domingo, 13 de septiembre de 2015

El Conde de Aranda, “Aranda” y Almudévar, en Sieso

Escudo de los Aranda , Sieso (Huesca).

Escudo de los Alastruey de Sieso (Huesca).















Desde la misma Sierra de Guara, donde hace dos años,  en el  pueblo de San Román de Morrano, al lado de una cruz de término, paró el coche mi amigo de Alcalá del Obispo y acompañado por  Borruel, descendiente de un albañil de Siétamo, que trabajó en mi casa de Siétamo y también venía mi nieto  Pablo  Adiego.  Desde aquella altura, observamos la inmensa llanura en que aparecían  Sieso y  Casbas, con su Monasterio, cerrado hará unos diez años. (Estamos en el año 2.015).
En esta llanura, vivieron y siguen viviendo familiares míos, llamados Almudévar, subidos  de   lugares como  Almudévar y Zaragoza, después de su conquista, por los bearneses del Midi. Otros bearneses, se instalaron en el Reino de Valencia.
Entre otros bearneses se instalaron los Almudévar en Zaragoza y en Valencia, donde asentó  el poeta en castellano y en valenciano, Onofre Almudévar. Pero este Almudévar representa,  al menos para mí, la adaptación de un bearnés , de una zona  pirenaica en que se hablaba el bearnés y el vasco. Cuando pasó al Altoaragón, escuchaba la lengua aragonesa y en Zaragoza tal vez oyera pronunciar el árabe. Pero cuando llegó a Valencia, los moros lo llamaban Almodóvar y en castellano lo llamaban Almudévar y en Valenciano Almudéver.
Debemos conocer el soneto de Onofre Almudévar, que dice así:”Armas, hechos, linajes y edificios-de muchos aun presentes y pasados,- de nuestros y extraños memorados- las paces, disensiones y bollicios.-Los grados, dignidades, los oficios-como, cuándo  y por quien fueron fundados-los tiempos, las mudanzas recontados- vereys sin que verdad salga de quicios.- Dexen pues la lición de historia vana-frecuenten los lectores tal historia- y alaben nuestra patria Valenciana.­ Laureen al  auctor de fama y gloria-pues la verdad desenterró Vicyana- de cosas tanto dignas de memoria”.
En aquella confusión lingüística, se observa desde esta cruz de San Román de Morrano, el Monasterio de Casbas, una de cuyas últimas abadesas era hermana del intelectual y comerciante Alfonso Buil  “Aniés”, que tiene hoy,  año de 2015, más de noventa años de edad. Este Alfonso Buil,  nacido en San Román de Morrano,  tenía su origen, como nosotros los Almudévar, en el Bearn y por él me enteré de la vida de las monjas del Monasterio de Casbas y sus faenas en la elaboración de su buen vino. En la larga trayectoria de la vida, llegamos a ser parientes de los Buil  de Morrano. Su hermana fue abadesa del Monasterio de Casbas y su hermano Alfonso, que conocía la vida de las aguas secretas del lago subterráneo de Solencio, en la Sierra de Guara, recorrió América Latina y fue amigo de un Presidente de la República de Méjico. Como en Valencia ,se notaba una mescla de lenguas en Casbas y Sieso, pues además del latín, se escuchaba hablar en castellano y en la Fabal Aragonesa. En el Monasterio de Casbas,escribía en Fabal , la tía del Conde de Aranda, Ana María Abarca de Bolea.
Desde la Sierra se observaba a Casbas a un kilómetro aproximado de Sieso y un poco más hacia la Sierra, estaba el pueblo de Labata,  por el que se podía subir a  San Román de Morrano y seguir por la Sierra hasta Bierge. También se puede subir a Bierge  por Adahuesca y luego llegar al terreno maravilloso montañés de Mascún.
 A estos pastos tenía que subir desde Siétamo, mi antepasado José Almudévar Altabás (Bautizado en Barluenga, en 1 de Febrero de 1746. Fol.181) casado con una mujer llamada Francisca Escabosa Azara, pariente de los Azara de Sieso, que por lo visto pertenecían a la misma familia, que de los Azara de Barbuñales.                 
 Según la Infanzonía de los Almudévar, el primer antecesor  de José Almudévar y Altabás,  era el hermano de Mosen Salvador Almudévar, que aparece con fechas como la de 1507 y que fue Cura del Patronato del Beneficio de la Asunción en la Seo de Huesca. Fue hermano de este Salvador,  Miguel Almudévar I, de Sieso, que se bajó a vivir a Barluenga desde el año de 1502 a 1505 y casado con Antonia Puértolas. Se le llama Escudero por el Notario Domingo López de Ceresuela, de Huesca,  en 1502.
El tercer hermano, con la letra A, en la Infanzonía de los Almudévar, es Martín Almudévar I, casado con Pascuala López de Zamora, que gobernó la Casa Almudévar de Sieso, dejando al octavo Joseph Almudévar, “Posseedor del Casal”.
“En 1311, aparece  en los Archivos de la Casa de Aragón (reg.208,f. 1159), un escrito en el que Jaime II, da licencia a Juan Almudévar, para reedificar un molino de viento en Almudévar. Los primeros escudos de la Villa y de los Infanzones, demuestran que Juan Almudévar perteneció a los antecesores de los Almudévar de Sieso. Es de creer que un sucesor de Juan Almudévar, subió también a Sieso  y se llamaba también Juan. La Abadesa de Casbas, pone en la Prueba Instrumental Cronológica del  Árbol, que  ella, Dueña Temporal de Sieso, reconoce por Hidalgo y como tal, exento del pago del Maravedí, a Juan Almudévar (que no va en el Árbol Actual,  que editó la Infanzonía de algunos Almudévar de Sieso, en que lo cita aparte, nombrándolo entre los demás Infanzones y Escuderos del Pueblo). (Notario Bernal de Motas, el 14 de junio de 1498. Fol. 61.
En 1498, ¿sería ese Juan el padre de los tres hermanos Almudévar, a saber Mosen Salvador, que fue Beneficiado y Cura de la Catedral de Huesca, su hermano Miguel, que se trasladó de Sieso a Barluenga y casado con Antonia Puértolas, que todavía está la casa con el escudo de Almudévar y por último, con la letra mayúscula A, delante de Martín, que se quedó en Sieso con ocho generaciones?. 
 Y entre los tres hombres citados, ¿no se encontraría Doña Violante Almudévar, que se casó con Miguel Claver por el año de 1536?. El 13 de Febrero de 1536, firmó Miguel Claver, el testamento a favor de Doña Violante Almudévar y en 1540 deja testificado como ésta queda como Señora Mayorada y Usufructuaria.
 En 1498 el Notario Bernat de  Motas, el 14 de Junio, nombra al Infanzón  o Escudero Juan Almudévar, como inscrito entre los Infanzones de Sieso, que sería el padre de los tres citados y de Violante Almudévar.
“La Abadesa de Casbas, pone en la Prueba Instrumental Cronológica de El  Árbol, diciendo que reconoce por Hidalgo, y como tal essento del pago de maravedí a Juan Almudévar, que lo nombra en el Árbol, nombrándolo entre los demás Infanzones, y Escuderos del  Pueblo: Notario Bernat de Motas, de Huesca: 14 de Junio de 1498. Fol.61”. En la Infanzonía de los Almudévar pone lo mismo,  pero en lugar de poner la fecha de 1498, pone la de 1428, que se queda muy lejana de la convivencia de los Almudévar en Sieso. (Fol 61). Esta fecha de 1428 es un error, que contradice la Abadesa de Casbas, con la fecha de 1498.
En la Infanzonía de los Almudévar de Sieso, dice que pone una fecha errónea, la Abadesa de Casbas, Dueño Temporal de Sieso, la  de 1428, a Juan Almudévar entre los demás Infanzones, cuando la fecha auténtica fue la  de 1498.
Esta fecha de 1498 es próxima  a  la marcha de Miguel Almudévar de Sieso a Barluenga, por los años de 1502 a 1505, donde se casó con Antonia Puértolas, y en dicho lugar todavía se conserva Casa Almudévar con su escudo, igual que el que existía en Sieso.
Violante Almudévar no es citada en la Infanzonía de los Almudévar y la razón es que al casarse con “Valeta” o Miguel Claver, que la hicieron pariente del Conde de Aranda, su historia entró entre los nobles Claver. La Infanzonía de los Claver, dice que Miguel o “Valeta”, bajó  de Pueyo, pueblo del Valle de Tena, por el año de 1515 y se casó con Violante Almudévar. En 1540, deja testificada como Señora Mayorala  y Usufructuaria a Violante Trinidad  Almudévar de Sieso, casada  con Claver, sucesor de los vencedores de los moros, en la batalla del Alcoraz en el  Monte de San Jorge, en Huesca.
En la página 99 del  LIBRO DE LOS CLAVER, que conserva don JOSÉ CLAVER LÓPEZ de ZUAZO, (que ha fallecido hace muy pocos años), pone que la casa  había sido anteriormente de los Almudévar de Sieso, y que hoy se conserva en la familia de Claver. La Casa de Almudévar está sita o más bien su portal pétreo, entre la casa de Miguel Almudévar y el huerto que fue de los Juncós y luego de Miguel de Azara. Más tarde se levantó la Casa de Claver o de Carrera   en la Plaza Mayor , debajo de la iglesia
Don JOSÉ CLAVER LÓPEZ DE ZUAZO, vivía hace muy poco tiempo en Sieso, en casa de su esposa María Beltrán Foncillas y preparó un trabajo en el que estaban escritos, todos los miembros de la familia CLAVER.  Casa Beltrán de Sieso, está adornada por llamativas y gustosas uvas de moscatel, que endulzaron la vida de JOSÉ CLAVER LÓPEZ DE ZUAZO.
El Conde de Aranda murió en 1798, y era pariente de los Claver.  Al morir, sus bienes pasaron a ser propiedad de  los Duques de Híjar, que en Siétamo conservaron cierto tiempo el Castillo-Palacio. Uno de estos Duques de Hijar perdió el buen trato del Conde de Aranda, con sus amigos los Azara y persiguió económicamente a José Almudévar Altabás, casado con una Azara. Tuvo que volver José Almudévar Altabás, a correr los pastos que encima de Bierge, cerca de Sieso, que  estaban y siguen estando en el paraje de la Sierra de Guara, llamado  Mascún.  
La amistad e influencia entre los Azara y el Conde de Aranda se fue aflojando desde, que se habla de la toma de posesión de Mosen Juan Azara de la parroquia de del hoy  desaparecido Puy de Cinca, que en 1686 se presentó como cura de dicha parroquia…, seleccionado por el conde de Aranda. Cuando Francisca Azara se casó con José Almudévar Altabás, en Siétamo se debilitó el apellido de los Azara, y todavía se contemplan en el armario del salón unas puertas con los escudos de Almudévar y el de los Azara.
También desapareció Don Pedro Pablo Abarca de Bolea, Conde de Aranda y se enfriaron las relaciones entre el Duque de Hijar  y los Almudévar Azara, que tuvo que sacar el ganado de Siétamo,  para que paciera en Mascún, que también era un lugar heredado del Conde Aranda.
Este pastoreo en la Sierra de Guara, lo realizó José Almudévar Altabás durante varios años y fue la causa de volver a tratarse con  su familia Almudévar de Sieso. Allí era su dueña Trinidad Almudévar, que vivió en la misma casa de la que descendía José. Trinidad estaba casada con Claver, un infanzón aragonés, descendiente de los Claver que triunfaron en la Batalla del Monte de San Jorge, en el mismo Huesca. Luego la familia Claver vivió en la enorme y bella casa de los Claver, cerca de la iglesia parroquial.
En el lugar, frente a la Plaza Pequeña de Sieso, todavía se conserva el arco de la puerta de los Almudévar,  al  lado de casa de Alastruey, que con el tiempo ha construido en Casa Almudévar, por un lado y más adelante, hay un huerto, en el que estaba Casa Azara, y del cual Azara  se dice que era el mismo que poseía la casa de Barbuñales.
 Como descendientes de casa Almudévar se cita a varios Almudévar, que entraron a formar parte de la casa de Torres de Montes. De la familia de Claver, vino San Pedro Claver, nacido en Cataluña,  de la familia Claver aragonesa. Fue un jesuita que trabajó en Cartagena (Venezuela)  con un gran amor por los esclavos negros. Y un tercer hijo de Trinidad Almudévar se casó con el conde de Aranda.
Pero no estamos escribiendo únicamente de los Nobles de la Casa de Aranda, sino que acompañado de mi hija Pilar, encontramos en casa de Alastruey,  a un Aranda, que tiene como escudo en el sobre portal de  su casa,  un escudo de Aranda. Pero no es el escudo del Conde de Aranda, Marqués de Torres de Montes ni Barón de Siétamo, sino que consiste este en “una torre y un puente  y bajo éste una mata de romero”. Algunos al enterarse del apellido de Aranda de los dueños de la Casa y de su lateralidad con  la de Alastrey, pensaron en un parentesco con el Conde de Aranda, pero no existe tal parentesco.  
Tal vez sospecharon del parentesco por la situación colateral entre Casa Alastruey y Casa Almudévar. La señorita Violante Almudévar casada con un histórico Claver, tuvo su primera casa tras el enorme arco de piedra de la antigua casa de Almudévar. Hoy esa casa pertenece a casa Alastuey. El apellido de Aranda, pone en la Enciclopedia Heráldica y Genealógica, en el Diccionario de Apellidos, que este dato de la construcción del arco del puente lo recoge y corrobora D. Andrés de Morales en su “Historia y linajes de Córdoba”, pero añade que se interrumpió la obra por muerte del mencionado Pedro García Romero del  Puente, y que fueron sus sucesores los que adoptaron el apellido Aranda, poniendo en sus armas una torre y el aludido puente, y bajo éste, como también manifiestan varios autores, una mata verde de romero, por alusión al origen del apellido”. Parece ser que el nombre de Aranda procede de Aranda de Duero y que provendrían del  apellido Arandia de Vascongadas o de Navarra. También el Apellido de Abarca del  Conde Aranda de Siétamo, procede de Navarra y de  su colateral Aragón, pero el nombre de Conde de Aranda, proviene del pueblo zaragozano de Aranda.
 A Sieso, llegó a vivir Nicolás ARANDA Tello, hijo de Nicolás y de María, que nació en Alcaudete, partido judicial de Alcalá la Real, en la provincia de Jaen, nacido el día cinco de Enero de 1943 e ingresado en el Ejército el día uno de Agosto de 1964. Su ingreso en Caja, se realizó en Monzón, el día cinco de Agosto de 1968. Nicolás Aranda Pueyo no poseía riquezas en dinero,  pero tenía un noble escudo, que colocaron al lado de Casa Alastruey.  Los Aranda pertenecían a numerosas familias nobles en Andalucía. Se encuentra la Casa de Ubeda, de Alcalá la Real, de Baena, de Antequera y de Vélez Málaga, pero se encuentran también en Valencia, Valladolid e incluso en La Habana.
Pero el Conde de Aranda se llamaba Don Pedro Abarca de Bolea y heredó el Condado de Aranda en la Provincia de Zaragoza, nombre el de Aranda correspondiente al todavía existente pueblo de Aranda.
Al lado de la CASA  de los ARANDA EN SIESO, con su  ESCUDO, CONSISTENTE EN UN LEÓN  LEVANTADO A LA IZQUIERDA y un CASTIILLO, DEBAJO DEL ESCUDO SE ENCUENTRA  UN PUENTE  Y DEBAJO DE TODO, SE VE UNA PLANTA DE ROMERO. El Aranda de Alcaudete, se licenció del Ejército en Monzón y no sé  si atraído por la fama que llevaba el Conde de Aranda en Sieso, se casó con una señora, que todavía vive. Antes vivía en ella, pero al morir su marido se pasó  a Casa  ALASTRUÉ, QUE TIENE  EN CAMPO DE AZUR, UN ALA, DE PLATA.
Pero no se acaba con estas dos casas la nobleza de los Aranda y de los Alastruey,  sino que se abren las paredes de su casa al interior de Casa Almudévar de Sieso, donde Violante Almudévar se casó con un notable aragonés de Tena, pariente de San Pedro Claver y del Conde de Aranda, y  que volvió una sucesora suya a casarse con el Conde de Aranda. Todavía se conserva el Arco de Piedra, que sirvió para entrar en tal  Casa de  Almudévar, en la Placeta de Sieso, y que athora está sosteniendo la casa de Alastruey.
Sieso, a menos de un kilómetro del Monasterio de Casbas, fue siempre un pueblo lleno de nobles en él y en sus alrededores. Hasta hace poco vivió en él,  la hermana de Buil de San Román de Morrano, que tuvo una hermana Abadesa en el Monasterio. Está todavía una grande y noble Casa de los Claver, quedan los restos del portal de piedra de Casa Almudévar, y todavía se eleva la gran casa de Nasarre. Y detrás del portal antiguo de Casa ALMUDÉVAR, se encuentran edificaciones de los Alastruey  y de los Aranda de tantos lugares de España. Han desaparecido los Almudévar de dicho portal, pero  ha existido y existe una unión de nobles espíritus de loa Aranda con los Almudévar, ambas familias de nobles corazones.
La Comarca de Sieso, debajo de la sierra de Guara, estaba bendecida por el gran Monasterio de Casbas, donde ejercieron de Abadesas , entre otras muchas, Ana Francisca Abarca de Bolea, perteneciente a los Marqueses de Torres de Montes y más tarde al mismo con su título de Conde de Aranda. También fue Abadesa la hermana de Alfonso Buil de San Román de Morrano. Vivieron en Sieso las nobles familias de Almudévar, con su hija Violante Almudévar, casada con el histórico Claver, que levantaron el Palacio de los Claver.  Vivieron,  al lado de casa Almudévar,  los Azara de Barbuñales y todavía se eleva una enorme casa y con su portal de piedra picada, que se llama Casa Nasarre. 
Recuerda este pequeño pueblo la Batalla del Alcoraz, con la que los Claver del Valle de Tena conquistaron Huesca a los moros en 1.075 (¿). Recuerda las luchas que emprendieron los Claver en el Mediterráneo y que están labradas en la iglesia parroquial. Recuerda la casa de Azara, la Historia Europea de España, con los nobles de Azara,  de los que el que estuvo de Embajador en París se escribió durante treinta años con el Conde de Aranda. Una  tía del Conde fue abadesa de Casbas y protestaba por no dar más cultura a las religiosas del Monasterio, para que entendieran el latín.  
Los Almudévar se extendieron por la provincia de Huesca hasta Torres de Montes. Pero no hay que olvidar a los que viniendo del Bearn, pues después de extenderse por Almudévar, por Huesca y el Somontano Oscense, fueron a Zaragoza y a Valencia, donde vio la luz el poeta y escritor en castellano y en Valenciano ONOFRE ALMUDÉVAR. En mi artículo “Onofre Almudóvar, o Almudévar y ahora también en Valencia, Almudéver”, apellido que deriva de la “Corona Redonda”, como llamaban a las alturas  de Almudévar, los árabes. En aquella confusión lingüística, aparece en una Biblioteca Valenciana,  iniciando el nombre del escritor Onofre , unas veces el apellido Almodóvar y otras veces el  Almudévar o el Almudéver.
“En aquel complicado mundo por las diversas lenguas que se hablaban en el Reino de Aragón, a saber el árabe, el vasco, aquitano, las diversas formas de aragonés, como el ribagorzano, el lemusín y el castellano. En la “Biblioteca Valenciana de los Escritores” pone el apellido Almudévar a ONOFRE, en su obra:”Instrucción para saber devotamente la Misa”. En otros escritos se le llama Almodóvar, en el libro que reimprimió en Valencia “ Lo Sompni de Joan Joan y la brama dels  llauradors”, impreso en Valencia en 1561…se llama Almudéver”. Ana María Abarca de Bolea, tía del Conde de Aranda, fue Abadesa del Monasterio de Casbas a un kilómetro de Sieso y escribía lo mismo en castellano que en Fabla Aragonesa. Ana María Abarca de Bolea, que murió por el año de 1677, en “Albada al Nacimiento”, escribió:”En fin nació en un pesebre,-como Lucas lo dicié,- no se enulle si le dizen-que en as pallas lo trobón”.En mi pueblo de Siétamo, el señor Mora decía algunas veces: “¡Qué mal orache va fer!”.  Ahora en los tiempos presentes ya no queda en mi pueblo la Fabla Aragonesa, pero en Cataluña, donde había diversas modalidades de habla catalana, la han unificado toda y ahora algunos, ya dicen tener una lengua, para declararse independientes. Han hecho bien en Cataluña, fomentando la lengua de Balmes, lo contrario que se ha realizado, por ejemplo en Aragón, pero la independencia de un País, no se basa exclusivamente en un idioma.    
¡ Pobre España, llena de lenguas y dialectos, que quieren algunos separar con sus numerosas formas antiguas de hablar!.
El Conde de Aranda, nacido en Siétamo, vivió en Rusia,  en Polonia, en París, se casó con una señora catalana, creó una fábrica de mosaicos en Valencia, tuvo una tía Abadesa del Monasterio de Casbas, al lado de Sieso y ganó la guerra a Portugal, volviendo a unir a España a la bella ciudad de Olivenza. Murió a fines del siglo XVIII y a escasos años el gobierno le quitó la idea de hacer navegable el río Ebro, entre Cataluña y Valencia y frente a las Islas Baleares.
Se daba cuenta el Conde de Aranda de que el río Iber o Ibero le dio el nombre a Iberia o España y ahora pretenden que se queden sin agua Valencia y Murcia y Aragón castrado de la desembocadura del Rio Ebro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario