jueves, 4 de mayo de 2017

Estelas discoideas, antiguas piedras funerarias




Es la Estela Discoidea,  una serie de piedras  de épocas antiguas, que fueron usadas como recuerdos funerarios, que unas veces señalaban la vida en el cielo y otras, la noche  y la muerte. Parece que esos más antiguos monumentos funerarios en el Mundo, al tiempo que se acogían a la luz del  Sol o al Fuego, fueron  los Lauburus. Estos aparecieron de una forma de brazos rectos, que representaban  la Cruz Gamada. Pero esas cruces gamadas, cambiaron su  aspecto al de los Lauburus, que huyen de la total rigidez  de los brazos de la   Cruz, pues se tornan, en unas cruces, que no son rígidas, sino   que sus cuatro brazos curvos, los hacen girar,  unas veces hacia la izquierda y otras hacia la derecha.
  

Del Lauburu, procede la estela cántabra,  de origen celta, llamada Lábaro o del Lábaro procede el Lauburu.  Aparecen también las Laudas para señalizar las sepulturas. Hasta principios del siglo XX, se ha conservado en Cantabria la costumbre de rezar un Padre Nuestro, mirando al Sol en el Ocaso, pues se creía que allí moraban los muertos. El Lauburu vasco remonta sus orígenes a las teorías vasco-cantábricas,  que fueron estudiadas por historiadores vascos durante los siglos XVI y XVIII. Según algunos el Lauburu vasco es una interpretación moderna del Labaro Cantábrico. Se llega a considerar que los cántabros y los vascos tuvieron una historia común, durante siglos.

Este símbolo del Lauburu y el Lábaro,  no es absolutamente vasco, pues también se encuentran orígenes indoeuropeos, como también se muestran  en Santander y en Asturias.

En cuanto a la Laura Funeraria, citaremos la que se exhibe en el Museo de Huesca.


Procede  de la segunda mitad del siglo VI, después de C., época en que se creó una Lauda Funeraria o Sepulcral,  en la localidad de Coscojuela de Fantova, en la provincia de Huesca. Es romana y está preparada por el sistema romano del mosaico.  La imagen tiene el tamaño del pavimento necesario para enterrar al fallecido, junto a símbolos cristianos, y la imagen está rodeada por un escrito en latín. 

Los Lauburus son una variante curvilínea de la Cruz Gamada. Se encuentran en casi todo el Mundo, como China y la India. En España adorna sobre todo el Norte y en él,  las Vascongadas, Navarra, Aragón. Se encuentra también en Santander y Asturias. En  Vascongadas y Navarra  se ve el Lauburu con mucha frecuencia y en Aragón prolifera por la provincia de Zaragoza y por Huesca. En Arbaniés, a unos cinco kilómetros de Siétamo, con su nombre igual que el de Arbuniés en Navarra, se encuentra un espléndido Lauburu, apoyado en un corazón invertido. Como escribo en mi artículo “Lauburus y frontones”: “Además pertenece  al grupo de Lauburus, que simulan girar sus hojas de derecha a izquierda, que hace alusión a la vida eterna, al contrario que otros, que giran de izquierda a derecha, protegiendo los acontecimientos de la vida”. Muy cerca de Arbaniés, se encuentra el pueblo de Coscullano  y en casa de Mur, en un armario de madera,  se encuentra un  lauburu, que gira hacia la izquierda. De ahí  a unos cinco kilómetros de Siétamo, estuve en Velillas y ahí me llamó la atención un Lauburu de 1780, sobre la puerta de casa del “Ferrero”. Cerca de Velillas se ve el pueblo de Torres de Montes. En casa Mairal y en casa de Lera, se encuentran encima de las puertas de las casas, dos lauburus, de los que en cada domicilio,  uno gira hacia la derecha y otro hacia la izquierda.

Pero aquí se colocó en una casa de Velillas un Lauburu en 1780 y sin embargo yo no he visto por los alrededores de Siétamo, Estelas Discoideas. El origen de esta clase de señalización funeraria es de la época del Medioevo, que en Velillas se prolonga hasta el año de 1780.
Estele discoidea Fuenteespalda (Terue)

Las estelas de Fuentespalda, fueron expuestas en Teruel, en la Edad  Moderna. Se encontraban colocadas sobre las tapias del Cementerio local, como en su interior.  También existen Estelas Discoideas  en otras localidades de Valderroy y Cretas. El año de 2003 crearon en el Cementerio de Fuendespalda un lugar de carácter cultural e histórico. La colocación de estelas discoideas, ya lo muestran en documentos durante la Edad Media, pero no proliferaron hasta el siglo XVI. Las estelas discoideas de piedra tienen su parte superior en forma de disco o círculo, colocadas en una base en forma de trapecio, que se hincaba en la tierra, como sujeción de la Estela.

Las Estelas de Fuendespalda  repiten  con frecuencia las cruces cristianas. Además hay una corona real, otra representando un tocado arzobispal y una tiara pontificia.

José Antonio Benavente publicó unos comentarios sobre las Estelas Discoideas de Fuentespalda,en la Provincia de Teruel,”que por su iconografía, constituyen un claro ejemplo de perduración simbólica, ya que fueron construidas durante la Edad Moderna”.

Entre esos comentarios Benavente, escribe: “Entre las Coronas se observa la presencia de Corona Real con bordura simple y Corona Real rematada con una cruz y ocho florones de acanto y diademas.Otros elementos símbólicos representados en las estelas con el Globus Mundi rematado por una cruz patriarcal con dos brazos superpuestos; lacerías o representaciones florales de cinco cuerpos e incluso herramientas como aperos de labranza y útiles de picapedrero que aluden a oficios”. ¡Como se observa el destino representativo de las Estelas de Guipuxcoa y las de Teruel¡.

Aunque las Estelas, que se encuentran en el País Vasco u en Teruel son casi todas posteriores a las más antiguas ,como la de Amescoazarra, tal vez de origen celta; las de Liscar (Liédena), Arazuri y Soracoiz y eincluso de influencia ibérica. osea la del Castellara de Javier,anterior a la romanización. Pero la presencia de Estelas , más moernas, empiezan a ser las del siglo XV, del XVII hasta el XIX.

En Teruel, las comarcas del Matarraña y del Bajo Aragón, se dieron ya en la época ibérica,las estelas funerarias de piedra, que representan lanzas, escudos, jinetes, buitres y orlas decorativas.



Estos días de mayo del año 2019, he estado en Pamplona y he visitado el Museo del pueblo de Lizoain y también el del Monasterio de Iranzu. En sus Estelas se ven en muchas de ellas su división en dos partes, una un disco circular, montadas sobre un cuello, muchas veces de forma trapezoidal. La Estela posee dos ofrecimientos, uno su forma plástica y su oferta espiritual, pues en muchas Estelas, aparece la Cruz de Cristo. Se han datado las Estelas de Fuentespalda (Teruel) y las dos de Navarra en épocas simultáneas, a saber los siglos XVI y XVII. También las hay del siglo XVIII e incluso del siglo XIX.

Su decoración quiere hacer ver en las Estelas, la radiación solar, como haciendo visibles las almas de los difuntos, que intentan rendir respeto al Sol, que imita con su presencia,  la de Dios. Estas Estelas de piedra, adornan el ambiente con su belleza decoradora, pero es además una conservación en los cementerios, de la personalidad del hombre, que pone de manifiesto su fe y sus creencias.

Unas veces se encuentran adornos geométricos y astros. Se ven en algunas Estelas signos solares, en otros la Luna. En varios cementerios,  como el de Lizoain, aparecen estrellas y signos solares. En Navarra se encuentran bípedos alados y serpientes. Otras veces son vegetales, como flores de Lis. En diversos puntos de Navarra se ven instrumentos de trabajo, como podaderas de viña, martillos, arados e instrumentos de cultivo, Se ven escenas de instrumentos de las hilanderas, carpinteros, leñadores y algunas armas de lucha.

En Lizoain, me llamó la atención una estela en la que figuraban las letras griegas Alfa y Omega. Se observan otras estelas místicas, además del anagrama de Cristo, las iniciales de MA (María), la elipse, que simboliza al Ojo Divino. A veces coinciden en un cementerio de Navarra, el anagrama IHS, junto a una Cruz.

Hay una simbología astral, que simbolizan el Sol, la Luna y las estrellas, que al hombre le inspiran un pensamiento mágico o religioso. El hombre tiene pensamientos de adorar a Dios, que lo identifica con el Sol. Los rayos solares iluminando una Cruz, inspiran una Luz Divina.

La Luna es la luz de los muertos e inspira una mitología, que hace al hombre, junto al sol y a las estrellas, un símbolo que Dios ha inspirado en el Universo creado por El.

Desde los lauburus, la Lauda funeraria y las Estelas,el hombre ha buscado su origen en Dios y las ha representado por todo el Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario