miércoles, 24 de mayo de 2017

Chile, que hizo feliz a Pedro Ruiz




Pedro Ruiz es un amigo, que organiza viajes a lejanas tierras. ¿De qué le viene esta afición? Sencillamente, porque  casado hace unos años, se quedó sin trabajo y eligió viajar a un hermoso País, que tuviera  un lúcido  porvenir, para gozar de sus delicias.  Se marchó a Chile, acompañado por uno de sus hijos y  su esposa, acompañada por el otro hijo, se quedó en España. Con un gran sentimiento de dolor, los dejó en la península española, para evitarles algún período de apuros en  el viaje  y tal vez de dolor. Al principio sufrió por no encontrar trabajo, pero cuando lo encontró, fue verdaderamente feliz, por elegir viajar a Chile, que  es un País de los más largos del Mundo, de Norte a Sur. En el Continente sudamericano mide más de cuatro mil kilómetros, pero alcanza otros tantos,  camino del Océano que llega al  Polo Sur.

Por el Oeste está bañado por el Océano Pacífico, por el Sur por el Océano Antártico y por el Este, está vigilado por las Montañas de los Andes.

Con la belleza de los Andes, sobrevolados por los  cóndores  por el Este, y por el Oeste bañado por el Océano más enorme de la Tierra, es decir por el Océano Pacífico, parece que Dios o los dioses creadores, han formado una larga joya geográfica, que goza de los elevados Andes y del bajo Océano. Se pueden contemplar toda clase de paisajes, como los observan los cóndores cuando vuelan sobre las cimas montañosas y se pueden contemplar ídolos en la famosa isla de Pascua, con aquellas figuras humanas, que parecen estar preguntando sobre el destino humano. Es admirable la cantidad y el misterio de esas figuras humanas que proliferan por toda la Isla de Pascua. Están llenas de misterio, pues sus creadores han desaparecido y allí están preguntando con sus miradas fijas, los misterios de los hombres, en aquel lugar tan solitario. Parecen aquellos grupo de  figuras humanas, las antecesoras, pero que no lo son, ya que se acabaron en el Mundo, de los habitantes de la República de Chile, cuya Capital es Santiago de Chile, alojada en el propio Continente Americano, mirando al Océano Pacífico. La fundación de Chile data de 1810 y tiene dicha República alrededor de diecisiete millones de habitantes.

Es un País totalmente original, como si fuera un largo rabo,  colocado en una posición con la que arrear hacia adelante  el progreso de sus habitantes.

Por el Norte se puede contemplar el Desierto de Atacama, que es el más árido del Mundo. En él se explota el mineral del cobre y también el del litio. Cuando yo era niño proliferaban en las carreteras de los pueblos, anuncios del Nitrato de Chile. Ahora ya no se anuncia con la misma intensidad el Nitrato de Chile, gran fecundante de los cultivos, porque como dicho nitrato era producido por las heces de millones de aves, ya casi se ha agotado.

Los chilenos aman la Naturaleza y le arrancan en el Desierto de Atacama, el agua que no se encontraba en su suelo. ¿Cómo lo hacen?, sencillamente ponen el  aire redes que se impregnan de agua, cuando pasan sobre su tierra las nubes, que suben del Océano Pacífico. Llaman a la niebla marina la Comanchaca, que proporciona humedad específica y muy rara.  Llegan los habitantes del desierto y ven caer sobre sus huertos, el agua que les hace producir sus alimentos. ¡Cómo consiguen los chilenos hacer producir las tierras más áridas del Mundo!. Atacama es la comarca chilena más norteña, porque son quince las regiones de Chile. Las llamas son animales “camélidos”, que proliferan en Atacama y con las nubes que no llueven, le dan a esta región un carácter especial.

De Norte a Sur, va cambiando por regiones, el aspecto ecológico de cada una de ellas. Se fundaron quince Regiones en año de 1976, dejando  a la isla de Pascua y al Archipiélago de Juan Fernández como “elementos especiales”. Se constituyeron quince Regiones, entre las cuales se encuentran las de Terapacá,  Antofagasta, Atacama, Valparaíso,Anaconda y Magallanes,con la Antártida Chilena.

Es Chile un País maravilloso, donde se vive en el desierto, en las aguas del mar, en los paisajes casi polares, en donde se encuentran tierras que recuerdan a Holanda por los tulipanes que embellecen, aquel País.

Sólo podría faltarle algún poeta que cantase su belleza, pero no le falta porque Pablo Neruda fue un Gran Poeta Chileno,que nació en la ciudad de Parral el año de 1904,hijo de un ferroviario y murió en Santiago de Chile en 1973 y alcanzó el Premio Nobel de Literatura.

Escribió “Oda a las casas”, en que escribe .”Amo las cosas locas-locamente-me quitan las tenazas,-las tijeras,-adoro- las tazas,- las argollas,-las soperas.- Ni hablar por supuesto del sombrero”.

¡Que no sería capaz en ese País tan diverso, de poetizar, desde la Tierra de Fuego, hasta las llamas ,que viven en el desierto de Atacama!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario