martes, 14 de junio de 2016

La bella escultura de la senegalesa SOKHNA



En el mes de Septiembre  del año 2015, conocí en el Hotel Natura Park de Comarruga, la belleza morena más atractiva, que había contemplado en este mundo. El Arco Iris muestra en el cielo, cuando llegan  las tormentas del verano, un deslumbrante arco, en el que se arquean  o adoptan forma medio circular, desde el rojo , el anaranjado, amarillo, verde, azul añil y violeta, pero el color moreno, lo van transformando los rayos del sol, en la piel de algunos humanos y adopta este color tintes morenos en la piel de   los seres humanos y, en tanto que en los lugares donde no brilla ni llega a quemar el sol, hombres y mujeres muestran un color o más bien un tinte, en el que parece que se pierden los colores, hasta quedar más que blanca la piel de los nórdicos de los Polos.
¡Qué contraste entre el color de la nieve y el de las dulces moras, que brotan de las zarzamoras!.
La naturaleza da casi todos los colores o sus mezclas en la piel de los  humanos. pero en los Polos mundiales se da el color casi perdido del blanco y en el Ecuador, que corre dando la vuelta al Mundo,  aparecen niños de un cutis oscuro, que parecen hermosos muñecos, con sus cabellos rizados y sus ojos blancos, como luceros que enamoran al que los observa.
Pero uno entra en un sueño, al contemplar el bello cutis de SOKHNA, sus ojos encantadores, sus labios sonrientes y sus blanquísimos dientes, que rodeados por esos rojos labios, te hacen soñar con la juventud de los seres humanos, alejados de la vejez y de la muerte.

¡Qué bello es el Senegal, donde se encuentran tantas bellas y morenas mujeres, que alegran la visión de su figura!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario