domingo, 29 de mayo de 2016

Caídas de los hombres en su vida



¿Cómo pueden los hombres darse cuenta de  sus caídas por la vida, camino de su destino futuro?. Creen dichos hombres que son inmortales, pero no lo son y creen que no fracasarán nunca y que no morirán, pero al fin mueren y no pueden sentirse culpables de las consecuencias de sus actos y de su comportamiento. ¿Cómo pueden los niños pequeños, encontrar el amor de sus padres, muertos en la vida corriente o en la muerte proclamada de modo general, en las numerosas y continuadas guerras, que se empiezan,  sin haber acabado las anteriores?. Unos han podido escapar de tales guerras y se encuentran algunos huérfanos de su padre o también de su madre, en países desconocidos para ellos, donde han ido a parar empujados por la pólvora y el  “odio”. Si,  el odio, porque el hombre es lobo para el hombre, como dice aquel viejísimo refrán, “homo homini, lupus”. Dice la Prensa que multitud de niños, en aquellos campos de refugio o más bien de concentración, no pueden gozar de buena salud por su mala alimentación, ni se les educa,  enseñándoles los conocimientos, que hoy, más que nunca, se necesitan en la vida.
¿Cómo alimentan sus cuerpos y educan sus inteligencias, a los niños en esos campamentos, medio abandonados en tierras extrañas, que hablan en distintas lenguas?. Y ¿cómo, España, que casi no trae niños al mundo, porque no tiene medios para mantenerlos y educarlos, va a reclamar la presencia de niños expulsados del Oriente?.  En España se vuelven viejos sus habitantes y no son reemplazados por niños, con suficiente   inteligencia humana, que con la educación y el tiempo,  aseguren el porvenir de esta Nación.
Han ocupado territorios europeos, los sirios y los habitantes de Afganistán, y Europa  los ha recibido, algunos en Alemania y en Austria, pero muchos de ellos están esperando en Grecia, a que algún País,  les ofrezca su hospitalidad.
Siria se está destruyendo a sí misma, con luchas fanáticas, que quieren conservar la dictadura de los señores de vocación infinita, como si fueran dioses y los pobres habitantes de esas tierras, no tienen más remedio que huir de la crueldad y del odio del “lupus” o lobo fanático.
Europa, que durante muchos años ha cultivado su cultura, su humanismo,  su progreso industrial,  unido a su arte y a su ciencia, ha cambiado sus fines históricos, científicos y culturales por una política económica. Se ha convertido en dios del dinero y se ha bajado de los objetivos intelectuales y religiosos, para recurrir a los banqueros de los Estados Unidos.  La política europea,  la está convirtiendo entre otros comportamientos en separatismo y en sueños de libertad, cuando el mundo se sumerge en dictaduras y esclavitud. Dicen ahora que Inglaterra se quiere separar de Europa y quiere vivir a la sombra de los Estados Unidos. Obsérvese el comportamiento de Bélgica con su parte que habla en francés y su parte que se expresa en flamenco y en España, algunas   regiones quieren hacerse independientes. Por el Mundo hay países que quieren hacerse independientes y sus objetivos no son la solidaridad entre sus ciudadanos, sino el dinero. ¿Qué pasa en España, donde se hablaban distintas formas del catalán, que han logrado crear u nuevo catalán, desde luego bello, pero con el que quieren dividir a España?. En cambio en Aragón del Norte son varias las formas, una el ansotano, otra el Cheso, el aragonés que se hablaba en el Sur, el idioma del Sobrarbe, el de Ribagorza y el Benasqués…, que se van olvidando poco a poco.
 Quieren dividir a España, como quieren dividir a Bélgica, a Italia y ya han dividido a Yugoslavia y los terroristas que dicen que son musulmanes, van poco a poco  invadiendo y dividiendo a Francia, a España y a Europa.  Pero Europa tiene un orgullo o amor propio, que le hace creerse eterna, porque ya no confía en ella misma, sino en los Estados Unidos de América, en su riqueza que es el dólar, porque los norteamericanos son los banqueros de Occidente. España creó en América, un Siglo de Oro con un cristianismo que ocupó Colombia,  Venezuela, Perú, Puerto Rico, Tejas ,California, Florida, Cuba, Chile,Bolivia, Argentina.
Y los americanos se han convertido en los Banqueros de Occidente y los europeos confían en ese Banco Inmenso, como están ahora confiando en el Banco de Andorra y entre tanto Europa se ve “invadida” por los esclavizados habitantes de Siria. Cuando les falle a los europeos el Banco Europeo, confiarán en el  Americano. Como ahora confían algunos políticos  venezolanos en los Bancos de San Marino y  de otros pequeños países, mientras los auténticos venezolanos,  están pasando hambre. Inglaterra parece ser que también quiere separarse de Europa, tal vez para aprovechar el dólar americano, pero los Estados Unidos, ya empiezan a mirar su porvenir, ahora que tienen rivales en la Economía, como China, Japón , La India y la misma Rusia. Europa que no se abandone a ser una colonia de los países musulmanes de Asia y de Africa. El dólar americano es de papel, pero los árabes sauditas están dispuestos a cambiar su petróleo por el dólar. Y Venezuela esconde el papel de los dólares en Lienchtestein, en San Marino y en Andorra, en tanto su pueblo tiene sus mercados vacíos. Parece como si el dólar americano, se estuviera haciendo el dueño del poder mundial
Yo recuerdo cuando iba a cumplir seis años de vida, como asistía a las Escuelas de Siétamo y observaba como las personas mayores echaban sus votos en las urnas. Pero poco después aquellas votaciones se convirtieron en una Guerra Civil, que hizo arder nuestro pueblo y la transformación en cadáveres de los hombres, mujeres y niños, de diversas ideas políticas. Ante aquella situación, toda mi familia es decir mi padre, mi madre, mis abuelas y los seis hermanos, que creíamos seríamos felices, empezamos una emigración, a otras tierras, camino de Francia, como ahora los sirios emigran  a Europa. A última hora no hizo falta pasar la frontera y volvimos a Huesca.   
Ahora en el año 2016, han pasado las fronteras hacia Europa  los sirios y sus vecinos y no se ha  tratado de impedir que dichos asiáticos sean expulsados de su tierra. Europa debe proteger a los sirios y no contemplar cómo se apoderan los dictadores de sus tierras.
Europa se preocupa del dinero, pero se olvida de su civilización occidental, que debe cultivar, para que sus miembros, no sufran ni la escasez de medios vitales, ni la incultura.  

                                                                                                                                            

sábado, 28 de mayo de 2016

A Estebané de Siétamo

Ermita Santa Lucia, al lado del Psiquiátrico (Huesaca).


Hoy, día 25 de Marzo, de hace varios años, se  celebró en el Psiquiátrico de Huesca, un acto consistente en los funerales por Estebané Bescós, que señalaba el declinar de los vecinos antiguos de Siétamo y el comienzo de una época, en la que en este pueblo vivirán sus nuevos habitantes.
Es que se  murió Estebané a los 81 años de edad, el hombre más inocente de la Villa y el que más simpatías gozaba  por parte de sus escasos y antiguos habitantes. Cuando yo me marchaba al entierro, mi esposa me dijo: “ponte el abrigo nuevo y límpiate los zapatos”, porque ella quería que yo asistiera a acompañarlo con la mayor dignidad posible. Nació en Siétamo en 1923 y fue su madre la señora Dorotea Ramón y su padre el señor Esteban Bescós, siendo su hermano mayor el conocido en Siétamo y en Huesca, Antonio Bescós, por el apodo de “Trabuco”.
En la Historia hay un antes y un después y en la de Siétamo, el antes consistía en ver a Estebané recorriendo todas las casas del pueblo, que tenían sus puertas continuamente abiertas durante el día. En aquellos tiempos no asistían a la escuela los niños que sufrían algún retraso en su mente y por otro lado gozaba de una memoria fantástica, ya que ha recordado siempre  todos los nombres y apellidos de los habitantes de esas casas. Cuando entraba en alguna de ellas, decía: ”Joaquín Bruis y Joaquina Latre, ¡pastas y galletas!” y  la gente se las daba con la mayor satisfacción.
 Cuando hace ya unos años lo llevaron al Psiquiátrico, iban algunos a llevarle una torta y él exclamaba: ”Pascual Mas me da torta!,  y  cuando veía a mi hijo, decía .”Ignacio Almudévar, ¡pastas, pastas!”.
En dicho Psiquiátrico  era el encanto de enfermos y enfermeras, paseaba por los jardines del centro e iba hasta la ermita de Santa Lucía, donde  yo mismo lo vi, una vez que fui a visitarlo. Desde que él se fue de Siétamo, empezó a decrecer la población y cerraron las Escuelas y ahora se está repoblando otra vez de buenas gentes, pero que no conocían a Estebané. Consecuencia de este movimiento poblacional, a su entierro hemos ido los viejos habitantes, que desde siglos habitaban sus antepasados en él y nos ha recordado la historia de Siétamo, la para nosotros antigua y hemos fijado la vista en los nuevos pobladores, que verán con la nueva autopista la industrialización de la Villa de Siétamo. Si Estebané hubiera nacido en estos años, se le hubiera formado y hubiera llegado a ganarse la vida, haciendo trabajos manuales.
Se ha celebrado la misa en la capilla del Psiquiátrico y hemos visto el amor que le tenían desde el cura que celebraba, las enfermeras y un enfermo que durante la misa le dijo al sacerdote.”mala cara, mala cara pone Manuel!”, como aquel que le recordaba el dolor que sentía. Efectivamente el cura habló de la frecuencia con que Estebané iba a visitar la capilla.

Los de Siétamo, aunque estaban lejos de su tierra, cantaban :”Juntos como hermanos, hijos de la Iglesia, vamos caminando el encuentro del Señor!”, ¡como  Estebané!.

viernes, 27 de mayo de 2016

Homenaje a la mujer rural



Estuve hace unos días en la Ermita de la Virgen de Bureta, que se encuentra en el Monte de Fañanás y que desde Siétamo constituye un magnífico espectáculo contemplarla y más ahora ,que la han restaurado ,pintado y embellecido.
Ese pueblo de Fañanás ,que tiene un corazón enorme ,dedicó un fervoroso homenaje a las ancianas mujeres de este mismo pueblo y de todos los lugares vecinos, en el citado Santuario de la Virgen de Bureta, que es Madre de Dios y de los hombres y mujeres y Ama o Dueña de la convivencia  en el cielo y en la tierra. Para recordar a tales mujeres, mandó levantar el Señor Alcalde una  figura de mármol ,que representa a una joven mujer ,de rodillas y dirigiéndose a la Ermita de la Virgen ,le ofrece flores, con cuya imagen recuerda la ingenuidad  de aquellas mujeres de estos pueblos ,vecinos de la Virgen de Bureta, que dedicaron sus vidas ,no sólo a sus familiares y vecinos, dando sus vidas íntegras a cumplir sus obligaciones con aquellos que estaban a su cargo, a los que cuidaron y dieron el sustento durante tantos años, sino también se dedicaron al cultivo de la tierra, del pueblo y  al cuidado de la Virgen de Bureta.
Con este homenaje a las mujeres de ochenta años y más ,mostrasteis el agradecimiento a su labor humana ,que hizo de los pueblos un modelo de vida ejemplar y que, por desgracia ,va desapareciendo poco a poco.
Desde la cumbre donde se encuentra la Ermita ,se ve un hermoso territorio,”en que sus hijos...son los que quieren vivir en libertad” y sus hijas ,cuando eran mozas iban por agua a la “Fuente de Pepón” y es aquí donde se escuchaba”cantar las jotas de Aragón-ninguna tan verdadera-como la de Fañanás-que lleva el aire de la Sierra”.
Siempre cantan en Fañanás:”viva nuestra tierra-que no hay otra igual” y uno se queda convencido de dichas sonoras afirmaciones al contemplar el monte Anador , la Oliva,el puente viejo sobre el río Guatizalema ,con sus orillas pobladas de árboles y de setos, sus fuentes y sobre todo su Virgen de Bureta y bajo su gobierno e inspiración las actuales ancianas ,”dueñas de casa” y madres han mantenido dicho gobierno en dicho territorio de un modo agradable y modélico.
¡Qué bien guisaban aquellas mujeres a pesar de carecer muchas veces de alimentos, porque generalmente para comer hacían un cocido de garbanzos o de judías y para cenar escudillaban migas de pan para cocinar el puchero de las sopas y los garbanzos y judías iban acompañados con huesos rancios o con un trozo de tocino!.
Los años iban pasando y se iba mejorando la calidad de las comidas y la situación económica de las familias, pero estas mujeres ,que eran santas, lo han sido siempre, pues el otro día escuché a un hijo que hablaba con su madre y le decía:”si había pollo para comer ,¡los peores trozos ,para ti, mujer!;si había carne el peor filete también era para ti y si había poca, no era preciso apurarse porque tú ,¡buena mujer, no tenías ganas de comer!”.Lo que sucedía era que aquellas mujeres lo que querían era tenerlos a todos a su alrededor y no les importaba comer o no comerse un pastel .Nunca comían sentadas en la mesa ,sino que mientras los demás lo hacían ,ellas sólo  pensaban en servirles.
Estas señoras tienen y han tenido siempre el alma limpia y para ello se preparaban teniendo limpia su casa y llevando curiosos a sus maridos, hijos e hijas y para ello sabían fabricar el jabón con sosa, cortezas de tocino o sebo o con gorgas de aceite, recogiéndolas de las prensas ,donde se prensaban las olivas.
Me acuerdo de Turbidí y de su esposa, que recogían todo lo que encontraban, como leyendas ,historias y canciones de Fañanás y de su Virgen, de Silvestre Bara y de su esposa de Siétamo ,que tantos años y con tanta fidelidad guardó ,a través de la guerra las ovejas de mi padre y del señor Trisán ,que a pesar de sus dificultades volvió a Fañanás y que también ,durante la guerra ,le trajo a mi padre antiguos papeles familiares y me recuerdo de otros muchos ,como el que está en las Hermanitas, que tantas veces va a mirar por la iglesia de su pueblo y por la ermita de Bureta y del que sale en la Televisión, hablando de las flores que vende, en la Plaza de Santa Clara.¡Y me acuerdo de tantos otros!.
Nos hemos acordado unos instantes de las mujeres de nuestra tierra ,pero ya ,hace muchos años ,se acordó el aragonés Don Santiago Ramón y Cajal, del que ahora se está celebrando el centenario y que decía :”las mujeres tienen la misma inteligencia que los hombres, porque si no,¿cómo iban a transmitir las cualidades de la Ciencia ,el Arte y otras muchas ,a sus hijos?.Sólo falta que se reparta la enseñanza de un modo igualitario entre mujeres y hombres y entonces veréis los resultados”.Gracias a la evolución con que el Señor nos ha marcado el destino, ahora ya podemos contemplar mujeres en los gobiernos de los países, en los tribunales de Justicia, en las farmacias ,en los hospitales, en las oficinas, en el ejército y en toda clase de trabajos. 
En el único lugar de la sociedad en el que faltan mujeres es el campo y digo mujeres como esas ancianas homenajeadas, para que los labradores se animen a seguir practicando la agricultura y para que olviden aquella jota que dice así:”Señores la agricultura-está de todo abatida-si no rebajan los pagos-España estará perdida”.
¡Oh, Virgen de Bureta, te pido que hagas presente al Dios Todopoderoso, los méritos de estas ancianas ,comparables con las flores que te ofrece la muchacha tallada en mármol, para que a las dueñas de casa se les ponga un sueldo con su correspondiente retiro y traten de proteger a la Agricultura, para  que toda la Sociedad disponga de los alimentos en abundancia, procurando al mismo tiempo que los labradores tengan el cuidado del Medio Ambiente ,como objetivo principal.
Así podrán los hijos de Fañanás seguir cantando ,por los siglos de los siglos esta jota:”Viva Fañanás mi pueblo-y San Juan nuestro Patrón-con la Virgen de Bureta-digna de veneración”.

¡Oh Virgen de Bureta, te rogamos que tengas en cuenta los méritos de estas venerables ancianas, comparables con las flores que te ofrece la muchacha, tallada en mármol, que a las dueñas se les consideren los méritos de sus trabajos y que se apoye a la Agricultura, para que la sociedad disponga de alimentos en abundancia, procurando, al mismo tiempo, cuidar del Medio Ambiente.  Y así podréis los hijos y las hijas de esta tierra, seguir cantando, por los siglos de los siglos, esta jota que tantas veces habéis cantado y que así dice: Viva Fañanás mi pueblo-y San Juan nuestro patrón-con la Virgen de Bureta-en esta gran ocasión.

jueves, 19 de mayo de 2016

El hombre siempre busca las Fuentes



Cuando yo era un niño, en esta parte occidental  del Parque, observaba como se cultivaban huertos, que regaban con el agua proveniente de la cercana Fuente del Angel. Con aquellos huertos, alimentaban sus cuerpos  los oscenses, y recibían la alegría de la Naturaleza, y hoy día con Fuentes, como la del Parque, recién estrenada, alimentan sus espíritus y su razón. Acuden a observar su conjunto, que parece la fuente de un paraíso, y no pueden resistir a contemplarla y gozar de su Corona circular, apoyada en delicadas columnas, que mezclan su color plateado brillante, con el “color incoloro” del agua, que baja desde la elevada Corona, hasta los depósitos, que la recogen. En su exterior, se acomodan hermosos jardines, que no pierden la frescura del agua que cae desde la Corona y en su interior, rodean el círculo unos bancos, que invitan a descansar, y que recordando el antiguo mármol en el que descansan, hacen gozar  a los oscenses de la frescura que producen, al sentarse en ellos. Y ven las paredes de agua que bajan alrededor de los bancos, desde la Corona de la Fuente, hasta los depósitos, que parecen fabricados de mármol blanco. Se oye el sonido de la caída de las paredes acuosas, que se van a los depósitos, pero nuevas corrientes de agua continuas, hacen escuchar su rumor …mor, mor…que no se modifica. Al bajar el agua, de la Corona a los depósitos sienten los oscenses la frescura de dichas aguas, e impiden la visión clara del exterior de aquellas paredes acuosas, lo que les anima a concentrarse en el bienestar, sentados en el seno circular, de la Fontana del Parque. Esta, no mantiene los cuerpos de los que acuden a gozar de la misma Fontana, pero  reciben la impresión de que sus cuerpos van a convertirse en espíritus dotados de belleza, que no mantienen sus cuerpos, pero que les ayuda a convertir su estancia dentro del círculo de la fuente, en belleza.
Hoy, domingo, día siguiente al de inauguración de esta Fontana, estoy contemplando la felicidad que causa en los corazones de los oscenses, que se sienten obligados a contemplar su belleza. Está situada la Fuente, en el cruce del paseo que por el parque, va de Oeste a Este, y con las sendas que bajan a los visitantes desde el Norte, donde los patos nadan, a la Calle de Don Vicente Campo. Donde se cruzan ambos pasajes, existe un círculo de árboles, llamados en nuestra Península  plátanos, que parece que fueron plantados en aquellos años anteriores, como dando fe de que allí había un buen solar, para implantar en él una Fontana, que sustituiría a un viejo y estropeado surtidor. En ese círculo, convertido en solar, no sé  qué cerebro pensó en construir sobre él, pero  en escasos días han convertido en una Corona Real, porque realmente, sostenida por delicadas columnas de brillo metálico, asienta sobre ellas una Corona, en cuyas superficies circulares, se ve el reflejo del agua, que cae sobre la balsa, que con sus aguas, refresca a los oscenses, sentados en los bancos, interiores de la Fontana. A veces con el reflejo poderoso del agua,  se mezclan las figuras humanas, que por  delante de la Corona circulan, exhibiendo los colores de sus rostros y de sus ropas en los lados en ella.
En el centro de aquella isla, rodeada de agua, se sientan los oscenses y recuerdan los esfuerzos que los altoaragoneses, han hecho, para convertir el Secano en una Gran Huerta.
Responde la Tierra al casi continuo riego del agua,que desprende en forma de lluvia,la corona de la Fuente. Y con ayuda de la citada agua, las plantas que crecen alrededor de dicha Fuente, florecen con alegría y embellecen, su visión. 
En el Parque, han representado, un monumento a las aguas, que refrescan nuestras vidas.


miércoles, 18 de mayo de 2016

Judíos españoles




Conservar la personalidad judía, ha sido muy difícil hacerlo en España, y no sólo conservarla   en  España, sino recordarla. Pero están cambiando los tiempos y aparecen textos y personas  que nos hacen recordar  las sinagogas antiguas,  que  se conservan en nuestro País, cuando ya hace siglos, que los judíos fueron expulsados de nuestra tierra, en el año de 1492.  Judíos he conocido muy pocos, que se reconociesen  a sí mismos como tales,  pero me acuerdo de uno de ellos, que con su abrigo de color pardo y su sombrero del mismo color, durante la última  Guerra Mundial, escapando de la muerte, que lo buscaba en Alemania, para  echarlo de esta vida, llegó al Colegio de San Viator en Escoriaza, a pedir se le acogiera, para trabajar,  a cambio de mantenerlo. Yo no sé si fue por ser judío, que le encontraron  una incomprensión secular, y se le negó esa obra de caridad. Quizá aquellos profesores, que le negaron su auxilio, tenían en sus corazones recuerdos antiguos, de cuando siendo niños, por la Semana Santa salían a la calle a gritar, acompañando sus gritos con el toque de matracas y carracas: “¡a matar a los judíos que han matado a Cristo!. Estos recuerdos  son una demostración de que el judaísmo y el cristianismo han convivido desde tiempos antiguos en España y han hecho que en este País se recordara con antipatía a los judíos. ¡Qué forma de cultivar la Historia, fomentando el odio del cristianismo contra el judaísmo!. ¡Qué extraña forma de odiarse unos a otros, cuando sin saberlo, tal vez llevemos una parte de sangre  judía y los judíos, por gran parte del mundo, lleven sangre española e incluso algunos todavía conservan la lengua sefardita!.
En Octubre  del año 2012, encontré pidiendo limosna, en el Coso Bajo, a un judío nacido el año 1950, que, por tanto tenía unos sesenta y un años de edad. Era natural de Ucrania y me dijo que en tal País se dedicaba su familia un tanto al comercio y otro tanto a la restauración de carros tirados por caballos y por mulas. Pero aquel judío se daba cuenta de la labor de los suyos, que durante siglos se ejerció, en nuestra Península porque  me dijo que había visto en Huesca, documentos judíos, no sé si en el Museo Provincial o en el Ayuntamiento.
En mi escrito,  “Judeo español o idioma latino”, escribí lo que pasó en Ucrania, cerca de Kiev, que los habitantes judíos, tuvieron que salir de sus hogares y caminar en fila hasta el barranco de Bali Yar. Allí los agruparon en lotes de diez judíos y fueron obligados a desnudarse y a cavar las zanjas en que iban a arrojarlos”. Mal ambiente quedó en Ucrania, para que los judíos pudieran vivir. A los seis años de edad,  Abel fue trasladado a Israel. ¡Qué soledad tuvo que pasar Abel, siendo tan niño, sin ninguna culpa!.  En la Guerra Civil, mis hermanos y  yo, también tuvimos que huir, como tantos niños españoles, perseguidos por la citada Guerra Civil pero y unos pudieron volver a nuestra casa y otros, se quedaron en Rusia.  En cambio Abel “en Israel tuvo que luchar como soldado y como Policía Isaraelí, durante catorce años. No se sentía en un mundo justo y marchó a Europa. En Irlanda le pareció ser un antiguo pastor israelí y allí pasó una temporada feliz.
Apareció por Huesca, donde encontró restos judíos y cementerios debajo de la Ermita de San Jorge  y por Barrio nuevo. Recibió la sensación de que estando sentado en un escalón de Casa Rodrigo, del Coso Bajo, le dio la impresión de que iba a recibir del Espíritu Santo, una casa, porque su fe inmensa, le hacía pensar en tal alegría, que no le llegó. ¿Dónde estará ahora?. Abel no pudo resistir la lucha entre judíos y musulmanes y marchó por el Mundo, pero ahora tampoco encontró una vivienda entre los cristianos.
En sus numerosos años de convivencia, sufrieron los maltratos del racismo y también a ellos se les ha acusado de racismo, cuando en Zaragoza, martirizaron a Santo Dominguito de Val. Por toda Europa circularon los judíos, pero a España,  ya acudían los judíos antes de la muerte de Cristo. Sólo hay que recordar que los judíos vivían en Palestina,  al lado de los fenicios, que traficaban, ordinariamente, con la Península Ibérica. Llamaron a los judíos  españoles, sefarditas y llegó España a ser el País más poblado de judíos por todo el Mundo. Simón Wiesenthal en la “Operación Nuevo Mundo”, escribe que los Barrios judíos o Aljamas, en España, estaban en eterno contacto. Se ve como “Los Reyes de Castilla y Aragón les otorgaron autonomía a los sefarditas, llamados también marranos, por razones de oposiciones económicas”.  “Los tributos percibidos de los judíos constituían la única fuente de ingresos segura y constante de las arcas reales”. Además influyó  Colón en varios “nuevos cristianos” y en el judío Isaac Abrabanel. Además fue el que financió los gastos del viaje al  descubrimiento de América, pero no fueron los dineros de la Corona.
En Julio de 1492, fueron los reyes Católicos los que expulsaron a los judíos,  que no se convirtieran al Cristianismo.
Después de pensar en la Creación del hombre, se da uno cuenta de que el hombre no fue un hombre perfecto, sin que su creación fue la inauguración del desarrollo humano, a través de los siglos. Esta reflexión es la que nos hace estudiar el camino de la Evolución.
Estos días he conocido en Huesca a un señor optimista y alegre, que tal vez perteneciera a aquellos judíos que se convirtieron o tal vez simularan una conversión del judaísmo al cristianismo. ¿Qué me conduce a este pensamiento?. Un motivo es su apellido que ha quedado en Aragón, en un número escaso, pero que es sencillamente judío.
Pero, dado su apellido judío, se da un contraste entre dicho apellido y su escudo infanzón, consistente en un escudo, que representa un castillo y dos flores de lis. Este caso es un recuerdo entre su condición  judaica, que socialmente tenía que retirar de su apellido, el que estaba hablando conmigo, incorporándose un escudo de hijodalgo o infanzón.
Este señor aragonés viajó a Florencia, como lo hicieron durante muchos años, los aragoneses y los catalanes. Estaba lleno de optimismo, porque llevaba dentro de sí mismo, sangre sefardita, que le comunicaba un optimismo, que tras su lucha secular, les ha hecho conquistar un estado israelita. Es por un lado una aventura humana, que hace despreciar las luchas por el poder dentro de la vida o tal vez por la vida, entre los poderes, que ha tenido al Mundo siempre luchando. Cerca de mi pueblo de Siétamo, en Alquézar vivió un judío, que como el protagonista de esta comentario, se hizo Infanzón para abandonar la fe judía. El noble apellido Cavero de Aragón, está en un cuadro,en que lo representan, también como judío.
Otros pueblos, como el gitano, hacen su vida, pero no luchan por levantar su cultura, hacia la libertad autoritaria.   
El hombre optimista, oscense y tal vez de origen judío, es de suponer que viajaría a Florencia por activar su vocación comercial, igual que en otros tiempos los judíos correrían por aquellas tierras de Aragón, Cataluña e Italia. Llegó el oscense al centro comercial de un señor , que al decirle su apellido, se entusiasmó y gritando, llamó a su padre, diciéndole: ¡aquí está un comerciante español con nuestro apellido!. Aquellos comerciantes de Florencia eran de origen español y de raza o religión judía, con su apellido igual al del señor de Huesca. Esta circunstancia demostró que aquellos judíos, entonces italianos, fuero judíos expulsados de España. Entonces los judíos italianos le mostraron los productos de seda que vendían en Florenca y lo llevaron a una finca con más de mil hectáreas de moreras. Enseguida comenzó su vocación comercial, ofreciéndole productos de seda para venderlos en España. Eran auténticos judíos que transformaban la seda obtenida por los gusanos, en elegantes ropas de auténtica seda y de ella tejen y venden tejidos finísimos.
El oscense que parece ser era también de raza judía, siguió diciendo: las espadas de acero, las sacan del hierro, igual que de los hilos de la seda, sacan los tejidos de la misma materia. Y a continuación dijo: los agricultores obtienen el trigo y éste lo muelen,  para sacar la harina, con la que amasan el trigo.
Me dijo que su apellido lo poseían en Aragón unas treinta y seis personas, quedando uno en Valencia y dos en Madrid. Añade que en Barbastro y en Monzón queda alguno con su apellido judío.
Reconoce que tiene unos noventa empleados en sus lugares de trabajo, pero se emociona al hablar de un hijo y de una hija, a los que quiere con un gran amor, pues en ellos ve la sucesión de los trabajadores, hijos de Dios o de Jehová.  
En el Siglo de Oro de la Literatura Española, había numerosos santos y escritores, que habían pasado su religión del judaísmo al catolicismo. Una fue la santa Edith Stein, que fue monja carmelita, judía y mártir muerta en Auschwitz, en 1942.Era una intelectual que había  escrito muchos libros sobre los derechos de la mujer. Después de leer la vida de Santa Teresa de Jesús, se convirtió al catolicismo.

En el año actual, el  tal vez, judío oscense, con trabajo de su industria y la educación de su hijo y de su hija, da vueltas a su cerebro, y no sabe a  qué religión pertenece. A principios del año de 1999, en el “Motu proprio”,  Juan Pablo II, expresó un comentario, que seguramente, sería suscrito por cualquier ciudadano europeo, que pertenezca a otro credo,  que no sea el católico. Se expresa así: ”Crezca, pues Europa. Crezca como Europa del espíritu, en la línea de su mejor historia…Para edificar la nueva Europa sobre bases sólidas, no basta ciertamente apoyarse en los meros intereses económicos, que, si unas veces aglutinan , otras dividen, es necesario hacer hincapié sobre los valores auténticos, que tienen su fundamento en la ley moral universal, inscrita en el corazón de cada hombre”.

jueves, 12 de mayo de 2016

Curro Jiménez, Diego Corrientes y el Cucaracha



Linaje aragonés. De Castejón de Sobrarbe y Adahuesca (Huesca), Una rama pasó a Valencia. Don Antonio de Naya, noble aragonés, fué creado Barón de Alcalá en 12 de marzo de 1700.
 

Los aragoneses no somos dados a airear nuestros propios asuntos y, sin embargo, con la vida de nuestro bandolero,  el Cucaracha, se podría filmar una película que no le tendría envidia a la de Curro Jiménez. Casi hemos destruido la jota y la fabla, hemos olvidado a nuestros hombres famosos por sus valores intelectuales, literarios  o por su mito. Bien se vale que mosen  Rafael Andolz, publicó su libro sobre la vida de nuestro personaje.
El Cucaracha tenía sus escondrijos en la Sierra que va de Tardienta  a Alcubierre y otras veces se ocultaba en las cuevas de la Serreta que va desde Piracés hasta Alberuela, pasando por Tramaced, Fraella y Marcén. Grañén en el llano, quedaba casi en el centro geográfico del mapa de sus correrías. Alguna vez se alejaba de esta comarca, llegando hasta Colungo, donde con su cuadrilla asaltó una casa muy rica. Dicen que todavía alguien de la “redolada” conserva una clueca de oro con sus “polletes”. Si es verdad, yo creo que ya habrá prescrito el delito, porque estas fechorías tuvieron lugar a fines del siglo diez y nueve.
En Senés, la víspera de San Bartolomé, se puso un bandolero en cada boca de calle y el Cucaracha se llevó lo que quiso sin ninguna violencia.
En Torralba, los pinos bajaban de la Sierra hasta el  Pilar y escondiéndose entre ellos, llegó un secuaz hasta una casa, en que llamó, miraron desde una ventana y viendo de quien se trataba, le tiraron una gruesa piedra, le dieron en la cabeza y lo dejaron muerto. En Callén dicen que el Cucaracha mató al amo de casa Bercero, pero el pueblo dice que fue un criado infiel, buscando descargar su crimen en el bandido.
En toda película tiene que salir una bella mujer amada por el protagonista y el que nos ocupa dicen que tenía una amante en Torres de Barbués. También los bandidos tienen su corazoncito. Si, el Cucaracha tenía buen corazón y a los labradores pobres les daba dinero para comprar dos, tres o cuatro cahices de trigo para sembrar. También demostró su generosidad con “Siña Olaria”.
“Cuatro titinas  teneba a viella Olaria n’o  corral. Una con a gorguera pelata, sin plumas, con a pelleta muy roya, muy roya y  cotaza  de tanto aparar a frigor d’a nuey al raso, penchada en una Figuera”.”Otra tenía la cresta granada como una granada o “minglana”, otra era negra como la toca, la toquilla, las sayas y las alpargatas de su dueña y la más pequeña era enana, pero la que más gozo le proporcionaba. Se le ponía en los hombros cuando se acomodaba en la silleta de ir a misa y le picaba en las cabecicas negras y redondas que le sujetaban el moño. Estaba viuda  y como no tenía dinero, no podía pagar la contribución. El recaudador, que tenía la conciencia más negra que la gallina del mismo color de la señora Olaria, se le llevó la negra, la pelada, la de la cresta granada y la enanica”.
El Cucaracha que se enteró, le regaló ocho gallinas y dos sacos de trigo para que les diese de comer. En otra ocasión vio  a un chico joven, que tembloroso, apretaba sus manos. Le preguntó el Cucaracha que era lo que llevaba entre manos y éste le contestó, que se había recogido unos billetes, para comprarse un asno y el Cucaracha le dijo: no te vas a comprar un burro, sino una pareja de mulas. Y el Cucaracha le proporcionó el dinero que para dicha compra necesitaba, 
Pero el bandido generoso estaba condenado a muerte y estando asando un cordero en una paridera, mandó al “repatán” a buscar vino. Cogieron al muchacho y en su bota, el Farmacéutico de Lalueza le añadió un soporífero, para que se durmiera el Cucaracha. Estando durmiendo llegó la justicia y le dispararon.  Aún tuvo tiempo de incorporarse y de disparar un trabuco de boca de campana, antes de caer muerto. Sus enemigos muy contentos, cantaban: “La cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar” y los niños de los pueblos cantaban : ”ya no puede caminar porque le faltan,  porque no tiene las patitas de detrás”. ¡Cómo los niños mezclaban la vida del bandido Cucaracha con la de las negras cucarachas!.
“Siña Olaria”, a pesar de sus escasas posibilidades, le mandó decir una misa y le rezaba por las noches el rosario y lloraba, lloraba.
Estas tristes historias, todavía las recuerda el pueblo. Tengo una prueba de las aventuras del Cucaracha, porque el día siete de Mayo del año de 2016, estando sentado en un banco de la Plaza, donde, en viejos tiempos, se encontraban un Hotel y una Cárcel,  me saludó un señor, con el que nos conocíamos hacía unos cuarenta años. Era nacido  en Tardienta, el punto opuesto al Norte de la Sierra de Alcubiere, que se encuentra en el Sur. Este señor, todavía vivo y de un gran  humor, se llama Alfonso Gallán. Esta buena persona, durante unos treinta años, fue taxista en su pueblo ferroviario de Tardienta, al tiempo que cultivaba la tierra. Era un hombre amante de su tierra, tanto que trabajó incluso en el Canal de los Riegos del Alto Aragón, con lo que soñaba  redimir los Monegros.  Este fue uno de sus propósitos, que fue el de la redención del desierto monegrino, al contrario que el Cucaracha, que con su poder, en lugar de crear riqueza, destruyó la agricultura, a pesar de darle un par de mulas a un muchacho. En esta diferente conducta con su tierra, se nota la diferencia entre el propósito de Alfonso Gallán de regar los Monegros y la labor destructora del Cucaracha, de ser un dictador de esa tierra, que hoy, se va volviendo verde, porque le proporcionaba un par de mulas a un joven muchacho, pero arruinaba el capital a los labradores monegrinos y el trabajo a los demás monegrinos.  Es Alfonso un hombre de hoy, pero durante muchos años, al volante de su taxi, no sostenía otras conversaciones, que las que habrían de cambiar el destino de los Monegros.  
 Empezamos una conversación sobre la dicha Sierra y sobre los doce hombres armados con trabucos, de los que uno más pequeño y vestido de negro,  era su jefe, que por el año de 1870, se constituyó en El Bandido Cucaracha. El señor estaba sentado a mi lado en un banco, frente a un Puesto de Lotería, propio de su hijo y me dejó entusiasmado de la segunda parte de la vida del Bandido Cucaracha.  Conocía perfectamente, esa vida apodada con el apodo de El Cucaracha y de nombre Mariano Gavín Suñén.
Uno, al escuchar a este señor, comprende este conocimiento tan profundo de un hombre, natural de Tardienta, que al contarte aquellas pasadas aventuras, te parece que las vivió. Fue taxista de Tardienta, donde, haciendo con los años miles de kilómetros por esa tierra, tuvo  que escuchar las aventuras del bandido Cucaracha y otras tantas, que el día siete de Mayo de año 2016, me las estaba relatando a mí. Mi amigo el taxista retirado, no conoció al Cucaracha, pero después de tanta conversación, tenía que acordarse de ese Bandolero tan moreno y pequeño de estatura, porque me recitó aquella copla que dice: ”Se pasea el Cucaracha- por la Sierra de Alcubierre, -un hombre como un tomillo,-y todo el mundo le teme”. Su vida con el taxi,  supongo que no sería muy dulce, porque, cuando festejaba yo con mi  actual esposa Feli Bercero, circulaba por aquellas carreteras   desasfaltadas  y algunas veces sin asfaltar.
Daba la impresión de que El Cucaracha era el Mandamás, o el Dictador y recorría desde la Sierra de Alcubierre, seguido por sus “cuadrillas”, que vivían en distintos lugares, para unirse cuando tenían la ocasión de robar a ricos propietarios. Robaron los bandidos de Cucaracha, que llegaron a formar una cuadrilla de unos cien hombres, que vivían por diversos pueblos del Norte de la Sierra de Alcubierre y otros por  el  Sur, a un  número enorme de propietarios. Parecía aquella Sierra un País independiente, gobernado por bandidos. Hacían su vida, pero cuando iban a realizar un robo grande, se unían.
¿Cómo podían robar y matar casi con entera libertad?. Sencillamente porque las Guerras Carlistas, hacían que los escasos Guardias Civiles, no pudieran  dedicarse a combatir a los bandidos, pues tenían suficiente trabajo y peligroso, con ocuparse de la lucha política, que tenían que hacer contra los Liberales. Durante aquellas Guerras Carlistas, el Cucaracha odiaba a los ricos y presumía de “asestar sus tiros a los hombres de posición y de fortuna”. Era el Cucaracha un hombre inculto,  que apenas sabía leer y quería imitar el romanticismo de los dos románticos bandoleros, José María el Tempranillo y el de Jaime el Barbudo de Crivillente. La doctrina del Cucaracha se convirtió en una dictadura sobre la Sierra de Alcubierre, dominando parte de Huesca y de Zaragoza.
Es evidente que la vida de los campesinos, había que protegerla, pero los bandoleros que no tenían nada que sacar a los pobres, como la señora “Olaria”, se aprovechaban de ellos para hacer fama de bondad, con cuatro gallinas y algún saco de trigo.  La señora “Olaria” era buena, pero los propietarios de la tierra, no podían producir riqueza  cultivándola, y Los Monegros se quedaron sin progreso. ¡Cómo iban a ser productivos cuando se sabe que estaban siempre amenazados de asaltos, que les robaban el dinero y muchas veces los asesinaban!. Todavía suenan los apellidos de Bastaras, de Lanaja, del que ahora dicen que cede el templo con las pinturas del cuñado de Goya, al Estado. También suenan los apellidos de José Calvo y Juan Ruata de Alcubierre y de Juaquín Angas de Ontiñena, Sebastián Peralta de Monegrillo, donde sus habitantes todavía peregrinan a rezarle a San Urbez, en Nocito. Otras de sus víctimas eran de La Almolda, de Tramaced, de Pina y de la Perdiguera.
Todavía cantan algunos “La hija de Bercero – la más pequeña-se casa con don Santos por la moneda.- La moneda se acaba y el viejo queda”. Esta hija de Bercero, lo fue de Bercero de Callén, pariente de mi suegro, que fue labrador en Torralba de Aragón. Este Bercero de Callén, dicen algunos que fue asesinado por los seguidores del Cucaracha y otros que lo mató alguno, para provechar la oportunidad de robarle dinero.
Se casó “la hija más pequeña de Bercero,  con el último barón de Naya o de Alcalá del Obispo”. Se quedó viuda y murió en una Residencia de Zaragoza. Allí acudía mi suegro hace ya multitud de años a verla y a saludarla, porque había muerto sin hijos. Torralba de Aragón se encuentra entre Senés  de Alcubierre y Tardienta. Mi suegro ya hace muchos años que murió de noventa y cuatro años. Yo no puedo precisar la vida de la “hija de Bercero,  la más pequeña”, pero lo que cuento, lo he escuchado en varias ocasiones. Yo ignoro si “ la chica más pequeña de Bercero”, se casó con un barón de Naya o de Alcalá o si ya no quedó ninguno de ellos, pues ya no he oído hablar de más barones de Alcalá ni de hijas de Bercero tan bellas como María Cruz.
Este barón de Naya  fue también llamado barón de Alcalá, con título desde 1700, durante los últimos años de Carlos II. Otro sucesor del  barón don Alejandro Naya y Ferrer, aprovechó la Guerra de la Independencia, para volver con su familia a Huesca. Combatió con Espartero hasta el año de 1876, con la Restauración. Desde 1862, contaba Huesca con un Banco por Acciones y por Crédito y su principal promotor fue el barón de Naya y de Alcalá del Obispo. Una gran parte del Parque Público de Huesca era propiedad del barón de Naya. Ese terreno lo entregó al Ayuntamiento de Huesca, para ampliar dicho Parque,  dejándole unos metros para edificar un edificio,  mirando al Parque y yo me acuerdo del barón de Naya, que por el apellido de Azara, era también pariente nuestro, más o menos lejano de los Almudévar de Siétamo. Eran los Azara de Barbuñales parientes de Antonio Naya y Azara, sexto barón de Alcalá. En una nota de los Antepasados de Antonio Naya y Azara, sexto barón de Alcalá,  escribe su nombre al  lado de Francisco Antonio de Azara, segundo Marqués de Nibbiano( 1744-1820) y natural de Barbuñales. Los Azara de Siétamo, exhibían un escudo en el altar de su capilla en la Iglesia Parroquial, donde eran enterrados, ya desaparecido para la Guerra Civil y otro que se encuentra, junto con el de los Almudévar en un armario del salón de la Casa de estos señores de Siétamo.
Era grande la relación entre los Azara y el Conde de Aranda, que en el Museo Provincial de Huesca, recibió el título de Teólogo, así como varios familiares de los Azara de Barbuñales y el Párroco de Siétamo, de apellido Azara.
¡Pobre tierra de Monegros, de Huesca y de Zaragoza, por no prolongarla al Norte de la provincia de Huesca, que estaba sometida a la dictadura de los guerrilleros y a la ausencia de los Guardias Civiles en defensa del pueblo!. ¿Esa era la defensa que recibía el pueblo del Poder?.  No porque el Poder se preocupaba de conservarlo  y el pueblo, pobre, aguantaba  que lo gobernase el Cucaracha  por medio de su Dictadura particular. El orden estaba perdido por la lucha entre liberales y carlistas y ese vacío de poder lo ocupaban los bandoleros. Se echaron estos al monte para vivir sin trabajar, porque el escaso número de Guardias Civiles, no podían perseguir a los bandoleros, cuando tenían tanta faena en combatir a los Carlistas, que constantemente pasaban por la sierra de Guara, desde Cataluña a Navarra y viceversa. Mi abuelo Manuel Almudévar Vallés, tuvo que huir de Siétamo hasta Francia, acompañado del Confitero Vilas, el de las Castañas de Mazapán y por un vecino de Liesa. Por Siétamo pasaban los Liberales y a veces luchaban con los Carlistas, cerca de la próxima Sierra de Guara.
El Cucaracha casi no sabía escribir, pero intentaba hacerse un romántico, que protegía a los pobres campesinos, como protegió a la señora Olaria y a algún muchacho, al que proporcionaba caballerías para labrar.
La familia de los barones de Naya y de Alcalá del Obispo, era oriunda de Labata, debajo mismo de la Sierra de Guara. Estaba documentada esa familia desde el siglo XI, extendiéndose por Rodellar, Panzano, Azlor y Castejón de Sobrarbe, siguieron por Adahuesca. En 1700 unos Naya recibieron el título de tales barones y en 1708 el del Marquesado de Viñuales. Vivieron por el Somontano de Guara y bajaron a Zaragoza. Estaba Antonio Naya y Azara, Sexto barón de Alcalá, impregnado por la vida de Aragón y sobre todo del Alto Aragón. Fue un dirigente provincial del Partido amigo del progreso,  pues siempre luchó contra las situaciones revolucionarias.
En aquellos tiempos del bandolerismo, el Barón de Naya o de Alcalá, dirigió el Partido Moderado, creado en el año de 1862 y fue promotor del Banco de Crédito y Fomento del Alto Aragón, porque en su interior quería eliminar esa república de bandoleros, cuya política sólo fomentaba la vida miserable de aquella “siña” Olaria,  pero que retrasó el progreso económico de los Monegros principalmente. Fue Antonio Naya y Azara, el sexto barón de Alcalá y se constituyó en el principal promotor del citado Banco, que se creó el año de 1862, con un capital de 12.000 reales.
¡Qué diferencia de Banco existía entre este Banco de Crédito y el del Cucaracha !.
¿Qué tipo de Banco poseían los Bandoleros de los Monegros?. Era un Banco sin capital propio, pues el dinero de que no disponían, lo robaban a los que lo poseían y el Cucaracha, lo gastaba con sus revolucionarios socios y dando alguna limosna a los más desgraciados de los Monegros.
El Banco de Crédito y Fomento fue promovido por Antonio Naya y Azara, barón de Naya y de Alcalá. Lo fundaron en 1862 y se apoyaron en un capital de doce millones de reales, distribuidos en dos mil acciones. Antonio Naya y Francisco Pérez, fueron los mayores accionistas, pues cada uno de ellos tenía ciento cincuenta acciones cada uno de ellos.
Antonio Naya y sus compañeros del Banco, lo fundaron arriesgando su propio y no muy abundante dinero, con el fin de que los ciudadanos, con el dinero que recibieran prestado por el Banco, compraran ganado, labrasen tierra e hicieran correr el dinero por aquellas tierras de miseria fomentada por los bandoleros. Los intereses de esos pequeños Bancos, eran modestos, pues no practicaban la usura, en cambio los interese de otros Bancos, llegaron a cobrar el treinta o el cuarenta por ciento, intereses que no podían llegar a devolver al Banco y sus clientes acababan arruinados. Los que no se arruinaban se tenían que dedicar a negocios sucios, que contribuían a que la Sociedad se pudriera.
Esos intereses han arruinado a muchas operaciones de la sociedad y se ha reaccionado de una forma bestial, porque ahora por el dinero ahorrado por los ciudadanos, no les devuelven ni cinco céntimos. Hoy muchos Bancos se han convertido en lugares secretos, en lugares donde se juega con el dinero y se impide el desarrollo normal de la economía. Hemos bajado de la usura a la nulidad de los intereses, que hacen imposible que el Mundo gobierne sus ahorros o los cree.Estaban los Monegros de Huesca y de Zaragoza,  convertidos en una república corrompida, en que el Cucaracha  y su cuadrilla, se mezclaron en sucesos turbios. Por ejemplo mataron a Martín Rubira de Zuera en 1873. Tras este crimen se unieron más de doscientos hombres de Zuera, Perdiguera, San Mateo de Gallego, Leciñena, Farlete Monegrillo, Alcubierre, Robres, Senés y Torralba y recorrieron la Sierra de Alcubierre, sin encontrar resultados positivos. Pero estos alcaldes se reunieron en el Santuario de la Virgen de Magallón y hablaron de seguir persiguiendo a los bandidos. 
En 1862, el barón de Naya y sus amigos fundaron el Banco, y en aquellos años, se comenzó una lucha más eficaz contra los bandoleros. El siete de julio de 1874, detuvieron al  ermitaño de San Miguel, que estaba situado en el monte de Juvierre, en Castejón de Monegros,  por actuar de colaborador  de la banda del Cucaracha. Los bandoleros, irritados por la labor de la Guadia Civil, cuando llevaba preso al ermitaño, acometieron a los Guardias civiles. En esta lucha salió herido un Guardia Civil y fue causa de la muerte del ermitaño.Son muchas las coplas que se recuerdan de la tiriste historia de los Monegros y una de ellas ,dice”Cucaracha y los civiles-tuvieron un tiroteo;-Ellos bien se divertiero, pero lo pagó el santero”.
Pero también el Cucaracha tuvo fin, porque estando con cuatro compañeros,  en el corral de la Anica, cerca del entonces poblado de Peñalbeta, en el término de Lanaja, mandó a un joven muchacho a Lanaja, a comprar vino. Lo cogieron los Civiles y en la Farmacia de Lalueza, hicieron que el boticario, añadiera un soporífero en el vino que llevaba dentro de la bota.El muchacho volvió a llevarle el vino al Cucaracha. Aquellos bandoleros se fueron durmiendo y cuando llegó la Justicia, dispararon.”Aún tuvo tiempo de incorporarse y de disparar, antes de caer muerto,  un trabuco, de aquellos de boca de campana”.
Como en el cuento americano de otro Cucaracha, “sus enemigos, muy contentos, cantaban: la cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar”
El 28 de Febrero de 1875, la Guardia Civil acabó con la vida del Cucaracha, en el corral de la Anica, en el término de Lanaja.   

domingo, 8 de mayo de 2016

Don Quijote, antes y ahora




A Lope de Vega le mandó Violante hacer un soneto, por lo que se deduce al leer:”Un soneto me manda hacer Violante y en mi vida me he visto en tal aprieto, catorce versos dicen que es soneto, burla burlando van los tres delante”. Lope era Lope y claro, burla, burlando escribía un soneto; su fecundidad era proverbial, tanto que en menos de horas veinticuatro, no sé cuantas pasaron de las musas al Teatro. Además, en aquellos tiempos, en que el amor era el “primum movens” de aquellos caballeros, si se lo pedía Violante, lo que me extraña es que no escribiera cien sonetos en lugar de uno.
A mí, no me mandan hacer un soneto, me ordenan escribir sobre el Quijote y con mayor motivo que Lope, “en mi vida me he visto en tal aprieto”. El que me manda meterme en libros de caballerías es como Don Quijote,”seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador”.El caballero tiene otras analogías con  Cervantes; éste “se daba a leer libros de caballerías”,”y así llevó a su casa cuantos pudo haber dellos” y áquel, que me ha ordenado perorar, también tiene en su casa libros en abundancia, hasta  de caballerías, ya  que posee hasta el Quijote de Avellaneda. Este caballero es Don Federico Balaguer y cuando pienso que un sabio me manda escribir, me río y sólo me queda, como a Lope, pero en pequeño, tratar de burla burlando, llenar otros tres o cuatro folios, además del que ya llevo por delante. Yo creo que resultará sencillo, pues medio mundo se burla del otro medio, los cuerdos de los locos y estos de aquellos.
Hay personas razonables, que como Don Federico Balaguer se dedican a “desfacer” entuertos históricos, o, como Miguel de Cervantes que dedica a su Don Quijote a deshacer los entuertos que causaban los libros de caballerías en sus tiempos. Esos libros estaban escritos por personas a las que la razón de su sinrazón,  les hacía razón. Ante tales desvaríos, no valía la fuerza de la razón; el único recurso que le queda al escritor para combatirlo es la ironía, la sátira y la burla.
Unamuno  nos hace ver que el Quijote es una burla de un género literario que hizo que al caballero, se le secase el cerebro,”de modo que vino a perder el juicio”.
La era Gütemberg se había iniciado en el siglo XV y el invento de la Imprenta, que pudo transformar a todos los hombres en razonables y razonadores, llevó la sinrazón a Don Quijote y a otros muchos más. La misma Santa Teresa se tuvo que apartar de la lectura de los libros decaballerías, para poder llegar a hacer de la Mística un esquema racional en “Las Moradas”.
En la obra de Martín de Riquer, titulada “Introducción a Don Quijote” se lee que Alfonso de Fuentes, cuenta en su Summa de Filosofía Natural (1547), el caso de “un personaje que se sabía de memoria el Palmeril de Oliva y no se hallaba sin él, aunque lo sabía de cabeza”.
En el Arte de Galantería de Don Pedro de Portugal, se describe como lloraba toda una familia porque se había muerto Amadís de Gaula; un gran señor italiano sé desesperaba al leer que Amadís hacía penitencia, como cuenta Lope de Vega en su novela Guzmán el Bueno.
Hay quien se pregunta si Cervantes quiso en su obra afirmar que todos estamos locos. He hablado antes de personas razonables o cuerdas y de personas de la sinrazón o locos y el mismo Cervantes opone a la locura de don Quijote, el sentido común de Sancho Panza, que, como poseedor de la sabiduría del pueblo sabe que “de poetas, músicos y locos, todos tenemos un poco”. Creo que sería tan disparatado ver por todas partes castillos encantados y sutiles Dulcineas como tener el concepto sanchopancesco de “muera Marta y muera farta” y el deseo de que todas las Martas se convirtieran en “fembras placenteras”. A lo largo de la obra se observa como Don Quijote se va haciendo más realista y como Sancho, por ejemplo, en la Insula Barataria, donde lo nombran gobernador, pronuncia frases que se apartan de lo concreto y entra en conceptos abstractos como la Justicia.
Don Quijote es un insensato, no muestra sentido del humor, es un utópico y las utopías son como el onanismo y el insensato sueña en princesas y como utópico está separado del erotismo, que habitualmente ponen en acción los
Caballeros  andantes.
Soñaban como locos, los caballeros andantes en princesas encantadas y defienden damas, que tal vez lo fueran por su posición social, pero que muy bien se pondrían a cantar la reciente y escandalosa canción que dice:”Yo quiero ser una zorra”.
Sancho Panza es excesivamente sensato y carece también del sentido del humor, haciéndole su realismo, creer solamente en aquello que tiene al alcance de la mano y se le escapa también el erotismo, para convertirse en posesión material.
Los utópicos y quiméricos, en su vida particular o en la pública, si la ejercen, ven sus chifladuras desmoronadas ante la realidad, después de mostrarse violentos, ya ante los molinos de viento o ante los rebaños de ovejas, entes pacíficos por antonomasia y en los que ellos sólo ven fantasmas enemigos. Los absolutamente sensatos podrían pasar por bueyes embelesados en su ciencia.
¿Dónde está el mérito de Cervantes?. Yo creo que en la ironía con que nos conduce a la realidad de cómo debe ser la persona humana, tan alejada de Amadises y de Dulcineas como de Sancho Panza y Maritormes.
No es el Don Quijote una simple sucesión de relatos chuscos, que constituirían una payasada, como ocurre en alguno de los que salen en el Avellaneda, como en el capítulo en que Don Quijote y Sancho, camino de Zaragoza, entran a expoliar un melonar y salen a palos. El payaso es un hombre alienado, no es un hombre auténtico, está enmascarado de listo o de tonto.
El mérito de Cervantes es hacer ver, por la ironía, como no debe ser el hombre; es intentar apartar al hombre de la alineación; pero la grandeza de su obra es que es universal en el espacio (cientos de ediciones de sus obras en casi todas las lenguas) y en el tiempo. Si en la era Gütemberg fueron los libros de caballerías y de otros géneros alienantes, sigue habiéndolos en la era Mac Luhan.
Mac Luhan era canadiense y ha muerto hace poco tiempo. Anunció el fin, quizá exagerando un poco de la letra impresa, sustituida por las computadoras, la televisión, los vídeos, etc. Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, pero yo me pregunto: ¿no será mejor una imagen acompañada de una hermosa y precisa descripción?. Estas palabras me recuerdan que Cervantes ironizaba  los libros de caballerías, no sólo en su fondo, sino también en su forma. No otra es su intención cuando escribe: “apenas había el rubicundo Apolo tendido por la faz de la ancha y espaciosa tierra las doradas hebras de sus hermosos cabellos y apenas los pequeños y pintados pajarillos con sus arpadas lenguas habían saludado con dulce y meliflua armonía la vanidad de la rosada aurora, que, dejando la blanda cama del celoso marido, por las puertas y balcones del manchego horizonte a los mortales se mostraba, cuando el famoso caballero Don Quijote de la Mancha, dejando las ociosas plumas, subió sobre su famoso caballo Rocinante y empezó a caminar por el antiguo y conocido campo de Montiel”.
Este texto, a pesar de ser una ironía contra el estilo literario de los autores de los libros de caballerías, a mí me encanta leerlo y releerlo y me gustaría acercarme en los escritos a su calidad literaria.
Pero estaba hablando de la bipolarización que se plantea entre Gutemberg y Mac Luhan y yo creo que sigue siendo necesaria la lectura y que la del Don Quijote será siempre aleccionadora. La escritura hace pensar, los chinos representan con signos sus palabras monosilábicas, los fenicios sustituyeron los dibujos por consonantes y vocales, pero todavía podemos ver dibujadas las “ideas de las cosas”, en las cuevas primitivas. Con estas imágenes, si no las acompañamos de una descripción escrita, podemos volver al bisonte de Altamira.
¿Qué conclusión podemos sacar de este concurso?. Yo personalmente tengo la mía, que le agradezco a Don Federico por haberme mandado intervenir en este acto lo que me ha obligado a leer, como a los concursantes, textos del Quijote y a reflexionar sobre ellos. Estas lecturas y estas reflexiones nos han ayudado a comprender el mundo actual y a percatarnos del paralelismo entre Don Quijote con escritores actuales.
La alineación que antes producían los libros de caballerías, las producen ahora el consumismo, la televisión, el cine, la masificación, los dogmatismos, los fanatismos y una vaga conciencia de inseguridad en el porvenir colectivo y en el de cada joven e incluso de cada persona mayor, como yo mismo.
Se celebra estos días el aniversario de Ortega, que decía que los españoles consideraban “funesta la manía de pensar”. Algunos lo descalifican porque no pensaba como ellos, pero yo  animo  a los jóvenes a que piensen por sí mismos y ahora que han leído el Quijote que sigan leyendo otros libros.
Kafka en su obra “El castillo”, habla de como en él se hallan hombres con poder, que tienen siempre palabras, buenas palabras, pero los hombres que están fuera, están inermes, desalentados e impotentes para alcanzar otra Dulcinea, que es un conjunto de sueños de felicidad y de libertad.
José Luis Castillo Puche describe como Kafka ha  sabido ”poner en alegoría no sólo el destino incierto del hombre”, ”sino que a través de sus personajes atónitos y acosados, alucinados o poéticos en medio de la grosera vulgaridad, ha dejado testimonio de la auténtica conciencia de nuestro tiempo”.
A Don Quijote lo interferían gigantes, que eran molinos de viento, a los hombres, en sus sueños los interfieren también gigantes que son todopoderosos en sus torres del castillo del poder: ”burocracias de hierro, automación y la deshumanización de la maquinaria estatal, social, científica, económica y técnica, cuyo objetivo es hacer que el mundo funcione sin tener en cuenta al hombre”. El mismo Cervantes sufrió en sus carnes los vituperios del poder.
Cervantes, en situación de pobreza envió al Consejo de Indias una serie de méritos que le podrían hacer merecedor de un empleo en América y aquellos méritos eran los siguientes, su pérdida del brazo en Lepanto, el cautiverio de Argel, la misión que desempeñó en Orán, los que tenía su hermano Rodrigo que había también peleado en Lepanto y el desamparo de sus hermanas. Se lo denegaron, pero su Don Quijote, como decía mucho antes Don Juan Manuel de los libros fue “melecina”, que con su bálsamo de optimismo y de ilusión ha curado muchas mentes humanas y las ha aliviado en el curso de los años.




jueves, 5 de mayo de 2016

Adoración a Nuestro Señor

San Cosme y San Damian (Huesca).



Un sacerdote iba a la Catedral y yo venía de ella porque había acudido a oír misa. Dicho sacerdote habla poco, al menos con los hombres, porque con el Señor debe estar siempre pensando y comunicándose con Él. Le pregunté que porqué rezaba tanto y me contestó que el mundo estaba hecho por Dios para que cantara su gloria y así lo hacen los animales,  unos con sus cantos y otros con su comportamiento y las plantas con sus flores. Pero sobre los animales, me indicó su diferencia con los hombres, ya que aquellos están regidos por los instintos que el Señor estableció en su genética y esos instintos son los que gobiernan sus actos; cuando el instinto les dice que tienen que emigrar, vemos como en pocos días desaparecen de nuestros pueblos las golondrinas y cuando vuelven al año siguiente vemos como movidas por ese mismo instinto, preparan sus nidos, se aman y ponen los huevos de los que saldrán las crías, que a su vez, cuando sientan la llamada de Africa  a sus tierras, ellas acudirán. Y vemos como el Señor ama los animales y las plantas, al leer en el Evangelio de San Mateo de la procesión del Domingo de Ramos, aquellas frases, que había dicho un profeta a la hija de Sión: “Mira que viene a tí tu Rey lleno de mansedumbre, sentado sobre una asna y su pollino, hijo de la que está acostumbrada al yugo…Y una gran muchedumbre tendía también sus ropas en el camino: otros cortaban ramos de los árboles y los extendían por el camino, y tanto las turbas que venían delante como las que venían detrás, clamaban diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David: bendito sea el que viene en el nombre del Señor!”.
Pero no sólo están en el mundo las plantas y los animales, sino que el Señor creó a los ángeles y a los hombres y los hizo libres, pues podían los ángeles contestarle que sí   a sus mandamientos y lo mismo podían contestarle que no. Muchos, entonces ángeles, no quisieron someterse a su autoridad y le contestaron que no, con lo que se convirtieron voluntariamente en demonios. Los hombres estamos sometidos a una  prueba parecida, y podemos amar al Señor, sometiéndonos a su voluntad y podemos convertirnos en sus enemigos, diciéndole que no estamos conformes con sus Mandamientos. Basta con ver a nuestros primeros padres Adán y Eva, que fueron expulsados del Paraíso Terrenal por desobedecer al Señor.
En las Sagradas Escrituras se lee como alguien hizo caso a Dios y Este le “creó descanso en su seno” y se quedó como “cedro del Líbano y cual ciprés en el monte de Sión”, resaltando las palmas, las rosas y los olivos, que cantan sólo con su presencia la Gloria del Señor. Basta  leer la Epístola para la misa del día quince a Agosto, en que se celebra la Asunción de la Santísima Virgen María, que está sacada del Libro de la Sabiduría (Eccli., 24,11,13 y 15-20)  y que parece tratarse de una profecía sobre ella y que así dice: ”En todas las cosas busqué el descanso de mi alma, y en la heredad del Señor fijé mi mansión. Entonces el Creador de todas las cosas dio sus órdenes, y me habló; y el que me creó descanso en mi seno,  me dijo: Habita en Jacob y sea Israel tu heredad, y echa raíces en medio de mis escogidos. Y así fijé mi estancia en Sión, y fue el lugar de mi reposo la ciudad santa, y en Jerusalén está mi trono. Y me arraigué en un pueblo glorioso, y en la porción de mi Dios, la cual es su herencia; y  mi habitación fue en la plena asamblea de los Santos. Elevada estoy cual  cedro del Líbano, y cual ciprés en el monte Sión. Extendí mis ramas como palma en Cades, y como rosal plantado en Jericó; me alcé como hermoso olivo en los campos, y como plátano en las plazas junto al agua. Como cinamomo y bálsamo aromático despedí fragancias, y como mirra escogida  exhalé suave olor”.
El hombre puede alabar al Señor, que es para lo que nos ha creado, como dice el salmo 137: ”¡Te alabaré, Señor, con todo mi corazón, porque has oído las palabras de mi boca!. ¡En  presencia de los ángeles te cantaré salmos, te adoraré en tu santo templo, y alabaré tu Nombre!”. Pero puede ofenderle, como le ofendió el demonio, como dice el Himno de San Miguel: “Él arroja al fondo del abismo la cabeza orgullosa del Dragón, y confunde a los rebeldes con su caudillo, expulsándolos del cielo”.
Y por allí andan tentándonos los demonios a los hombres, a unos para que pequen y no amen al Señor y otros tentando a aquellos hombres que tienen influencia en la sociedad y a alguno lo convencen para que canten canciones que van contra las leyes de Dios y a otros que gobiernan en el mundo les enseñan a perseguir las leyes justas y que el pueblo no sea enseñado en la doctrina de Cristo. Pero los demonios son derrotados siempre con la señal de la Cruz y con el nombre de Cristo y sin embargo vemos como parece que se acaban las buenas costumbres y las vocaciones religiosas, pero esto es porque los hombres no se oponen con energía a la labor demoníaca, ni se educa tan masivamente como antes a los niños, en la doctrina de Cristo. La labor de la adoración y alabanza a Dios parece disminuir porque vemos como van desapareciendo monasterios históricos y de gran entusiasmo por la Fe, como el de Casbas. Pero todavía quedan hombres como vosotros que pertenecéis a Adoración y Vela y que os dais cuenta de los peligros que corre la humanidad con la pérdida de la Fe y oráis y os empeñáis en defenderla.
Pero esta situación no es nueva pues ya el año 1935, en la vida de la Madre Pabla Bescós, nacida en el pueblo de la Sierra de Guara, llamado Panzano, cuenta como en esta población, juntos con los vecinos de Coscullano, de Santa Cilia y de Bastaras, iban junto a otros habitantes de encima y de debajo de la Sierra de Guara, en peregrinación al Santuario de los Santos Cosme y Damián. El ambiente era de gran fervor, pero en el libro Flores de Montaña de Luis María de Arag, dice este señor que “el año que yo acudí a la romería hizo un día verdaderamente esplendoroso. La Sierra de Guara parecía vomitar por sus brechas reatas interminables de cansinos burros y ligeros machos atalajados  con borlas y campanillas y llevando sobre sus lomos las rozagantes aldeanas, las repletas alforjas y a los pobres viejecitos, que venían tal vez a rendir el último tributo de homenaje a sus queridos patronos” y añade: ”El Sr. Damián me dijo…bueno es que gocen estos jóvenes, pero no piensan más que en la juerga y van poco a poco perdiendo la cristiandad, y eso no puede ser. Como siga así la juventud del pueblo, dentro de unos años tendrán que borrarnos de los cinco libros”. Pero al llegar al Santuario todos rezaban y cantaban al Señor. Entre ellos, en ocasiones, había estado también Pabla Bescós y sus amigas, entre las que se encontraba mi pariente Josefa Naya, naturales de Panzano y Pabla Bescós no siguió los atractivos de una vida cómoda y fácil, que seducían a otros jóvenes, sino que a ella “la vida sin El le parecía día  sin sol, flor sin perfume, desierto sin agua”.
Decidió que “sería religiosa y religiosa de clausura”. En Huesca “había observantísimos monasterios de clausura, el de San Miguel y otros no menos fervorosos y observantes. No lejos de su  pueblo se hallaba también…el Monasterio de Casbas de Religiosas Bernardas”, pero el Señor quiso que ingresara en las Hermanas de Santa Ana. Es que pensó que ofrecería los sacrificios que tuviera que pasar, con las oraciones que al Señor dirigiría.
Es un caso como el vuestro, ya que dedicasteis vuestra vida a diversos trabajos y el tiempo que os ha sobrado se lo dedicáis, como la Hermana Pabla a la Adoración del Señor y a velar por su Fe.
Pertenecéis a la Comunión de los Santos, que es  como una común –unión, que  se prolongará eternamente, cuando vuestros cuerpos sean gloriosos y no necesitarán más alimento que la presencia de Dios.


domingo, 1 de mayo de 2016

A una poetisa



Aquella Mariví, de apellido desconocido, cantaba:”Mi novio cuando fuma, me tira el humo, me tira el humo en el jardín de la hierba buena”. No me acuerdo de más frases de aquel disco rayado, sólo recuerdo que en alguna de sus vueltas sobre el disco, la aguja saltaba de pista a causa de su deterioro y en llegando a aquello de “me tira el humo me, me tira el humo me….no acababa por repetirse “¡ay Mariví,  Mariví, maravilla de mujer, del barrio de Santa Cruz, tu eres un rojo clavel”. Después de tantos años, aquel traqueteo me sigue martillando en la cabeza y aquella aguja, en este caso desobediente a la “voz de su amo”, me sigue rayando la sensibilidad, como rayando cada vez más el disco, al repetir “me tira el humo, me tira el humo”, pero sin decir que “en el camino de la hierba buena”. Aquella  Mariví, que ahora estará como un salmón ahumado por el humo de la pipa o del cigarrillo, extremo éste que el disco renqueante no aclaraba, ahumada o embalsamada por el aroma de la hierba buena, debía ser una carátula de un romanticismo de salón o de jardín programado. ¡Tú, Mariví, no eres carátula sino libélula de un lugar, donde las hierbas son buenas en los prados y en las selvas y las que no son buenas, son bellas; flotas por el lugar como los humos que surgen de chimeneas elegantes y gigantes y “prexinan una vida” cuando la luz “s´en ye ida; calor, sólo restan  purnas y purnallos, cansos s´aposientan”. “La brasa se apaga y ves con tristeza sólo la ceniza esparcida en tierra”. El humo todo lo impregna y la libélula vuela y se renueva, aquel en el invierno y ésta en el verano, formando parte de la poesía, de tu poesía, que como la savia lo hace por los troncos, así circula por tus venas y como las “chispas, plumas y bolisas” brincan de esos mismos troncos; así brotan de tu boca las palabras altoaragonesas expresando belleza y dignificando la “fabla” aragonesa.

Tú no eres carátula,  no te sometes a la férula de la prosa y no podrá ponerte presa en su ergástula, porque te escaparás como huye el humo por las chimeneas o por las ventanas la libélula, lula, lula, lula….lula  marividiana.