golpe terrible contra la Física, ya que la teoría de Eistein, dice que nada puede superar la velocidad de la luz. ¿Seguirá funcionando la Teoría de la Relatividad de Einstein?.  Dicen que los agujeros negros se tragan también la luz y los neutrinos que  son más rápidos, ¿tendrán los agujeros negros dificultad para ingerirlos? . Si los agujeros negros son un gigantesco WC, ¿quedarán los neutrinos como liberadores de las miserias del Universo?.  Mis opiniones sobre esta cuestión son absurdas, pero los científicos están estudiando la realidad o el error de la velocidad de los neutrinos.
Rodeando la ciudad de Ginebra, pasa un túnel a cincuenta metros de profundidad y en él hay un acelerador de partículas, el más potente de cuantos se han construido. Pero hay científicos que son partidarios de no utilizarlo, porque tienen miedo a que ese acelerador provoque la aparición de un agujero negro. El fin de los científicos es volver a crear los primeros instantes del Universo, y así conocer la última estructura de la materia. La máquina es enorme y algunos la llaman “La máquina de Dios”. Los protones se harán circular en sentidos opuestos, para que colisionen a una velocidad parecida a la de la luz. Hay quien cree que la Tierra podría ser destruida, si ese aparato diera lugar a la creación de agujeros negros.
 Hay agujeros negros en el Cielo, en la Tierra y en todo lugar. Ahora vemos los del cielo con procedimientos astronómicos. Los de la Tierra están presentes en nuestras vidas, como vemos al perro devorar un conejo, igual que un agujero negro devora a una estrella. Están también en los Bancos, unos públicos y otros privados, que han puesto en peligro  que los hombres, la mayoría, mueran de hambre. Lo mismo puede pasar con la política y en cada aspecto de nuestra vida. No sé si fueron los agujeros negros los que hicieron desaparecer a los animales antediluvianos y los hombres de Neanderthal, pero todo puede  desaparecer, pues dijo el Señor:”Polvo eres y en polvo te has de convertir”. Da miedo la amenaza de destrucción de la humanidad, pero miremos al pasado lejano e inmediato y todos los humanos desaparecen o estamos a punto de hacerlo. ¿Por qué tenemos tanto miedo?.  Es que los hombres tenemos un espíritu de amor colectivo y no queremos que desaparezca nuestra especie. Hawking está con su cuerpo delicado y pide que los hombres busquen un planeta habitable para que puedan vivir en él, no sé si por los siglos de los siglos. El sabe que no podrá viajar a ese planeta de la esperanza, pero le duele ver que el hombre está amenazado con fenómenos de destrucción. No niega la existencia de Dios, pues dice que Él,  creó las reglas que rigen los movimientos en el Universo.
 Un grupo de estudiosos griegos dice que el asunto de los agujeros negros es apocalíptico y tienen razón porque si lees el Apocalipsis, nos damos cuenta de cómo  San Juan nos describe escenas que recuerdan las destrucciones que ejecutan dichos agujeros negros. El Señor es el principio y el fin del Universo y el hombre busca el secreto principio  de la materia desde sus orígenes. Lo busca por medio del acelerador de partículas, el LHC, que se espera pueda permitir aclarar ese secreto de la materia en sus principios. Yo, “sólo sé que no sé nada”, pero los biólogos estudian los haces de neutrones, que parece que a veces se identifican con la materia viva, porque tienen algo que ver con las moléculas de adhesión de las células neuronales.
¿Cómo se relacionan la materia y la energía? y ¿qué es el espíritu?. Los biólogos ya se han fijado en las adhesiones de células neuronales. San Juan el Evangelista escribió el Apocalipsis, en el que define la actuación de los agujeros negros. Igual que un sabio definía el paso despistado de una estrella cerca de un agujero negro, los antiguos escritores, mezclaban sus acciones con los serafines, las trompetas y las fieras, como los leones o los monstruos. Pero, ahora, los astrónomos también representan figuras de Osas Mayores  y Menores, dragones y leones,  y llaman al acelerador de Basilea la Máquina de Dios, lo que aproxima al Creador con las criaturas. San Juan Evangelista en el Apocalipsis escribe: “  Vi otro ángel volando en el cenit, que tenía el Evangelio eterno para evangelizar a los que estaban sentados sobre la tierra, y a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo con voz potente ,temed a Dios y dadle gloria, pues llegó la hora de su juicio; y adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas”…y otro ángel salió del templo, gritando a grandes voces al que estaba sentado sobre la nube:”Echa tu voz y siega, pues llegó la hora de segar, por estar ya madura la mies de la tierra”. “Y  el que estaba sentado sobre la nube echó su voz sobre la tierra, y fue segada la tierra”.
Dijo el Señor.”Yo soy el Alfa y la Omega, el primero, el principio y el fin” y para acabar con el Mal, en el fin del Mundo, profetizado por San Juan Evangelista dijo “”derramó su copa en el aire, y de dentro del santuario salió una gran voz, procedente del trono, que decía: Es un hecho. Y se produjeron relámpagos, y voces y truenos y sobrevino un temblor de tierra, cual no le hubo desde que existieron hombres sobre la tierra, semejante temblor  igualmente grande”.

¿Qué es lo que va a pasar con los agujeros negros?.¿Acabarán con el universo, tal como es actualmente, con su existencia ?. En el Apocalipsis, se hace un anuncio de los “tres  ayes”, que dice: “ y yo vi y oí un águila volando en el cenit, que decía a grandes voces:  Ay, ay, ay de los que habitan sobre la tierra, a causa de los restantes toques de la trompeta de los tres ángeles, que están para tocar”.