sábado, 26 de noviembre de 2016

Familia de López de Zamora (Segunda parte)

El apellido Zamora y el de López de Zamora, tienen su origen en el pequeño pueblo del mismo nombre, que estaba situado en plena Sierra de Guara, al lado de Used y de Bara, cuyos habitantes con mulas, muchas de ellas de origen francés, y aparejadas con fuertes aperos de cuero, bajaban a Huesca y a otros pueblos del Somontano, para vender entre otros productos, patatas y subir sobre la dichas mulas, aceite y vino, principalmente. Zamora desapareció, ya hace muchos años y yo conocí a un oscense que tenía su origen en tal pueblo de Zamora. Desapareció el citado pueblo,  pero dejó a multitud de altoaragoneses con su apellido Zamora y López de Zamora.
Casi todos los pueblos, al Sur de la Sierra de Guara, dan cimientos  a casas de Zamora y otras de López de Zamora. Por ejemplo, en Azlor, se encuentra un escudo de Zamora en la fachada de una casa de ese nombre.”Este escudo pertenece al linaje de los Zamora y trae por armas, un escudo en campo de gules con un guerrero armado de espada de plata en mano y pasando un río con ondas de azul y plata”.
En el año de 1747 en el lugar de Abiego, se hicieron Capitulaciones Matrimoniales de José López de Zamora y Río y Rosa Josefa Subías Ballabriga, natural de Pozán de Vero.
En un artículo que yo escribí puse: “La vida es un juego en el que entramos los hombres y mujeres y nos hace aparecer el tiempo en ella y más tarde desaparecer. Tenemos unos nombres y unos apellidos que nos los impone la Historia y a veces, nosotros mismos nos regodeamos con ellos y otras nos los quitamos o los resumimos. Como hizo con su apellido, mi abuelo Don Ignacio López de Zamora, que en la Escuela,  así lo escribía y más tarde lo resumió, dejándolo en Ignacio Zamora”.
Mi abuelo Don Ignacio López de Zamora, abandonó el "López de" y se quedó con el ZAMORA.


  
En Bandaliés se encuentra la Casa de Vallés, parientes de los Almudévar. Esta Casa, en tiempos ya lejanos, fue de los López de Zamora, antecesores de mi madre Victoria (López de) Zamora. Yo he estado en esa casa y he revisado los escudos que se exhiben en su cara Norte, pero no se ve ningún escudo de López de Zamora en la Casa de Vallés de Bandaliés, que en otros tiempos fue propiedad de los López de Zamora . Dejó de serlo cuando murió su dueño López de Zamora, sin hijos. Debían tener en su escritura de matrimonio, la condición de que si moría López de Zamora, la propiedad de la Casa, pasaría a su esposa, que se volvió a casar con un  individuo que originó en Bandaliés la Casa de Vallés.
Desconozco el grado de parentesco que tenía el López de Zamora, dueño de la Casa de Bandaliés, con los López de Zamora que van apareciendo luego de su muerte, sin ninguna relación con la casa de Bandaliés,  que pasó a ser Casa de Vallés.
Aparecen escudos de López de Zamora, uno en Bierge, que está comprobado su origen con los López de Zamora, parientes míos.

 Otro que se pude contemplar en Huesca, cerca de la Parroquia del Perpetuo Socorro, que  sacaron de una Casa  del Somontano e instalaron en una casa frente a la Parroquia del Perpetuo Socorro. 


En el patio de mi casa se encuentra otro escudo de López de Zamora, que me proporcionó Otal de Ola, cuando compró las ruinas de casa López de Zamora.  Del escudo de López de Zamora de Bierge, sabemos que sus poseedores eran familia con los López de Zamora, cuyo apellido yo conservo como segundo .
  


En un Documento de la Familia López de Zamora pone el Procurador  “que el dicho MIGUEL LÓPEZ DE ZAMORA por todo el tiempo de su vida iba a usar y de presente, siempre y continuamente ha sido y es INFANZÓN, e,  Hijo de Algo notorio y de tales por recta línea masculina y no   cediente y como tal ha estado y está en derecho y posesión de su Infanzonía, e,  Hidalguía gozando como Abogado y goza con su persona y bienes y familia de todos sus bienes”. Todavía se encuentran por mi casa libros de Derecho, con el nombre escrito con tinta  de López de Zamora  en los que tengo que considerar su fecha de edición.
 En un folio de casa del sacerdote Párroco de San Julian de Banzo, DON MANUEL AZNAREZ y LÓPEZ DE ZAMORA, primo hermano de IGNACIO LÓPEZ DE ZAMORA,mi abuelo, aparece un ARBOL GENEALÒGICO, desde MIGUEL LÓPEZ DE ZAMORA y sus dos hijos,  a saber, MARTÍN, heredero, que renunció heredar, ya que él era hijo de la primera esposa de Miguel López de Zamora, que fue Paciencia de Bara. Esta murió y se volvió a casar MIGUEL LOPEZ DE ZAMORA  con Anastasia Citad, madre de José  López de Zamora.  MARTIN LÒPEZ DE ZAMORA, hijo de Paciencia de Bara,  cedió al  hermano menor, JOSÉ,  el dominio de casa López de Zamora  para  este hermano JOSÉ, hijo de Anastasia Citad, como consta en la Escritura nº 1, que se presenta en la fecha en 1818.






“El primero de los López de 
Zamora, que aparece en la Infanzonía y que vivió en Bandaliés, fue MIGUEL LÓPEZ DE ZAMORA y fue padre de sus dos hijos MARTIN LOPEZ DE ZAMORA  heredero, que renunció la herencia  a su hermano IUSEPHE , que se transformó en JOSÉ LOPEZ DE ZAMORA, como consta que firmaron el Documento de la Familia  López de Zamora con fecha de 1818,en que Martín López de Zamora renuncia a su herencia en la Escritura y a favor de su hermano José”.
Estos datos los  pone en la nota “ARBOL GENEALOGICO”, escrita por MOSEN MANUEL AZNAREZ Y LOPEZ  DE ZAMORA, PARROCO DE SAN JULIAN DE BANZO.  
Mi madre VITORIA ZAMORA LAFARGA con su hermana EUGENIA, sobrinas de MOSEN MANUEL AZNAREZ Y LÓPEZ DE ZAMORA pasaban temporadas de verano en la ABADÍA donde vivía su tío en San Julián de Banzo, por donde se accede a la Ermita debajo de una roca de SAN  MARTÍN de La VALDONSERA,  donde vivió algunos años San Urbez, en tiempo de los moros.
 (A).En el Folio que escribieron Mosen Manuel Aznarez  López de Zamora y acabó de escribir mi padre Manuel Almudévar Casaus, aparecen después de exponer a MIGUEL LÓPEZ DE ZAMORA,   (B),  sus dos hijos MARTIN Y JOSÉ .  MARTÍN fue presbítero y  JOSÉ se casó con MAURICIA BERRIDE.    
B.- En la Infanzonía de los López de Zamora, explica que : ”Del legítimo matrimonio, que dicho Miguel López de Zamora contrajo con Paciencia de Bara, su primera mujer, tuvo y procreó un hijo legítimo y Natural, a, Martín López de Zamora y del segundo matrimonio legítimo que contrajo con Anastasia Citad, su segunda mujer, tuvo y procreó en hijo suyo, legítimo y natural a Jusephe López  de Zamora, aquellos como hijos suyos legítimos y naturales, respectivamente, teniendo, criando y alimentando a aquellos y cada uno de ellos, por los dichos sus padres respective, obedeciendo y respetando y por padre e hijos legítimos y naturales han sido y son respectivamente tenidos y reputados de todos los que los conocen y de ellos y de lo sobredicho han tenido y tienen noticia y tal de ellos ha sido y es La Voz común y fama pública en dicho Lugar de Bandaliés y otras partes”.
C.-- A continuación se casó JOSEP LÓPEZ DE ZAMORA con MAURICIA  BERRIDE de Huesca. Tuvieron tres hijos y una hija, a saber, tuvieron a JOSÉ LÓPEZ DE ZAMORA, Présbitero y heredero de los bienes de su padre. Después vino al mundo Tomás LÓPEZ DE ZAMORA, que se casó con Teresa Bara. Esta dio a luz a Victorián LÓPEZ DE ZAMORA, único llevadero  de los bienes de su padre Tomás ( Murió sin hijos).

Luego tuvieron a  ROMUALDO LÓPEZ DE ZAMORA, casado con Cándida Garro y por fin tuvieron a JOSEFA LÓPEZ DE ZAMORA, que se casó con MIGUEL DE AZARA y tuvieron una hija, llamada JOSEFA AZARA LÓPEZ DE ZAMORA, heredera de de los bienes de sus padres y casada con DON RAMÓN CASTILLO. De ellos nació el que más tarde fue Don Vicente Castillo, no aparecen sucesores de el.
  MAURICIA BERRIDE de Huesca, fue  una antepasada mía y de mis hermanos. Su hermana la MADRE  BERRIDE,  nació en noviembre de 1658  y murió en Huesca los 58 años. 
Vivió la Madre Berride, incluso cuando se vistió de Terciaria Domominica , en su casa atendida por su familia. Fue llevada al Convento de Santa Rosa cuando un tío suyo y mío, apellidado López de Zamora, les proporcionó el local de Santa Rosa. Estando enferma fue acompañada por su hermana Mauricia Berride al Hospital de Zaragoza. Ella con sus compañeras Sor María Laz intentó siempre fundar el Convento de Santa Rosa. Un tío mío,  sacerdote, apellidado López de Zamora, les proporcionó el local,  cerca de la Plaza de Santo Domingo.
De niña, corría por la orilla del río Isuela, próxima a la iglesia de San Agustín de Foris, donde le rezaba a la Virgen de la Piedad y al Niño Jesús. Le atraía el color blanco de algunas flores y el de las palomas, que le hacían pensar en el color blanco que revestía a los Dominicos. Consiguió que le aceptasen el vestirse de Dominicas Terciarias con sus compañeras Sor María Laz y Sor Victoria Deza.
Sucedía que muchas veces que acudía entre las siete y las ocho de la mañana a la iglesia de Santo Domingo, se confesaba y oía Misa. Entraba en oración y adoptaba una posición estática durante varias horas, sin recordar el Mundo, sin volver al sentido ni tomar el desayuno.
El abogado Señor Baso, que está en el año de 2016  cerca de los cien años, me dijo que el corazón de la madre Berride, lo ocultaron en su piso del Coso Bajo, durante la República y la Guerra Civil. Antes estuvo el cuerpo de la madre Berride en Santo Domingo, en el antiguo Colegio de Santa Rosa y ahora en el nuevo. El Ayuntamiento le puso el nombre de la Madre Berride en un Pasaje, cerca del Colegio nuevo  de Santa Rosa.
Estuvo a punto de ser canonizada, pero los ciudadanos de Huesca, enamorados de esta futura Santa, organizaron actos muy agitados, que llevaron al Señor Obispo a abandonar su canonización.
En los actos que se presentaron para la Canonización de la Madre Berride, llamaron a “Romualdo López de Zamora, casado con Cándida Garro y de oficio alpargatero, natural de la ciudad de Huesca, hijo legítimo de JOSÉ LÓPEZ DE ZAMORA y MAURCIA BERRIDE y que tiene veintiséis años”. A una pregunta, contestó “que conoció y trató frecuentemente a la Sierva de Dios Sor María Berride, desde que tuvo uso de razón, con el motivo de haber sido tía suya, hermana de su madre”. En otra ocasión respondió: ”Que siempre vio que la dicha Sierva de Dios profesó grande  retiro, y estar celosa de criaturas, y que trataba con pocos, y por el concepto que tenía de su virtud y respeto que le profesaba este testigo, la atendía y respetaba siempre con grande reverencia, y atención. Y ella siempre le daba muy cristianos y santos ejemplos, exhortándolo a servir a Dios, lo que hacía también con sus hermanos y los demás de casa. Los necesitados rogaban a la Madre Berride por sus necesidades, como cuando tuvieron que pasar a Barcelona Tomás y su acompañante,  fueron a pedir ayuda a su Tía, que les dio dos crucecitas, una para Romualdo y otra para su hermano,  Tomás, diciéndoles que ya los encomendaría a Dios. Así ocurrió, porque teniendo ambos hermanos necesidad de cruzar el río Cinca, que entonces bajaba muy crecido, al verse los dos hermanos en peligro, pidieron a Dios por medio de su Sierva y a voz en grito, le pidieron que les ayudase para salir de desgracias.
Un día Tomás necesitaba una moneda de “un diez  y ocho” y fue a pedírsela a su tía, pero no se atrevía a explicarle su petición de préstamo. Pero la Sierva de Dios se dio cuenta de lo que quería su sobrino y le dijo su tía: Romualdo, has menester alguna moneda, y este se quedó absorto y pensó  que le había adivinado el pensamiento.”En vida y en muerte ha tenido dicha Sierva de Dios , fama y opinión de virtud y santidad, y en su vida la trataron hombres doctos y píos, y después de muerta, no solamente se conserva dicha fama y opinión de santidad,  sino que va en aumento de cada día dentro y fuera de la Ciudad y entre personas de todas clases, y se ha oído decir, que muchos acuden a su protección, invocándola en sus necesidades, y que algunos van a su sepulcro a impetrar su intervención por la fe, que tienen en ella, y también se ha oído decir, que ni se han hallado defraudados de sus esperanzas, habiendo logrado el consuelo , que procuraban.

En el centro del Arbol Genealógico, la Madre Berride nos hace recordar la marcha de la vida de los López de Zamora de Huesca y su Comarca. Por eso he interrumpido el proceso de dicho Arbol Genealógico, con la figura de la santidad de la Madre Berride y a continuación seguir por el resto de herederos de la sangre de los López de Zamora.
Su padre Francisco  Berride, que ejercía el oficio de cubero, estaba casado con Ana María Bureth. Tuvieron ocho hijos y MAURICIA fue la hija siguiente a la MADRE BERRIDE. Tuvieron un hermano Dominico y otro Vicario de la Parroquia de San Lorenzo de Huesca. La Madre Berride tuvo una enfermedad y fue examinada en Zaragoza a los 32 años de edad y fue acompañada por su hermana y antepasada mía, Mauricia Berride y por el  Reverendo Padre Fray Pedro Cucalón. Murió a los cincuenta y ocho años.   

  
D.- Aparecen después de JOSÉ LÓPEZ DE ZAMORA con su esposa MAURICIA BERRIDE, que tuvieron en primer lugar a José López de Zamora, presbítero heredero de los bienes de su padre, en segundo lugar TOMÁS  LÓPEZ DE ZAMORA , casado con Teresa Bara, que tuvieron a Don Victorian LÓPEZ DE ZAMORA, único heredero de los bienes de su padre, que murió  sin hijos.
En tercer lugar ROMUALDO LÓPEZ DE ZAMORA, que casó con Cándida Garro.
 De esta pareja van saliendo Francisco LÓPEZ DE ZAMORA casado con Manuela ALTAHOJA,que fue heredero de los bienes de su padre.
Sigue por RAFAEL LÓPEZ DE ZAMORA, casado con MANUELA CORONADO. Fue heredero de su padre y de los de Doña Visitación que tuvieron como hija.
 Hasta aquí redactó el Arbol Genealógico Mosen Manuel Aznárez y López de Zamora,Párroco de San Julián de Banzo y lo acabó mi padre Manuel Almudévar Casaus.
Mi padre Manuel Almudévar Casaus puso como hijo de Rafael a FERNANDO LÓPEZ DE ZAMORA, casado con Doña CARLOTA CASANOVA.
De ellos salió EUSEBIO LÓPEZ DE ZAMORA casado con Doña Martina BLASCO. Yo conocí a un Blasco pariente de la esposa de EUSEBIO .
De esta pareja nació mi abuelo Don Ignacio LÓPEZ DE ZAMORA, que se casó con mi abuela AGUSTINA LAFARGA.
De esta pareja de IGNACIO Y AGUSTINA , nació mi madre VICTORIA LÓPEZ DE ZAMORA, que se casó en 1923 con Manuel Almudévar de SIÉTAMO.


El TERCERO de los  hijos de JOSE LOPEZ DE ZAMORA Y de MAURICIA BERRIDE, fue Romualdo López de Zamora, que casó con Cándida Garro.
 Donde se  fortalece la sucesión de José López de Zamora con Mauricia Berride,es el TERCERO, que fue hijo de Romualdo López de Zamora y de Cándida Garro,es con, Francisco López de Zamora casado con Manuela Altahoja, heredero de los bienes de su padre.
 “En casa de mi abuela materna doña Agustina Lafarga Mériz, viuda de Don Ignacio López de Zamora, había un Arbol Genealógico redactado por Mosen Manuel  Aznarez y López de Zamora de San Julian de Banzo. El último de los López de Zamora, registrados por Mosen Manuel Aznarez fue Rafael López de Zamora, casado con Manuela Corona.   
Este Arbol Genealógico, que dejó Mosen Manuel Aznárez López de Zamora , Párroco de la Parroquia de San Julián de Banzo, y el arbol genealóico lo acabó   mi padre Manuel Almudévar Casaus.
¡Qué amor tan grande demostró mi padre a mi madre, Victoria (López de) Zamora al acabarlo!.
Mi padre don Manuel Almudévar Casaus,  acabó de realizarlo en el mismo papel, en que había escrito Mosen Manuel Aznarez y López de Zamora.
Pone mi padre al sucesor de Rafael López de Zamora Coronado, casado con Doña Carlota Casanoba. Viene después Eusebio López de Zamora casado con Doña Martina Blasco. Yo me acuerdo de hace muchos años del hortelano Blasco, al que trataban Doña Agustina Lafarga, viuda de don Ignacio Zamora  y su hermana Rosa, como  pariente.
 A este Eusebio López de Zamora, casado con Martina Blasco, que era  pariente, sucedió mi abuelo materno Don IGNACIO (López de) ZAMORA Blasco, que se casó con mi abuela materna Doña Agustina Lafarga Mériz.                                  
De ambos nació mi madre Victoria ( López de) Zamora Lafarga, que se casó el 29 de Febrero de 1923, con mi padre Don Manuel Almudévar  (de Siétamo).

Encontré un certificado de Mosen José Abós, párroco de Castilsabás y su anejo de Ayera,en el Libro de Casados de Ayera. En dicho Libro estaba escrito: ”En ocho de Enero del año mil setecientos diez y nueve, se echaron las amonestaciones, en la Iglesia Parroquial de Ayera…del Matrimonio que esperaba contraer Tomás López de Zamora con Mauricia Berride,vecinos de la ciudad de Huesca.Estaba presente en el acto de la Parroquia de Ayera, Mosen Miguel Berride, párroco de San Lorenzo de Huesca, que era hermanso de Mauricia Berride.Estaba también de testigo Mosen Miguel LÖPEZ DE ZAMORA, Retor de Santa Eulalia.
El Doctor Joseph Lasierra el 21 de Agosto de 1762, certifica que bautizó a  Tomás López de Zamora, hijo de José López de Zamora y de Mauricia Berride.
Mi abuelo materno Don Ignacio (LÓPEZ de) ZAMORA BLASCO, se casó con mi abuela materna Agustina Lafarga Mériz,que se quedó viuda el año 1917 y ella murió,cuando convivía con sus nietos,entre los que estaba yo,el año de 1956 o 57.
El año de 1936, al llegar a Siétamo la Guerra Civil, nos recogió en su piso de Huesca a mis padres y a sus seis nietos: María Victoria, Manuel, María, a mí, Ignacio y a mis hermanos pequeños Luis y Jesús.

 Mi madre Victoria (López de) Zamora Lafarga, nació en 1900   y murió a los cuarenta y tres años de edad, el  29 de Febrero de  1943.

Mi abuelo Don Ignacio (López de) Zamora, era un auténtico caballero que con el Presidente de la Diputacón Don Manuel Camo Nogués fue un íntimo amigo y colaboró con él en la cosnstrucción del Casino Oscense, Fue una obra progresista del  Arte Moderno y lo levantaron desde 1901 y 1904. Mi abuelo se preocupaba del bienestar del pueblo y compró un material quirúrgico, para cuya compra la Diputación Provincial carecía de medios económicos. Murió mi abuelo Ignacio en 1916 ó 1917. Estando enfermo no pudo entregarlo , pero al morir, su esposa Doña Agustina Lafarga Mériz lo regaló a la Diputación Provincial. Recibió una carta firmada por Don Manuel Batalla el día 18 de Mayo de 1917. Al Presidente de la Diputación Provincial, le envió mi abuela Doña Agustina,Viuda de Zamora un equipo de instrumentos quirúrgicos, “para facilitar la práctica de operaciones quirúrgicas a los desgraciados que a sufrirlas acuden al Santo hospital. “ Uno pues, a la gratitud de la Comisión provincial que ruego a Vd., acepte con testimonio de reiteración de perdurable reconocimiento y con las seguridades de un grato recuerdo para el que fue su cariñoso esposo, dignísimo Diputado, excelente compañero de Corporación y querido amigo mío.

Aprovecho gustoso la oportunidad para ofrecerme una vez más muy afectuoso servidor”.Firma Don Manuel Batalla.

1 comentario:

  1. Yo tambien me llamo Zamora de segundo apellido pero no tengo ni idea de mis antepasados. Este apellido era el primero de mi abuelo paterno natural de Angües.

    ResponderEliminar