lunes, 12 de junio de 2017

MUSICA DEL RIO GUATIZALEMA




¡Río Tajo, río Tajo, tú que cercas a Toledo, parando el son de tus aguas, mírame roto y deshecho!. Así se lamentaba la ciudad de Toledo, al encontrarse destruida, después de sufrir los efectos de la Guerra Civil, pidiéndole al río Tajo que se fijara en ella. También Siétamo pudo pedirle el mismo consuelo al río Guatizalema, al verse destruido por la misma causa. El río no lloró, porque los ríos sin contaminar son ríos de vida y el que se aproxima a sus cauces se siente encantado, como sujeto al poder seductor de sus espacios boscosos, refugio de cientos de pajarillos cantores, que cautivan con sus melodías. Fue tal vez por esas causas que los primeros voluntarios gubernamentales, que llegaron al Guatizalema en Julio del año I936, se quedaron en sus orillas descansando, como si hubieran llegado a un paraíso y tuvieron que ser arengados por sus jefes, al darse cuenta del poético suceso.

Pasó la Guerra, pasan los vehículos motorizados por la carretera, trabajaron las fábricas de harinas y molinos en sus orillas, pero si uno sube por esas orillas del río, se siente como si estuviera escuchando un concierto natural, producido por las siringes de multitud de pajarillos, de los que unos son ruiseñores, tan famosos por su música, como dicen aquellos versos: ¡Ruiseñor, ruiseñor de armonioso cantar, canto de amor, las penas hace olvidar!.Ya no quedan ruiseñores en la Torre de Casaús, yendo al Hospital de la Seguridad Social, pero Orfeo sigue en la floresta del Guatizalema, como se expresa el poeta Gabriel Celaya, cuando dice: "El mundo canta en tí; no eres tú, no, quien canta-por eso te acompaña la naturaleza: los  árboles, las rocas, las flores y las fieras-respiran pausados y extáticos, contemplan-el mundo al fin abierto, luminoso y vacío-unido por el ritmo que alienta en cuanto existe".  

 ¡Ay, río Guatizalema, que vienes desde Nocito, río de zalamerías, que haces que el son de  tus aguas rime con los cantos de los pájaros, que vuelan por  tus espacios arbóreos para hacer escuchar un concierto como  programado por el dios Orfeo! . 

" Y el canto-al fin comprendes-es lo único que existe,-el canto sin palabras, la vida conformada", el río rumoroso y sus pájaros cantando.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario