domingo, 12 de marzo de 2017

Las Completas dedicadas a San Lorenzo




He entrado en la Iglesia Parroquial de San Lorenzo, en la ciudad de Huesca, donde nació este Santo. Le he dirigido una oración y he entrado en la sacristía para pedirle al Párroco de esta basílica, con forma de Parrilla, qué él gobierna  hace ya muchos años,  el folleto de las Solemnes Completas, que se dirigen al Santo el día nueve de Agosto, acompañando  la oración de la Noche.

Se lo he pedido, porque mi sobrina gallega, que ejerce de Farmacéutica, bajando a la Estación de Autobuses y del Ferrocarril, me ha dicho que su buen padre, que vive cerca de la Catedral de Santiago  Apóstol,  allá en Galicia, tenía un deseo de recordar Las Completas, oración a San Lorenzo, en la noche de la Víspera de su fiesta en Huesca. En alguna ocasión asistió a este acto, en la Basílica de San Lorenzo y le quedó un recuerdo, que él,  no puede olvidar. El  señor Párroco, con una bondad manifiesta, entró en un cuarto de la Sacristía y me lo entregó.

Hay en la Liturgia unas Horas Canónicas, que se siguen en los conventos de Clausura, de frailes y de monjas. Comienza por los Maitines, sigue por los Laudes, luego por Prima, Tercia, Sexta, Nona, Vísperas y Completas a las nueve de la noche. Y Huesca, que ama tanto a San Lorenzo,  la Víspera de su Fiesta, que todos los días nueve de Agosto, cuando cae la tarde, se celebran en la iglesia del Santo, las Completas, última oración para alegrarse de la llegada de su Fiesta Patronal

Y cada año, se vuelven en la Iglesia de San Lorenzo, a vivir  la víspera de San Lorenzo, las Completas, que constituyen las últimas oraciones del día anterior a la Fiesta del Mártir.

He dicho que cada año se vuelven a “vivir” las voces solemnes de las oraciones, unidas con solemnidad y polifonía coral, que le envían la víspera de su fiesta a San Lorenzo. Las Completas son  interpretadas por la Coral Oscense  y el Coro Ars Musicae del Conservatorio, al que acompaña la Orquesta de Cámara de Huesca. Este acto está organizado por la parroquia de San Lorenzo y dirigido por Antonio Viñuales y Conrado Betrán de Alerre.

Las Completas son un acto litúrgico, en que se conmueven los espíritus de los asistentes, que vuelven a “vivir” junto a su patrón, San Lorenzo, porque se dan cuenta los fieles de que se ven envueltos por una gran solemnidad,  comunicados con Lorenzo por la oración y flotando hacia el cielo con la polifonía coral.  

Dichas  completas constan de tres oraciones, una “Cum invocarem…”, otra “Cui hábitat…”y después “Te Lucis…”. Sigue a estas oraciones el “Cántico de Simeón”,con cantos gregorianos intercalados y acaba el acto con el Canto de la Salve de Hilarión Eslava. Y como colofón se canta el Himno de San Lorenzo del tan recordado en Huesca, don José María Lacasa, con letra de Ernesto Banzo.

El hombre tiene cuerpo y tiene espíritu y éste se eleva a las bóvedas del templo, igual que cuando, salen los Danzantes, sus cuerpos mezclan el cuerpo y el espíritu, con aquella música que bailan en la Plaza y en las Calles de Huesca, cuya letra dice: ¡“San Lorenzo, San Lorenzo, en que buen tiempo has venido, en el tiempo de la trilla, que todos tenemos trigo. Trigo, trigo , trigo lo que sobre p´al bolsillo!”.  

En el folleto Solemnes Completas, se escribe sobre la  Oración de la noche, se contempla en su portada, un Organo, que colocó la fe de los devotos de San Lorenzo y lo adornó con el Arte y que a veces suena, presidido  en su cumbre, por un ángel  que sopla una trompeta, extendiendo con sus alas el sonido por la bóveda de la Basílica. Pero por todo  el templo unos tubos extienden la música por todos sus espacios, unos en la bóveda y otros en las tres naves, ocupadas por los bancos, en los que los fieles se sientan y se ponen de rodillas.

Y entre tanto, en las Completas de San Lorenzo,  el presidente de los fieles, pronuncia en latín, las siguientes palabras.”Noctem quietam et finem perfectum  concedat nobis Dominus Omnípotens”, en tanto los cantores repiten los mismos deseos, en castellano:”Una noche tranquila y un final perfecto nos conceda el Señor Omnipotente”.

El Lector, recuerda los problemas de durante muchos siglos, han amenazado a los fieles, diciendo: “Hermanos, sed sobrios y vigilad: porque vuestro enemigo, el diablo, como león rugiente, da vueltas buscando a quien devorar: resistidle  firmes en la fe. Y Tú, Señor, ten misericordia de nosotros”.

Son viejas estas palabras, pero siguen siendo la verdad, pues los cantores, las pronuncian con sus voces, acompañadas por la sublime música.

Van pasando los años y los siglos y el hombre ha cantado el Salmo 90, (a la sombra del Omnipotente), que dice 1,- Tú que habitas el amparo del Altísimo, que vives a la sombra del Omnipotente.  

2.- Di al Señor. “Refugio mío, alcázar mío, Dios mío, confío en ti”

3.-Ël te librará de la red del cazador, de la peste funesta.

4,-Te cubrirá con sus plumas, bajo sus alas te refugiarás.

5.- Su brazo es  escudo y armadura. No temerás el espanto nocturno.

6.- Ni la flecha que vuela de día, ni la peste que se desliza en las tinieblas, ni la epidemia que devasta a medio día.

Después de varios salmos, expone la antífona el siguiente Himno:

Antes que anochezca, Creador del Universo, te pedimos que, por tu clemencia, nos guardes y protejas. Se alejen los  sueños de la noche, domina a nuestro enemigo para que no se manchen nuestros cuerpos. Jesús a ti la gloria, que naciste de la Virgen, con el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos eternos. Amén.

Luego sale el Cántico de Simeón, que fue un hombre anciano, a quien Dios le prometió que vería a Jesús, antes de morir. Un Coro canta el Cántico de Simeón, acompañado por su Orquesta, diciendo: “Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz y sigue. Porque mis ojos han visto a mi Salvador. A quien has presentado ante todos los pueblos. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.

De la misma forma que le llegó la alegría al anciano Simeón, cuando vio a Cristo, le llega cada año la alegría a la Ciudad de Huesca, cuando llegan las Completas, la víspera de San Lorenzo, porque se pone toda la Ciudad a vestirse de danzantes, a procesionar,  a cantar San Lorenzo , San Lorenzo , en que buen tiempo has venido, a entregarle a su Patrono flores y frutas y a asistir al Parroquia de San Lorenzo, para escuchar las Completas, que le recuerdan  el paso del tiempo hacia un cielo futuro.

Para acabar los actos piadosos, hacen al terminara las completas el rezo de la Salve a la “clementísima y piadosa dulce virgen María”.

Para acabar los solemnes actos de las Solemnes Completas, el Coro , la Orquesta y todos,cantan:”San Lorenzo, Patrono de mi tierra,-de esta tierra bendita de Aragón,-que en su alma celosamente encierra-siempre viva la llama de su amor.

Loa oscenses, postrados a tus plantas,-y admirando tu fe sobre el dolor,-te suplican infundas en sus vidas-los alientos que el cielo te otorgó”.

Para acabar se canta esta estrofa solista que dice así:

Te ofrendamos primicias de los campos,-fecundados por ese mismo sol,-a cuya luz tus ojos entreabrieron,- en tu cuna de oscense y de español.

Aceptad nuestra ofrenda perfumada- con el mejor perfume: la oración;- y vierte sobre Huesca y sobre España-la dulce gracia de la bndición”.

¡Cómo me acuerdo de José María Lacasa y de Ernesto Banzo, cuando oigo cantar este Himno de  despedida a San Lorenzo!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario